Para que te quedes

Para que te quedes ES

Nathaly Muniz  En proceso
goodnovel16goodnovel
0.0
Reseñas insuficientes
14Capítulos
74leídos
Leer
Añadido
Denunciar
Resumen
Índice

Dicen que cada persona tiene una motivación para cada día salir adelante, hacerle frente a la vida y no dejarse vencer por esta, pero ¿Qué pasa si en un abrir y cerrar de ojos te das cuenta de que ya no puedes más? Camille es una joven obstinada por seguir las reglas que le ha impuesto su familia y ser un orgullo para ellos, pero ninguno carga con todo el caos y agotamiento mental que ella día tras día la llevan a tocar un vacío; adora la música, ama los días fríos y lluviosos, le gustan las cosas simples y a la vez mostrase complicada ante el mundo hasta que lo conoce a él. Elías es un joven guiado por el lema "Haz las cosas con el corazón o si no hagas nada", adora a animales, ama ver los atardeceres luego de una lluvia intensa y ayuda a la gente. Empieza a tener una mejor visión de la vida para detallarlas y que ella se quede. James es un joven que esta llevado por el lema de "Vive un día a la vez" debido a su condición médica, adora el fútbol, ama los días soleados y busca siempre el bienestar de las otras personas. Él dedica una preocupación especial a ella aun sabiendo que ella no quiere nada con él, asi que está dispuesto a hacer cualquier cosa por ella. Tres mundos diferentes, una sola persona ¿Quién encontrará razones para que ella se quede?

Leer más
Comentarios Deje su reseña en la aplicación
No hay comentarios
14 chapters
Epígrafe
La vida es un completo enigma, las tormentas poco a poco apaciguan cuando entro en el estado de ensoñación y cada momento de mi vida va pasando en instantes que llegan a ser efímeros, detrás de mi último suspiro pesado se escuchó una gran melancolía y un ligero resentimiento se instaló en mi corazón hacia el cerebro, pues el corazón aun quiere seguir latiendo pero el cerebro es que se llena de caos y tormentas que no acabaran, sino se toca el vacío.Sí en esta vida no es, en la otra vida prometo que te buscaré y reanudaremos lo que queda pendiente, seré aquella chica valiente que no se rendirá fácilmente y en esa vida será para siempre, allí seremos eternos.
Leer más
1. Las lecciones de la vida
CamilleLas lecciones de la vida son parte de un verdadero enigma, hasta que se conoce el propósito de la lecciónEstaba asustada no lo niego, estaba a nada de que en pocas horas salir en la portada de un periódico local amarillista con un gran rótulo de "Chica de 19 años muere al caer de un puente " y todos aplicando a teorías que al final se quedarían como su nombre lo dice, en teorías poco convencionales sin llegar a una verdad absoluta— ¡No lo hagas! — grito desesperado un chico que aparentaba unos 20 años y el viento hacia revolver su cabello negro, su chaqueta gris y su bufanda del mismo color de la chaqueta —Esa no es la solución para lo que sea que te está atormentando o pasandoY por el otro lado llegó James agitado mientras me miraba descalzaNinguno sabía lo que en realidad me estaba costando cada día levantarme de mi cama y fingir que todo estaba bien, sonreír y ser un "buen ejemplo" para el resto, aquí el problema no era mi familia, ni por amor, ni amistad, el problema s
Leer más
2. No es casualidad
Camille Terminamos de comer con las chicas y luego de unos segundos dejamos las bandejas en el lugar designado y empezamos a trabajar con el proyecto con el que trabajaríamos todo el semestre—Pilas que se están yendo los chicos guapos —murmuro Emma y me reíContinuamos discutiendo y detallando cada punto de los puntos principales del proyecto, y luego de tres horas estábamos saliendo del establecimiento, las chicas vivián en el sur asi que tomaron una dirección diferente y yo me encaminaría hasta la parada del bus—Vaya hasta que por fin saliste, pensé que te quedarías a dormir en ese restaurante —bromeo Elías—Oye que casualidad encontrarte aquí nuevamente —mencione sonriendo falsamente—¡Que pequeño es el mundo! —menciono y asentí—Si que es pequeño el mundo —murmure entre dientes para mí misma y rasque mi nuca—¿Dijiste algo? —pregunto y negué—No, nada, solo que hablamos luego voy tarde a mi casa —dije—Te propongo algo, te voy a dejar a tu casa —dijo y negué, si llego con él a
