Una niña en mi vida

Una niña en mi vidaES

FannyMotta  En proceso
goodnovel12goodnovel
0.0
Reseñas insuficientes
11Capítulos
162leídos
Leer
Añadido
Resumen
Índice

Anael, un ángel de alas blancas con puntas azul cielo, tiene una vida perfecta, no tiene nada de qué preocuparse. Pero la verdadera razón de su existencia sale a la luz, él no la acepta y lucha con todas sus fuerzas para seguir otro camino. Elisa, nacida en una familia complicada, y con defectos en su cuerpo. Ella es la misión de Anael. Sin embargo, para él, ella no es más que cualquier otro ser humano. ¡Un ser despreciable! Su desprecio por la mayor creación del señor nunca se ha ocultado, pero ¿hasta dónde llega este sentimiento cuando nota que Elisa no es como las demás?

Leer más
Una niña en mi vida Novelas Online Descarga gratuita de PDF

Último capítulo

También te gustarán

Libros interesantes del mismo período

Comentarios Deje su reseña en la aplicación
No hay comentarios
11 chapters
Prefacio
"Si cierras los ojos con fuerza y te concentras sólo en mí, cuando los abras, podrás verme".Desde la distancia, mi mente ha estado repitiendo esa frase, una y otra vez, día tras día. ¿Qué significa?Mi cabeza palpita, intento a toda costa entender lo que significa esta simple frase, y ¿cómo sé esta frase? ¿Alguien me lo ha dicho? Y si es así, ¿quién?Siento mis ojos pesados, mi cuerpo y mi mente están agotados, mis ojos se cierran lentamente, siento que el sueño me lleva a la oscuridad, pero antes de que pudiera apagar completamente mi mente, esta frase se repite una vez más en mi mente.
Leer más
1
Caliente... ¡Aquí hace mucho calor!Abro los ojos y veo algo brillante, un brillo muy bonito, tengo ganas de tocarlo. ¡Voy a tocarlo!Estiro la mano y la pongo en un punto del resplandor y noto que emana calor. Un mal sentimiento me invade, creo que estoy frustrado, no entiendo cómo puedo definirlo, sin embargo sé exactamente lo que siento. Ahora, ¿por qué no puedo sostenerlo? ¿Por qué está caliente pero no se quema? Y, ¿qué es este brillo? ¿Por qué no lo sé?- Anael, mi hijo. - Oigo una voz muy fuerte, pero con una sorna tan dulce.Miro en la dirección que viene el sonido y no puedo ver al principio, el brillo de allí es más fuerte que este brillo de aquí, y diferente del de aquí que es rojo, el de allí es blanco... Parpadeo varias veces mis ojos, y me los froto con las palmas de las manos hasta que puedo ver:Un cuerpo alto, muy alto, brillante y todo de blanco, y a su alrededor hay varios otros cuerpos, un poco más bajos que el cuerpo alto, brillante y blanco.- Levántate Anael" -
Leer más
2
TIRINTINTIM Y así comienza otro día, las trompetas soplan y los aprendices se despiertan. Mi primer día fue un poco difícil, después de todo, nunca había hecho eso antes, y ser el novato no es fácil. Mi primer día fue bastante... Um... Es curioso, digamos; todos los aprendices eran cuatro días mayores que yo, y todos, sin excepción de ninguno, se burlaban de mí, y lo peor, es que ni siquiera sabía lo que hacían, hasta que el entrenador Suriel los regañó y les dijo que no se pueden burlar de un hermano ni de nadie, esa no es la actitud de un hijo del Señor. En mi primer día de entrenamiento (segundo día de vida) me caí tantas veces que los ángeles curanderos tuvieron que vendarme las rodillas y las palmas de las manos. También descubrí que el "señor" al que se refería Suriel era el mismo cuerpo grande que sobresalía entre los otros cuerpos que había visto el día de mi nacimiento, y que también era suya la voz que escuché cuando comí por primera vez, era él hablando en su forma
Leer más
3
Enormes puertas recubiertas de oro fino, tachonadas con diversas piedras preciosas como rubíes, zafiros, diamantes, esmeraldas... Son tantos que ni siquiera puedo enumerar los nombres de todos ellos - Es que todavía no me los sé todos, pero sé que no tardaré en conocerlos todos.En este momento todos los aspirantes a ángeles aprendices, estamos en el pasillo esperando la hora de entrar dentro de la gran sala de ceremonias, Suriel está de frente a las grandes puertas y de espaldas a nosotros; siento que mis manos y piernas ceden, paso el dorso de mi mano con la intención de removerlas, mi corazón late tan fuerte que soy capaz de escucharlo como si estuviera dentro de mis oídos. Salgo de mi autoanálisis cuando oigo los pasos de los aprendices moviéndose. "Me pregunto si Suriel ya dio la orden, pero estaba tan perdido que terminé por no escuchar". - Me pregunto pensando.- ¿Estás durmiendo, Anael? ¿No me has oído decir que te pongas al frente de la fila? - Dice Suriel a mi lado, casi se
Leer más
4
- Hoy el paraíso está de fiesta -dice mirando a todos los que están dentro de la sala- Hoy damos la bienvenida a diez nuevos miembros a nuestra familia celestial -hace una pequeña pausa, mira a todos los aprendices, y luego continúa- Pónganse hombro con hombro.No me muevo del sitio, no hace falta, los aprendices que estaban detrás de mí se mueven y se ponen al lado de los demás, y yo que era el primero ahora soy el octavo de la fila.- Zaniel, el que me tiene por juez -llama el señor refiriéndose al primero de la derecha- Es con gran placer que te entrego, tan honda son tus alas, date la vuelta.Zaniel hace lo que le dicen y el señor pone su mano derecha en la espalda de Zaniel. Un resplandor blanco aparece, pero no hasta el punto de necesitar cerrar los ojos, es una luz tan hermosa para estar, pero la hermosa escena da paso a un grito agonizante. Mis ojos se abren de par en par, ¿por qué grita?- Aaaah - grita fuertemente de dolor, sus rodillas se doblan y caen al suelo junto con su
