Dos Rusos para Dos Señoritas Rebeldes

Dos Rusos para Dos Señoritas RebeldesES

Bella Hayes  Recién actualizado
goodnovel16goodnovel
0.0
Reseñas insuficientes
28Capítulos
4.2Kleídos
Leer
Añadido
Denunciar
Resumen
Índice

Dicen, que el que escucha, su mal oye, y en el caso de Gema y Jelena es lo que ocurrió. A la rebelde de Gema, le encanta espiar la casa desde la habitación del pánico, un día escucha a su crush pedir su mano en matrimonio. Aunque sorprendida, le molesta la arrogancia de Konstantin Kuznetsov, por lo que prepara un plan anticortejo para evitar caer en las garras del ruso. Ella ha planificado su vida al detalle. Desea el paquete profesional completo: una carrera universitaria, estudios de postgrado y una meteórica carrera dentro del consorcio financiero Evans. El marido y los hijos vendrá después de todo eso. Ni por asomo se casará con un hombre tan retrógrado que piensa que debe hablar de matrimonio con su padre y no con ella. Por su parte, Jelena es comprometida casarse con Mikhail Kuznetsov. El padre de la chica, Ivan Smirnov, tiene una nueva esposa que no soporta a su hija, por lo que la entrega a la familia de su prometido para que la eduque, hasta que llegue a la mayoría de edad y pueda celebrarse la boda. El primer día de su nueva vida, la chica oye un comentario desfavorable sobre ella de boca de su futuro esposo. Llena de ira, siente como dentro de sí despierta su lado rebelde. Jelena es rencorosa y no dejará ofensa sin cobrar, por lo que decide que llegado el momento su prometido se tragará todas y cada una de sus palabras. ¿Podrán los hermanos Kuznetsov enamorar a estas señoritas rebeldes?

