Escrito en las Estrellas

Escrito en las EstrellasES

Pauliny Nunes  En proceso
goodnovel16goodnovel
0.0
Reseñas insuficientes
16Capítulos
1.7Kleídos
Leer
Añadido
Resumen
Índice

Dicen que nadie puede decir cómo será nuestro futuro... Eso creía Bruno hasta aquella tarde en que un gitano se le acercó junto a sus amigos. Era completamente escéptico hasta que la gitana selló su destino: se casará hasta los 24 años, tendrá cuatro hijos. Te harás rico, pero no haciendo lo que te gusta, y menos apostando. Su padre morirá a los 60 años y él morirá dos años más joven que él. Su destino está ligado a una joven de cabello castaño, y todo esto sucedería solo cuando Bruno conociera a esta mujer. Se prometió a sí mismo no enamorarse nunca de ninguna mujer de cabello castaño... Y así fue hasta que conoció a Helena.

Leer más
Escrito en las Estrellas Novelas Online Descarga gratuita de PDF

Último capítulo

También te gustarán

Libros interesantes del mismo período

Comentarios Deje su reseña en la aplicación
No hay comentarios
16 chapters
Prologo
Los últimos rayos de sol desaparecen en el horizonte siendo ovacionados por un grupo animado de cuatro surfistas que asistían sentados en la arena de la playa con sus tablas al último atardecer del verano compartido entre ellos: — Eso es todo, chicos, ese fue el mejor cierre del resto de mi vida - dijo uno de ellos emocionado mientras observa a sus otros amigos. — Calma ahí , Gabriel - pide uno de ellos riéndose del drama de su amigo. Él se levanta arreglando insistentemente el short por encima de su vientre saliente, sin éxito — Todavía tiene ese año, compañero. Tiene la graduación... — Está Nilton’s Bike.Por cierto, solo quiero saber qué va a pasar con ese e-mail que enviaste a la novia que le dio una patada en el culo a ese tipo hace unas horas desde el altar... Fuiste bastante atrevido en la respuesta, así que trata de estar en la tienda cuando esa bomba estalle. - Habla el amigo de cabellos ondulados marrones, en serio. — Pues es - concuerda el otro amigo de dread levantán
Leer más
Capitulo 1
Felicitaciones para tí,En esta fecha querida,Muchas felicidades,Muchos años de vida…es lucio, es lucio,Hace calor, hace calor, hace calor, hace calor,es hora, es hora,es hora, es hora, es horaRa-ti-boom!Helena, Helena, Helena!! - cantaban emocionados los empleados del restaurante árabe, acompañados por la familia de la tímida cumpleañera frente a su pastel de chocolate con velas que parecían fuegos artificiales.La celebración llama la atención de las demás mesas, incluido Bruno que, hasta hace unos minutos, marcaba por vigésima vez el mismo número en su teléfono. Él sonríe mientras admira a la joven rubia que sopla las velas.—¿Con quién será...?- pone de pie a uno de los invitados.— Ay no, Marcelo, por favor… - pide la cumpleañera, cogida del brazo de su invitada.— ¿Quién será, quién será, con quién se casará Helena…? - continúa el chico, sin importarle las súplicas de Helena, siendo acompañado por los demás — Dependerá, dependerá, dependerá si el…Entonces los invitados
Leer más
Capitulo 2
— Ven conmigo a Río de Janeiro. — susurra Suzana antes de tomar los labios de Bruno, presionando el cuerpo del chico contra la cama, donde hicieron el amor hace un rato. Continúa repartiendo besos por su rostro hasta llegar a su oreja, donde mordisquea seductoramente el lóbulo de la oreja, antes de susurrar una vez más: —Ven conmigo… No te arrepentirás.—Sabes que no puedo. - Habla Bruno acariciando los mechones cortos de Suzana, llevando con sus dedos hasta detrás de la oreja de la chica. — Ya hablamos de esto, mis padres me necesitan aquí en Parati. Conoces la situación de mi madre... y mi padre...— Pero son pocas horas de aquí… Son solo seis horas… Puedes venir el fin de semana… - Sugiere Suzana intercalando sus palabras con ligeros besos en los labios de Bruno. —Pasar el fin de semana con ellos...— Así como solo faltan seis horas para que vengas de Río y pases el fin de semana conmigo aquí en Parati. - responde Bruno, viendo como la insatisfacción se apodera del rostro de Suzana