Leer más
5
**Trescientos sesenta y cinco mil días después, o un año en el tiempo de los ángeles**408... 409... 410... - ¿ANAEL? - Dejo de contar mis abdominales al oír la voz de Suriel llamándome.- ¡Aquí entrenador! - Llamo su atención para indicar mi ubicación y luego vuelvo a mi actividad.- ¿Por qué sigues aquí, Anael? - por el tono grosero que usó conmigo, ya sé que Suriel está molesto conmigo. Otra vez. Suspiro con fuerza, el cansancio está presente en mi semblante.No debía estar aquí en el CAAC (Centro Académico de los Ángeles Custodios), debía estar en el portal del paraíso, junto con los demás ángeles custodios, yendo a cumplir una tarea primordial para mi clase.- No creo que observar a los humanos sea más importante que entrenar para defenderlos -digo la excusa de siempre, tuvo un buen efecto.Pero, a diferencia de las otras veces, la única respuesta que obtengo de Suriel es su silencio y su mirada de desaprobación hacia mi actitud. Sé que él sabe que estoy evitando al máximo volver
Leer más
6
- ¡Ahhhhh! - Miro con el ceño fruncido a la humana que está en una camilla de hospital, todo indica que ella está dando a luz - ¡Ahhhhh! - con cada grito de dolor que da las lágrimas se escapan de sus ojos mezclándose con el sudor que corre por su frente, su pelo rubio se le pega a la cara a causa del sudor.A su lado, un humano, de pelo rizado y castaño oscuro, y piel pálida está sosteniendo la mano de la humana, supongo que es su acompañante, y padre del bebé que viene a formar parte de este horrible mundo, siento pena por este niño, al humano le tiemblan las piernas, tiene los ojos cerrados con fuerza, no entiendo por qué tanto miedo.Simplemente aparecemos aquí, en este pequeño lugar lleno de los gritos de dolor de este humano. Pasar por el portal, no es tan sencillo, los ángeles sin autorización, o sin una posición elevada en el paraíso, no pueden pasar. Suriel forma parte de los ángeles con autoridad para cruzar el portal, es comandante de la clase de los protectores, por lo que
Leer más
7
- ¡Vamos, Anael! Oigo la voz de Zaniel llamándome por tercera vez. Llevo tumbado en mi catre desde que volví del mundo humano con la información de que voy a ser un ángel de la guarda, desde entonces he ignorado a todo el mundo, sólo quería formar parte de los ángeles de la guarda que luchan, para no tener que ver el terrible mundo de los hombres, pero me has hecho convertirme en un ser humano de la guarda, que ahora es inocente, pero cuando crezca será tan detestable como cualquier otro.- ¡Levántate! ¡Deja de actuar! - oigo su voz ligeramente alterada."Puff"Me caigo de lado en el suelo, Zaniel, como siempre, lleno de paciencia y amabilidad, giró mi catre y me tiró al suelo sin piedad, a veces todavía me pregunto si todavía tiene diferencias conmigo, o si es sólo su personalidad de todos modos.- ¡No seas un ángel blando, Anael! - me regaña, así parece que se preocupa por mí.- ¡Ta! - Refunfuño mientras me levanto del suelo y pongo mi catre en su sitio.Odio que las cosas se salg
Leer más
8
Y allá vamos, una vez más al tan querido mundo humano, siento algo extraño en mi pecho, mi corazón bombea con fuerza, siento que las yemas de mis dedos dan un ligero temblor... ¿Cómo saldrá? Esta vez no voy a observar, sino a luchar en protección del humano.Miro a Zaniel a mi lado, si está ansioso, solo observando su rostro no es posible saberlo, está tranquilamente serio, en sus manos hay un cuaderno para anotar todo lo que el humano hace bien y mal, pegado a él hay una pluma azul cielo especial, es especial porque no es necesario el uso de tinta para escribir.- ¿Estás ansioso por la primera misión? - tengo mucho que hablar, este silencio me está volviendo loco.- Incluso podría serlo si realizara aquello para lo que realmente fui creado - dice con frialdad.Lo entiendo, quiero decir... creo que lo entiendo, no debe ser fácil prepararse durante todo un año y al final acabar haciendo la misión de otro ángel. No puedo decir que sepa cuál es el sentimiento, porque siempre supe que mi
Leer más
9
- Cuando el día aquí llega a su fin, al atardecer, recitamos palabras mágicas y las notas van directamente al despacho del señor - explica Zaniel.Sólo gestos positivos con la cabeza, debería haber asistido a las clases, es horrible ser el que llega tarde y necesitar las explicaciones de los compañeros.Aunque ya no es mi deber, camino en la misma dirección que la madre de Elisa. Y al llegar mis ojos se abren de par en par, ¿es una madre cariñosa?Una rabia intenta instalarse en mi ser, pero me controlo en la medida de lo posible, ¡no quiero ser un ángel portador de vergüenza de ninguna manera! Miro con asco esta escena:Elisa sentada debajo de la mesa, con un recipiente que lleva escrito su nombre, en su interior contiene restos de comida, que parecen ser de hace un par de días, está comiendo muy rápido, y su madre sentada en la mesa comiendo un buen trozo de filete, con arroz de colores y ensalada, esta mujer está con las piernas cruzadas, y con la pierna que está encima está dando
Leer más