El Alfa Seeth.

El Alfa Seeth.ES

Dunkathe   En proceso
goodnovel16goodnovel
0.0
Reseñas insuficientes
20Capítulos
196leídos
Leer
Añadido
Resumen
Índice

Luego de pasar muchos años fuera de las tierras de su padre, aprendiendo e instruyendose, Seeth, atiende el llamado de su manada y vuelve a casa para afrontar su destino como el próximo alfa. En casa lo espera su pareja, quien ha pasado años enojada por su ausencia. Juntos, deberán cumplir la profecía, y salvar a todas las comunidades de Teriantropos de un peligro inminente.

Leer más
El Alfa Seeth. Novelas Online Descarga gratuita de PDF

Último capítulo

También te gustarán

Libros interesantes del mismo período

Comentarios Deje su reseña en la aplicación
No hay comentarios
20 chapters
Capítulo 1:
Los habilidosos labios de aquel hombre se paseaban por los de la joven chica con facilidad. Ambos deseaban aquel contacto, querían sentir su piel ardiendo en contra del otro. Separaron sus labios y sus lenguas bailaron, sin timidez o remordimiento. Ambas se rozaron con total deseo... pero esto no estaba bien. —¿Cómo es posible que esta persona me llame de esta manera? — Pensó la joven.Se obligó a separar el beso, poco a poco lo fue logrando. El no la obligó a continuarlo, era su cuerpo quien no respondía a sus órdenes.... su loba interior intentaba sobreponerse a su propia conciencia.— ¿Podría ser el mi pareja? — Se preguntó.Pero si aquel hombre era su pareja... eso significaba que la sacaría del más grande problema que tenía hasta ese instante... o que tal vez, era el mismísimo Seeth.— ¿Vas a enamorarte de mi luego de ese beso? — Preguntó con un tono socarrón, cuando finalmente lograron separar sus labios. — Espero que no, porque realmente me gustan los retos.Ella se enojó y l
Leer más
Capítulo 2:
— Bueno... eres libre de sentarte allí, pero no me molestes demasiado, ya me tomé una botella de Whisky yo sola... y nada bueno pasa con una Luna ebria y enojona. — Ariel era plenamente consciente de sus facultades mentales. Hacía falta muchísimo alcohol para mandar su resistencia al carajo, pero siempre que bebia, así fuera un poco, sus mejillas se sonrosaban.— No se preocupe... Creo que solo estaré aquí sentado, escuchando música en mis audífonos... pero, si está muy aburrida o solitaria, puedo encargarme de llevarla a casa. La joven pensó en su moto, sola y abandona en casa de Cristina, y pensó pedirle que la llevara hasta ella, pero no sería nada responsable conducir a casa, luego de haber comenzado a beber.— La verdad estoy aburrida aquí sentada, es luna creciente, y lo más que he hecho, ha sido tomarme esa botella, y sentarme aquí. — Confesó la mujer levantándose. — Tal vez pueda aceptarte un paseo por el bosque.Su genuino interés y curiosidad por el joven era latente. Sentí
Leer más
Capitulo 3:
— ¿Realmente harás esto? — Pregunto Ari a su hermano, evitando forcejear con el.El la llevó al auto prácticamente arrastras, a veces lamentaba haber normalizado ese tipo de comportamientos en el.El jamás le había permitido tener una pareja o incluso una simple aventura, todo aquello lo había hecho por completo a escondidas, pero al tener aquel enlace de emociones y sentidos con su hermano, él siempre terminaba descubriendola.Aquello que al ser pequeños se los mostraron como una bendición, pero en realidad era la peor maldición que ella había vivido. — Esperen aquí. — Le gritó el gemelo a sus amigos. Su ceño fruncido no le quitaban la belleza a sus ojos azules.La chica pudo ver la expresión divertida que tenía el forastero mientras su hermano arrancaba el auto. El cabello rubio platinado de su hermano ondeaba en el viento, furioso, como su mirada.Ella solo volteo los ojos y se dejó llevar a casa, veinte minutos pasaron antes de llegar a la puerta de la residencia.— Aquí estás, l