Leer más
3. Más allá
Días después CamilleMe encontraba buscando que ponerme para salir con James, pues iríamos al cine y luego a tomar café.Aquella noche a Elías le ganó el sueño y se quedó dormido, mientras tanto luego de 4 horas, colgué la llamada, cerré la laptop y me acosté en mi cama y por segunda vez en la semana las lágrimas salían solas, y aunque trataba de calmarlas, sólo cesaban al quedarme dormida.Mi hermana ingresó a mi habitación algo enojada y suspire frustrada—ya te vas, no vayas quédate aquí, es tu deber —habló al ver que la estaba ignorando—¿Qué tiene de malo que salga? Te recuerdo que yo no soy su niñera de tiempo completo, sólo soy su hermana mayor —respondí y saco su teléfono—Lo que digas, que te vaya bien —dijo y salió de la habitaciónMe sentí mal, pues ellos siempre trataban de hacerme sentir la culpable y la mala en todo lo que no les convenia a ellos, tome mi teléfono con intenciones de llamar a James y decirle que no, pero mi mejor amiga lo evitoRomina: Sal y disfruta, so
Leer más
4. Amistad
Horas después —¿Y bien te gustó este lugar? —pregunto Elías cuando llegamos a un puente que era demasiado lindo, pues, aunque no era muy recurrido, según varias fuentes mirar los atardeceres desde aquí, eran un gran espectáculo la mayoría del tiempo—Es obvio, este puente es famosísimo, por las puestas de sol que ofrece la ciudad, mucho más cuando llueve —hable y asintió—Estas muy informada, bueno Cami aquí serán las ultimas fotos y luego le serviré de Uber a usted señorita —dijo y asentíElías se encamino a donde ya se encontraba los demás, y me quede recostada en su moto pues si no estaba mal no se demoraría mucho ya que eran apenas dos fotosSaque mi teléfono para tratar de tomar una foto al bello atardecer y en mi teléfono no reflejaba lo mismo que mis ojos observaban—Es increíble este atardecer —murmure para mí mismaMi teléfono anuncio dos mensajes y por el tono sabía que era mi hermano, al ver que no respondía me llamoLlamada —¿Dónde estás? —pregunto algo enojado —Con Rom
Leer más
5. No más oportunidades
CamilleSali envuelta en una cobija y tomé lo que había dejado, una funda con algunas pastillas para el dolor de cabeza e inclusive para la gripe, por lo que sonreíMi hermano entro seguido de mí y me abrazo—¿Ahora que quieres? —pregunte y me miro—Va a venir James y otros amigos a jugar barajas ¿Quieres salir? —pregunto y suspire—Pero yo no quiero beber —amenace y asintió—Tu no lo harás, yo si —hablo y me reíCuando salí las amigas y amigos de mi hermano ya estaban llegando, y entre ellos llego James, quien al verme se acerco—Me entere que tu mamá te…—Si, pero eso no importa, se nota que andas muy pendiente de mi —hable y él me miro por unos segundos—Claro pues, aunque quiero saber otra cosa —dijo y le hice señas para que siguiera—, no estabas con tu amiga Romina ¿Cierto?—Si estaba con ella —dije de inmediato—Vi a tu amiga cuando me fui con mi madre al odontólogo —informo y me reí—Bueno si no estuve con ella, da igual, no tienes por qué saber de todos los movimientos que doy
Leer más
6. Consecuencias