Leer más

También te gustarán

Comentarios Deje su reseña en la aplicación
No hay comentarios
28 chapters
Capítulo 1
“Podría fácilmente perdonar su orgullo, Si no hubiera mortificado el mío”“Orgullo y Prejuicio” Jane Austen.Dicen que la curiosidad mató al gato, pero Gema creía que en su caso la salvaría de cometer un grave error en su muy planificada vida.Todo comenzó cuando tenía quince años y estaba en el último año de la escuela secundaria. Según los patrones educativos era muy chica para graduarse y entrar a la universidad y lo hubiese logrado antes, pero su madre, trató por todos los medios de que tuviera una infancia normal. Algo completa y absolutamente incompatible con su elevado coeficiente intelectual.Ese día en particular estaba en uno de sus lugares favoritas de la casa donde vivía: La habitación del pánico. Desde ese lugar se podía vigilar toda la casa porque tenía acceso a todas las cámaras de seguridad e incluso se podía activar el sonido y escuchar las conversaciones. Lo mejor de todo era que el acceso a esta habitación se hacía desde su armario por lo que la consideraba parte d
Leer más
Capítulo 2
Dos años después. Para celebrar el décimo octavo cumpleaños de Gema, sus padres planearon una gran fiesta. Ese día comenzaba la primera parte de su plan anticortejo. Había pensado mucho en la situación y no quería casarse. Con nadie, por lo menos no en ese momento, y mucho menos con Konstantin. Si bien era cierto que le atraía como ningún hombre era capaz de hacerlo, también era cierto que era una chica orgullosa y no caería con un hombre que era tan arrogante que pensaba que podría conquistarla con rapidez. No quería casarse con un hombre ruso, la imagen que tenía de ellos era de dominantes, machistas y retrógrados y por nada del mundo dejaría que un hombre le quitara su libertad. Razones por las cuales sus planes se mantuvieron y como primer paso, ese día, Gema regresó a casa para la celebración acompañada de Brian, su amigo, que se haría pasar por su novio. Cuando sus padres fueron a buscarla a la estación de trenes, la cara de Gael no tenía precio, su niña venía acompañada de
Leer más
Capítulo 3
Al día siguiente Gema pensó que su fiesta de cumpleaños había sido un éxito. Se divirtió mucho y logró su objetivo: Presentar a Brian como su novio para que Konstantin lo viera.La noche anterior bailó con su amigo y con todo el que la sacó a bailar hasta que le dolieron los pies. Konstantin no la invitó a bailar, no se acercó a ella en toda la noche y no bailó con nadie. Parecía una estatua de piedra recostado en uno de los pilares del salón. Podía sentir sus ojos siguiéndola por la pista mientras se meneaba y movía las caderas provocadoramente en su beneficio.Gema se sentía victoriosa, casi le quería gritar: «¿Esto era lo que querías?, ¿a mí? ¡Pues no me tendrás!» La primera batalla de esa guerra no declarada la había ganado ella, pensó con satisfacción. Se sentía eufórica porque había momentos en los que no estaba segura de poder detener la estúpida atracción que Konstantin ejercía sobre ella. Si lo veía a lo lejos, instintivamente comenzaba a caminar hacia él sonriendo, hasta que
Leer más
Capítulo 4
Gema comenzó a ponerse nerviosa, pareciera que cada vez que giraba Konstantin estaba allí. ¡Demonios! No entendía como podían encontrárselo tan seguido. ¿No se había graduado el año anterior y estaba haciendo la residencia en un hospital? ¿Acaso no era cierto que los residentes casi no tenían tiempo libre? Debería andar atendiendo pacientes y no tentándola con su presencia. Lo peor de todo, era que en cada oportunidad en la que se encontraban por “casualidad” él se detenía a hablar con Brian.Gema temía que en cualquier momento le sacara una confesión a su “novio”.―Hola, Brian, ¿cómo has estado? ―preguntó Konstantin―¡Oh! Hola, Konstantin, muy bien, ¿y tú? ―respondió Brian con más entusiasmo del que Gema podía soportar.―Gema ―dijo Konstantin a modo de saludo con una sonrisa arrogante.Ella apretó los labios y lo ignoró.―Te estaba buscando, Brian, tengo dos entradas para el juego Liverpool y Oxford United en el KassamStadium de esta noche ¿Quieres ir conmigo?―Me encantaría ―respon
Leer más
Capítulo 5
Konstantin encontró a Gema en un dormitorio mirando a un borracho Brian que roncaba a todo pulmón encima de la alfombra. La alcoba era grande, con una inmensa cama matrimonial, un tocador antiguo con su espejo y dos ventanales que daban al jardín posterior. Konstantin entró y cerró la puerta, sacando a Gema de su ensimismamiento. ―¿Qué haces aquí? ―preguntó ansiosa la chica.­Konstantin miro largamente a Gema sin pronunciar una palabra, sabía que estaba nerviosa, pero eso no suavizó su rabia. Había estado en peligro, si él no hubiese estado vigilándola podrían haberla drogado y violado, esos chicos estudiaban con ella, Gema se habría confiado, era hora de que entendiera que debía ser más cuidadosa.―Te estaba buscando ―dijo muy serio.―Pues aquí estoy, con mi novio ―respondió Gema a la defensiva.―Tu supuesto novio está borracho y tú estás arriba en una habitación, sola con un hombre que posiblemente pudiera haber bebido o haberse drogado, la fiesta es ruidosa nadie escuchará tus gri