Leer más
Capitulo 4:
Casi un mes después, Ariel se levanto muy temprano en la mañana para salir con su padre.El Alfa Francis los había hecho llamar desde el día anterior y tendrían una reunión con el.Se colocó un fresco vestido Azul, de flores blancas, con un par de sandalias altas, con plataforma oscura. Tomó el collar que su hermano le había regalado y se lo colocó. Lo miro con algo de pena, ya que el cristal azul que tenía, se había astillado luego del golpe que le propinó el mes anterior. Se sintió un poco estúpida y no se avergonzó de utilizarlo, después de todo, se lo dio, su "alma gemela".Vió a su padre esperándola en la entrada, con el auto preparado, obviamente no la dejaría llegar en motocicleta a la casa del Alfa Francis.Kaleth tenía un traje oscuro, parecía de gabardina fina. Tenía zapatos y corbata negra. Además, llevaba su oscuro cabello atado en una cola corta tras su cabeza.Aquella mañana ambos habían despertado tarde. Kaleth había abierto los ojos aproximadamente media hora después d
Leer más
Capítulo 5:
Ariel caminaba a la cocina, completamente agobiada y pensando en lo que ahora debería hacer, cuando el paso apresurado de Seeth la alcanzó a medio camino.— Siento mucho todo esto. — Le dijo una vez llegó a su lado. — No quisiera que te vieras obligada a hacer nada por mi. — Tu también estás atado a esto. — Respondió a ella. — No es como si después pudieras huir de este enlace... o si?El pensó unos segundo, y era verdad. Ambos habían estado atados por muchísimo tiempo ya, y romper aquella unión, podría generarles un dolor tal, que podría infligir la muerte. El rechazo o cancelación de marca, era algo extremadamente complicado de superar, y aún si lo hicieran, podría traerles consecuencias graves a largo plazo, después de todo, estarian perdiendo aquello que los complementa.— No... lo siento.— Eso supuse. — Dijo ella aún molesta.Caminaron en silencio por el largo pasillo de preciosas ventanas, hasta llegar al comedor, donde una joven sirvienta de ojos risueños los atendió. Era una
Leer más
Capítulo 6:
En la parte exterior de la muy importante sala de reuniones, Ariel esperaba por su padre para poder salir a casa. Aquel enorme lugar le parecía demasiado sobrio, demasiado monótono, aburrido.— Si de verdad seré la luna de esta gris y vacía casa, carente de vida y emoción... tendré que encargarme de que este lugar cambie, porque es terrible. — Pensó Ariel.Inmediatamente escucho la joven voz de Seeth reírse en la lejanía. ¿Habría escuchado...? No, no tenía sentido, aquello solo fue un pensamiento. Tal vez el heredero se reía tan fuerte, que podía escucharlo desde el lejano pasillo de oficinas.Luego de otro momento de infinito silencio y quietud, Ariel tomó su teléfono y se dirigió al grupo donde se comunicaba con sus amigas: "Hoy en mi casa, traigan pijamas chucherias y alcohol, porque este problema es de otro nivel"Apartó la vista de su teléfono, para mirar cómo la puerta se abría. Alfa Francis, Beta Kaleth y Gamma Felipe, salieron juntos, se veían bastante agotados. Sus caras dije
Leer más
Capítulo 7:
