La perdición de mi jefe

La perdición de mi jefeES

Jade F. C. J  En proceso
goodnovel16goodnovel
0.0
Reseñas insuficientes
7Capítulos
21leídos
Leer
Añadido
Denunciar
Resumen
Índice

Antonella se siente traicionada por Jack Lane, su jefe, tras ocultar el embarazo de su ex esposa así que tratará de estar lo más alejada posible de él, retomando su noviazgo con Luke. Jack tratará de recuperar su amor cueste lo que le cueste. Mentiras, celos, toxicidad y algo de romance caracterizan esta segunda parte de La adicción de mi jefe.

Leer más
Comentarios Deje su reseña en la aplicación
No hay comentarios
7 chapters
1
Inhale y exhale.     Cálmate.     Todo estará bien.      Me miro en el espejo por enésima vez, abro el grifo y me echo agua en la cara.  Estoy muy nerviosa y no puedo estarlo.  Tengo que estar tranquila, soy una mujer fuerte y puedo con lo que venga.  Tomo una toalla pequeña y me seco la cara.  Estábamos en el aeropuerto de España, tendríamos que volver a California y no podía superar los nervios.  Jack me ha engañado y no sé qué haré ahora que lo volveré a ver.  ¿Qué habrá hecho con su vida?  ¿Volverá con Helen?  ¿Volverán a vivir juntos?  Se me hace un nudo en la garganta cada vez que pienso en él y en su futura familia.  Me siento triste porque Jack me mintió, su esposa estaba embarazada y lo ocultó durante mes
Leer más
2
"¿Todo bien?"  Luka había regresado con una botella de agua.   —Sí, todo está bien—sonreí palmeando el hombro del chico, aunque la curiosidad por lo que Graciela me había dicho me estaba matando, era increíble que un hombre lleno de lujos como Jack se hubiera puesto así, tengo que averiguarlo  con mis propios ojos si eso es cierto.   "Creo que deberíamos ir a otro lugar", sugirió, "¿por qué no caminamos hasta la orilla?"  Dio media vuelta y salió.   —Espera un poco, Luka—Apreté el paso, porque Graci se había ido tan pronto como terminó de hablarme de Jack.   "Bueno, ¿de qué hablaron ustedes dos?"  preguntó Luka, bebiendo la botella, sabía que él haría esa pregunta, todo este tiempo lo h
Leer más
3
JACK      El sonido de las hojas golpeando el techo me despierta.  Estoy sudando de haberme dormido cerca de la chimenea, en el suelo.  Me duele el cuello, la espalda también.  Todo mi cuerpo se deteriorará poco a poco.  Me siento en el suelo para que mi visión se aclare.  En el reloj dice que son las siete de la mañana.  Mi estómago gruñe por comida.  Me levanto y me dirijo a la cocina, abriendo la nevera.  Lamentablemente para mí no hay casi nada.  No es que me muriese por comer de todo, pero compré para poder sobrevivir y mantenerme.  Últimamente había perdido el gusto por las cosas.  Tal vez estaba entrando en algún tipo de depresión o algo así.  Pongo la olla al fuego y preparo un poco de café.  Han pasado exactamente dos meses y una semana desde que se fue de mi vida.  Cuando mi mund
Leer más
4
Tomé el primer taxi que se me apareció, no sé por qué estaba un poco ansiosa, quizás porque hacía mucho que no salía así, sola.  No es que no me guste estar con Luka, pero hay veces que me gusta estar un poco sola, ver los atardeceres, escribir un poco y esas cosas, tal vez para una chica de mi edad puede parecer un poco ridículo pero para mí  Es muy importante aprovechar cada fragmento de naturaleza que nos ofrece la vida.   "¿Conoces el lugar de los libros Celeste?"  Le pregunté al taxista, sentándome en el asiento del pasajero.  "¡Por supuesto que sí, señorita!"  Estaremos alrededor de quince minutos, pero antes me gustaría dejar algo, no sé si tienes prisa o podrías darme un poco de tiempo.  —Sí, por supuesto—acepté, era cierto que necesitaba estar all&
Leer más
5
JACK  El teléfono celular suena una y otra vez, y dejo de reparar la puerta trasera que conduce al bosque y me acerco a la pequeña mesa.  Es Pedro llamando.  Ya van dos veces esta semana.  Tal vez ya los he hecho sufrir mucho y no se lo merecen.  Me aclaré la garganta y le respondí.  Era de noche, la pequeña cabaña no estaba tan iluminada.  "Por fin respondes, Jack", fue lo que me dijo Pedro.  Suspiré.  Si hubiera sabido que se pondría en ese plan, mejor no hubiera respondido.  -¿Qué quieres?  Recogí las herramientas del suelo.  —No puedes seguir así, hay mucho trabajo en la oficina.  Muchos clientes vienen preguntando por ti.  Jack, estás perdiendo muchas oportunidades.  "No me importa," espeté, cerrando la puerta.  Ahora no hacía ese molesto ruido al
Leer más
6
No podía ser, ¿estaba alucinando?  Cerré los ojos y luego los abrí, pero Jack seguía ahí, parado justo en frente de todos, con su porte elegante y superior.  ¿Volvió?  Porque según me dijeron Graci y todos, nadie sabía dónde estaba.  ¿Por qué lo hizo?  ¿Y por qué está aquí, en la universidad, enseñando?  Mi corazón comenzó a latir más rápido de lo normal, de repente hacía más calor aquí.  Alberto notó mi comportamiento así que puso su mano sobre la mía, porque habían comenzado a temblar.  Miré a Ernesto, él me miró... pero también a Jack.  Jack miró las manos de Ernesto sobre las mías, se sintió tenso y con la mandíbula apretada.  Entonces su mirada se encontró con la m&ia
Leer más
7
GRACIELA  “Antonella, ¿estás en casa?”  La llamé, creo que ella era la única que podía ayudar a Jack en el estado en que se encontraba.  "Todavía no, pero estoy en camino, ¿por qué?"  Se oían los coches que pasaban a gran velocidad.  —Se trata de Jack— hubo un pequeño silencio en su llamada, supongo que por eso Luka estaba con ella.  "¿Qué hay de él?"  Ella susurró.  —No sé, lo que pasa es que de repente vine a buscarlo a su casa pero se fue enfurecido, ahorita está bastante agresivo, tanto que rompió el saco de boxeo—Me dio un poco de pena, pues  , nunca lo había visto de esa manera.  -¿En realidad?  Bueno, lo siento mucho por él, pero hoy creo que tengo planes con Luka, ella colgó, era lógico que Isabel
Leer más