Leer más
Capitulo 3
Helena se acerca a los chicos parados en la acera, justo en el lugar que ella había reservado para alquiler de bicicleta y turismo sobre dos ruedas. Estaba distraída cuando observa a uno de los muchachos voltearse en su dirección y cuál es su sorpresa al encontrarse con el rostro de Bruno. La rubia siente su cara arder, está segura de que en ese momento su cara se había convertido en pimiento. "Contrólate, Helena", piensa mientras llega más cerca de ellos. La situación solo empeora cuando Bruno sonríe en su dirección, diciendo:— Hola, mi novia. — ¿Novia? - Cuestionas a Lucas sin entender nada.— Hola, Bruno. - Responde Helena incómoda, arreglándose el pelo detrás de la oreja, disfrazando su timidez.— ¿Todo bien?— ¿Novia? - Refuerza a Lucas encarando a su amigo. — Estoy bien y tú? Como estás después de tu cumpleaños de...— ¿Novia? - Repites a Lucas siendo ignorado.— Veintidós años. - Responde Helena.— Yo también lo hice... hago ... Quiero decir, yo también tengo veintidós años.
Leer más
Capitulo 4
El pedido de Bruno hace que Helena cierre los ojos, permitiéndose volver al momento que la llevó hasta allí. — Abre los ojos, Lena. - Pide a la madre de Helena haciendo que la hija abra los ojos frente al espejo. Regina suspira al ver a su hija vestida hermosamente en ese vestido blanco estilo princesa lleno de encajes como la madre de la novia había imaginado. Helena podría decir que estaba sorprendida, pero mentiría, porque, conociendo a su madre, sabía que el vestido no saldría menos que perfecto. De hecho, perfecto era el lema de Helena que, desde pequeña, tenía certeza de cómo sería su vida. O más bien, la vida impuesta por Regina para Helena desde la noche en que Augusto, padre de la joven, puso fin al matrimonio con Regina, su madre, delante de los hijos. Marcelo era más joven y poco entendía, pero la niña entendía muy bien la discusión de los padres que en un determinado punto culminó en el diálogo que cambió para siempre la vida de su familia:— Dime, Augusto, ¿qué quieres
Leer más
Capitulo 5
Bruno mira fijamente a Helena. Ni en un millón de años hubiera imaginado que aquella dulce chica había pasado por todo aquello. Ella se vuelve hacia él y le entrega su mejor sonrisa en medio del dolor que tomaba cuenta de sus ojos. Helena vuelve a enfrentar la mano y luego siente la mano de Bruno sosteniendo la suya en medio de la arena. Ella continúa encarando el mar, pues si volvía a encarar a Bruno sentía que las lágrimas tomarían cuenta de su rostro y eso Lena no estaba dispuesta a permitir. ¿Llorar delante de un extraño? ¡Ni en un millón de años! Poco a poco los dedos de Bruno se alejan de los suyos y él vuelve a girar en dirección al mar, en silencio. Ellos se quedan así por algunos largos minutos, hasta que Bruno respira hondo y pregunta:— &ique
Leer más
Capitulo 6