— Vamos chica, despierta.. — Escucho la voz de Cristina en su oído. — Es más de medio día, tienes que comer algo decente, a parte de chucherias.Ariel abrió los ojos y miro lentamente a su amiga. — No quiero levantarme de aquí — Sabía que harías esto. — Confesó — Así que Aegida viene subiendo con la comida... — Solo quiero comida chatarra. — Ariel se incorporó y le hizo un puchero.— También lo vi con antelación, así que pedí pollo frito. — Terminó por decir su amiga. La puerta se abrió y Aegida entró con 5 bolsas. — ¿Como dice esa propaganda humana? — A las chicas de verdad les gusta el pollo frito. — Respondió Ariel, tomando una bolsa entre risas. — ¿Cómo sabían que estaría tan bajoneada hoy?— Bueno, sabemos que este día sería difícil, y que al haber regresado este muchacho, estarías agobiada. — Trato de decir Aegida.— También peleaste dormida toda la noche. — Confesó Cristina, interrumpiendo a su amiga.— Lo siento... es verdad, estoy muy preocupada.Acomodaron la cama para c
Leer más
Capítulo 8:
Seeth se recostó de la estructura de madera y suspiro. Ariel se subió a ella y se sentó al borde, tal como el Alfa Francis.— Con su permiso... me ausentaré un rato. — Dijo Cristina rompiendo el silencio entre los que quedaban. — Seria buena idea que te tomes la noche con calma. — Le dijo Seeth. — Hay algunos amigos extranjeros por ahí, tal vez, luego... te los presente.— Podríamos irnos en una noche de Tasca. — Le dijo Cristina. — Ariel conoce unas que abren cuando la luz de la luna comienza a bajar. — Termino ella apartándose.Alfa Francis la miró, y Ariel se avergonzó un poco. — Son jóvenes. Lo menos que espero que hagan para aprovechar su juventud, es que se reúnan en una taberna, o en una discoteca. — Dijo el hombre con una risa. — No tienen que quedarse en la corrida de la madrugada.— Realmente, no tenía intención de quedarme en la corrida, aunque se supone que hoy volvería a ser una noche de chicas. — Respondió ella.— Si no quieres que vaya, no te preocupes. — Le dijo Seeth
Leer más
Capitulo 9.
Seeth continuó irradiando luz por un rato. Cosa que parecía irritarlo. Lo que quedó del festival, se mantuvo lejos de su novia, riendo y hablando con todo aquel que se le acercara.— Ya tengo tus respuestas. — Dijo Felipe a través de su enlace mental— Luego de recibir la información formación, llevare a las chicas a la tasca de siempre. ¿Vendrás?Seeth miro a su novia desde donde estaba parado, se la veía feliz sonriente y un poco tranquila. — No quiero molestarla. Pero tocará ir, nos involucra a ambos.— Tu ojos estás vidriosos. — Le dijo una joven chica de cabello rojizo y acento ruso, a quien llamaban Irina.— ¿Con quién hablas? — Pregunto Eleonor, quien lo vio con curiosidad.— Hablo con mi Gamma. — Respondió con un tono sereno.***Luego de un par de horas, la luna comenzó a tomar su lugar más alto, y Ariel se reunió con su familia, para volver a sacarse sus vestiduras y esperar la transformación.Aquella noche, también se acercaron la familia de Aegida, la de Cristina, la de F
Leer más
Capitulo 10:
Volvieron a tomarse de las manos, esta vez de forma un poco más tímida que antes, y se apartaron en silencio, caminando a la pista de baile.— ¿Solo yo noté eso? — Preguntó Aegida.— Si... parecía... — Morgan miro su propia mano algo sonrojado. — Como si se hubiesen encontrado en ese momento.— Finalmente consiguió pareja. — Susurró Ariel.— Salud por eso. — Brindo Seeth, con su vaso de whisky.Luego de un momento, los otros hermanos Murray fueron a la pista de baile, a conseguir alguien con quien divertirte. Dejando a las dos parejas restantes en la mesa.— Aprovechemos ahora. — Dijo Felipe. — Tenemos que hablar.Los cuatro miraron a la pista de baile antes de ponerse serios.— Lo primero es que, el anciano Therion expreso los preocupación de los otros ancianos a esta extrana lejanía que tienen ustedes dos. Están profundamente preocupados porque ustedes no parecen interesados en el otro. — Comenzó Aegida.— Claramente esta preocupación se vio disipada en el momento en que comenzó la
Leer más