Leer más
Capítulo 6
Konstantin estaba muy avergonzado de su comportamiento, en su furia se había olvidado de que Gema lo estaba observando. Solo cuando escuchó el estrépito del enrejado al caer, se dio cuenta de que se había marchado y no por la puerta precisamente. Corrió a la ventana, vio la reja en el suelo y a una apurada Gema entrar en la casa, bajó corriendo la escalera a tiempo de ver como ella y Mary huían a toda carrera. La policía lo detuvo, pero como estaba sobrio lo iban a dejar marchar, hasta que sus nudillos rotos lo acusaron de haber golpeado a los idiotas que estaban desmayados en el piso superior. Mientras lo interrogaban confesó que había sido él quien los había golpeado, le contó al policía lo que había ocurrido con los dos hombres: la bebida a la que había visto agregar la droga y lo que él pensaba que le iba a ocurrir a la chica. Se lo llevaron preso y por lo que tuvo que llamar a Alexander para que fuera por él a la comisaría. Durante el interrogatorio mantuvo para sí que era Gema
Leer más
Capítulo 7
La segunda parte de su plan anticortejo era la huida.Meses antes de graduarse Gema había empezado los trámites para comenzar un postgrado en MBA. Su destino era Harvard, en los Estados Unidos de Norteamérica.Tal vez era una cobarde, pero no veía otra forma de poner distancia entre ella y Konstantin, y no es que pensara que él fuera un acosador. Estaba segura de que si ella le decía con firmeza que no le interesaba como novio él la dejaría en paz. El problema era que las palabras nunca salían de su boca, y no quería admitir antes sí misma que, de lo que huía era de sus propios sentimientos. Sin tomar en cuenta de que por más que se intente uno no puede huir de sí mismo.Sabía que Konstantin no la seguiría tan lejos, sería abandonar su futuro profesional, le faltaba un año para terminar la residencia y dos años para culminar su postgrado en pediatría. Ella estaría fuera dos años y eso eran mucho tiempo, él la olvidaría y ella lograría su propósito de sacarlo de su mente.Konstantin le
Leer más
Capítulo 8
La primera Navidad que Gema voló a casa, se extrañó al no ver a la señora Petrov esperándola. Ivanna adivinando la pregunta silenciosa que brillaba en sus ojos, le dijo que esta no se sentía bien y estaba descansando. De inmediato fue a verla para saludarla y le sorprendió lo envejecida que la encontró, según le comentó su mamá, su corazón estaba dando problemas.Esa Navidad por primera vez en muchos años no vio a Konstantin, él estaba en Oxford, tenía guardias muy seguidas, la residencia para un joven médico era muy exigentes por lo que rara vez iba a Londres. Respiró aliviada, sentía un poco de culpa por haberse marchado sin hablar con él, sin ni siquiera un adiós. Cuando le preguntó a Alexa si él había preguntado por ella, su prima le comentó que, aunque nunca había dicho nada, al parecer estaba resentido con ella por no contarle que se iba.―Yo pensaba que eran amigos, me extrañó que nos pidieras que no le contáramos nada de tu viaje.―No lo éramos tanto, y yo no quería contar nad
Leer más
Capítulo 9
Gema miró la hora en su reloj y decidió que era muy temprano aún para salir, con nerviosismo se paseó por la sala, mientras Claudia la miraba con una sonrisa maliciosa. Po enésima vez miró el reloj y soltó un bufido exasperado, el taxi que había reservado más temprano aún no llegaría.―¡Por Dios! Gema siéntate, me duele el cuello de mirarte ―Pidió su amiga.Gema la fulminó con la mirada, pero le hizo caso y se sentó.―Quisiera que me hubiese dado más detalles de con quien cenaríamos, no sabía que ponerme ―Se quejó Gema.―No te preocupes por eso, estás maravillosa, elegante y sexy sin caer en lo vulgar.―¿Saldrás hoy?―No, me terminaré el libro de Bella antes de dormir.Una corneta les anunció que el taxi había llegado. Gema saltó de su asiento y caminó a la puerta.―Suerte ―Le alcanzó a gritar Claudia antes de que cerrara la puerta.Respiró profundo antes de bajarse del taxi para llegar al restaurante, habían quedado en verse allí. Después de cenar Jules la llevaría a casa, por primer
Leer más
Capítulo 10
Su segundo año de la maestría fue más intenso que el primero. La presión de entregar una tesis de alto nivel, más sus salidas con Jules, la mantuvieron casi todo el año en los Estados Unidos.Acababa de entregar su último trabajo para terminar sus estudios cuando recibió una llamada de su madre.―Hola cariño ―saludó Ivanna con voz temblorosa.―Mamá, ¿qué ocurre? ―preguntó Gema ante la voz llorosa de su madre.―Es la señora Petrov, bebé, murió mientras dormía.Gema se dejó caer en el sofá y con una mano se tapó la cara, su llanto desconsolado asustó a Claudia que se acercó preocupada porque Gema nunca lloraba, era la persona más serena que conocía.―Lo lamento, cariño, sé cuánto significaba la señora Petrov para ti, espero que puedas venir al funeral.―Iré, mamá, necesito estar allí, lamento mucho haber estado ausente este año.―Todos lo entendimos, ella en especial, tenías asuntos que solo tú podías resolver.Acongojada, regresó a casa para el funeral de su abuela honoraria . Al llega
Leer más