Bruno y Helena bajan de la bicicleta, jadeando. Ellos dieron todo de sí, pedaleando lo más rápido posible de vuelta a Parati para llegar antes de que el atardecer se acabara. Ya habían aparecido algunas estrellas cuando finalmente se detuvieron frente a la Posada donde se aloja Helena. Ella se quita el casco entregándole a él y recibe a cambio su bolsa con los casquillos que compró.— Gracias por el día de hoy. - Agradece a la joven que arregla los hilos rubios detrás de la oreja.— Siempre a las órdenes. - Responde Bruno encarando a la niña con una sonrisa, atrevido.— ¿Qué pasa? - Pregunta ella, sonriendo, sin sentido.— ¿Y entonces qué? — ¿Y luego qué?— ¿Sentiste la pasión? ¿Te enamoraste? - Pregunta Bruno, nervioso. El rostro de Helena se transforma en un tomate de tan rojo, forzando a Bruno a continuar su habla, rápidamente: — Es decir, por el lugar... la historia de Maria Izabel.—Ah... sí, fue todo muy increíble y apasionante. - Responde Helena, aliviada. Ella entonces levant
Leer más
Capitulo 7
Helena abre los ojos y por cuestión de segundos, tuvo la sensación de que estaba despertando en otro lugar, en otro momento de su vida. Un momento de hace unos días, para ser más exactos. Tal vez porque era exactamente el día en que iba a volver de ese viaje. Ella levanta su mano izquierda asegurándose de que fuera solo una sensación sentir el peso de su anillo de oro de 18 quilates perfectamente elegido por ella para su día de boda. Cierra tus ojos alisando tu dedo mientras te dejas por las palabras de tu madre. Era verdad que Helena no quería tener el destino de su madre y que había acordado ir a Parati solo para restregar el e-mail en la cara del conserje osado. Y, por supuesto, también reflejar cómo revertir la situación, pero ahora... Ahora eso no tenía ningún sentido. ¿Revertiría la situación y qué? ¿Te casarías con Leandro y fingirías que nada de lo que ha dicho la ha alterado? ¿Ignorarías que este viaje la ha alterado? ¿Ocultaría que Bruno estaba jugando con ella en dos días,
Leer más
Capitulo 8
Bruno lleva a Helena a la habitación de sus padres y mientras la joven se queda parada en la puerta, él va hasta el armario, abriendo enseguida. El chico no necesita moverse mucho y ya encuentra algunos trajes femeninos muy bien embalados. Coge a dos de ellos balanceándose hacia Helena.— Sí. - Habla lanzando uno de ellos hacia la joven. - A ver si te sirve.— ¿Esta es tu habitación? - Pregunta Helena, asustada.—Ahmmm, no... Ven. - Llama a Bruno sosteniendo la mano de Helena y llevándola hacia su habitación. Él abre la puerta y luego apunta hacia adentro. — Siéntete como en tu casa.— Gracias. - Agradece a Helena entrando en el cuarto de Bruno. Ella se gira y nota que Bruno continúa en la puerta observándola.— ¿Será que usted podría... cerrar la puerta?—Ah, claro. Disculpa. Avísame cuando termines - Pide a Bruno antes de cerrar la puerta.Entonces Helena se da la vuelta y comienza a quitarse la ropa, poniéndose el primer traje que le queda perfectamente, para su sorpresa. Viste el s
Leer más
Capitulo 9
Regina se acerca a la pareja, furiosa. ¿No era posible que su hija hubiera sido capaz de estar allí en medio de la calle besando a un completo extraño? Ella encara al chico y tal su sorpresa al reconocer a Bruno. Regina estrecha los ojos mirando a Helena y luego suelta entre los dientes:— Entra ahora, Helena. Helena mira a Bruno una última vez, toma la bolsa del suelo y entra en la posada siendo observada por Regina que permanece afuera. Entonces la madre de Helena se vuelve hacia el chico y le dice:— Bruno, ¿no es así?—Sí, ese es mi nombre. - Responde Bruno ofreciendo una sonrisa para Regina que permanece seria.—Escucha bien lo que voy a decirte: olvida que Helena existe. Ella está comprometida...—Creo que no está... Por lo que me contó fue prácticamente arrojada al altar. - Argumenta Bruno.—Ella está pasando por un momento difícil y su presencia puede obstaculizar su recuperación. Así que mantente alejado, muchacho. Mi hija no es para ti. - Regina se gira hacia la posada.— P
Leer más