Solté una risa cuando ya no pude soportarlo y José Alejandro se sentó al lado de su amigo, y a Elías le regreso su color natural.—¿Cómo estas… Camille? —pregunto el joven—Muy bien, no me quejo y ¿tú? —respondí—Igual todo muy bien, me llamo mucho la atención verlos aquí, precisamente aquí —explico y mire a Elías—Pues es obvio, nos encontramos comiendo los mejores helados de la ciudad —respondió Elías algo nervioso —, y por cierto ¿Cómo asi andas por aquí?—Hoy Aysell cumple años, y le encantan los helados de aquí, asi que mamá preparo una pequeña celebración en casa y me mando a realizar el pedido para que nos lleven lo suficiente para el postre—explico José —¿Quieren venir a la celebración?Mire algo incomoda a Elías y enseguida asintió, mientras José no se quedó atrás, asi que antes de que pueda pronunciar alguna palabra, hablo.—Tranquila, mi familia no muerde, eso sí es algo numerosa —pronuncio y accedí algo dudosaSe disculpo, ya que lo llamaron desde la recepción en el moment
Leer más
7. Discusiones
Elías Deje a Camille en su casa, pero me quedo una espinita al verla tan intranquila, así que me fui a casa, no tenía muchos ánimos de ir a ver a Victoria. Cuando llegue a casa, mi madre se encontraba en la sala mientras leía, así que deje un beso en su mejilla y me senté a su lado—¿Cómo te fue? —pregunto ella y suspire—Bien, no me quejo —respondí y me quedo mirando por unos segundos—, he ido a casa de la señora Adara y he tomado unas fotos muy buenas ya que me encontré con José en la heladeríaLe pase mi cámara para que ella mire las fotos y en cada una ponía una sonrisa, hasta que vio algunas fotos de Camille y se extrañó un poco—¿La conozco? —pregunto y rasque mi nuca—No mami, es una amiga nueva —respondí y asintió—Sabes creo que la vida te sorprende al abrirte este tipo de oportunidades, es decir, de disfrutar lo que amas y vivirla plenamente — dijo y la verdad es que no la comprendí muy bien—Si mami, así es —respondí algo confundido y ella me miro nuevamente—¿Qué pasa con
Leer más
8. Lluvia y moretones
Al día siguienteOdie por primera vez despertarme con los ojos tan hinchados así que mi plan para el día de hoy era pasar haciendo tareas y escuchar música, en el transcurso de la mañana mi hermana preparo el desayuno y nos llamó a la mesa a todos, como era de esperarse Lucas ya no estaba en la casa así que agradecí no tener que verlo en el transcurso del día—Camille no es por alarmarte, pero ¿te has visto en un espejo? —pregunto mi hermana e inmediatamente negué—, mírateMi hermana me paso el espejo y al ver mi rostro en este, no pude evitar sentir lastima por mí misma, en mis mejillas se reflejaban leves moretones y ni hablar que me dolía mucho la espalda por las marcas del cable.—Con maquillaje todo se cubre —respondí desconcertada, pues me había aplicado un poco de bloqueador en tono base—Mamá esta vez se ha pasado —dijo y le reste importancia—No es nada, sigan comiendo —ordeneMi teléfono vibro anunciando una llamada de Elías, así que la ignoré, pero este volvió a insistir, p
Leer más
9. Por culpa de James
CamilleTenía miedo de quitarme la chaqueta porque era obvio que se iba a notar el moretón que mi madre me había ocasionado, por lo que maldije internamente el hecho de que me haya mojado—No es nada, ayer casi me caigo y mi mamá me tomo del brazo —respondí tratando de sonar convincente en cada palabra que daba—¿Segura? Porque mira que se notan, como si te hubiesen tomado muy fuerte del brazo —dijo Elías y le sonreí—No es nada, eso te lo puedo asegurar —dije dedicándole una sonrisa y la señora Lidia se acercó a nosotrosPuse la cobija sobre mis hombros y la señora Lidia nos entregó a cada uno una taza de café que antes había servido junto a una porción de pastel—Me encanta tenerlos aquí —hablo ella y le sonreímos—, ¿Cuéntame más de ti Camille? ¿Qué estudias?—Estudio enfermería en la Universidad Nacional, pronto cumpliré 20 años y bueno creo que lo más relevante e importante es que, de todo lo que me gusta definitivamente amo mucho la lluvia —respondí—, bueno creo que eso ya le ha
Leer más