He sido tan feliz contigo

He sido tan feliz contigoES

Cloudy Borealis  En proceso
goodnovel16goodnovel
0.0
Reseñas insuficientes
17Capítulos
284leídos
Leer
Añadido
Denunciar
Resumen
Índice

-Trevor Wolf, yo...-tomé aliento. -¡He sido tan feliz contigo! -exclamé con fuerza, el grito fue sonoro, tanto que, todos los que nos rodeaban en esa oficina quedaron expectantes ante mi declaración. Observé nítidamente como su espalda comenzó a rotar hacia mí. Sus ojos zafiro me miraban expectantes, como si no diera cabida a mi demencia. Salí corriendo desesperadamente solo para corroborar que... él no me seguía. Mi llanto se propagó de manera inmediata. Entonces, con el corazón roto, retorné a ese lugar en donde había comenzado este embrollo.

Leer más

También te gustarán

Comentarios Deje su reseña en la aplicación
No hay comentarios
17 chapters
Mis trivialidades
Entre mis trivialidades, hacer el ridículo y tener el corazón roto están en primera posición.Por eso no era tan raro verme corriendo a contracorriente de la gente, choqué en varias ocasiones, y para hacerlo más dramático, tropecé otras varias, me arremetí y continué mi camino, porque si no persistía en mi búsqueda, el dolor sería más insoportable.Sin oxígeno y dando fuertes bocanadas, llegué al inmenso edificio que buscaba. Con mis tibios ojos marrones, lo barrí de arriba hacia abajo. Sin perder un instante más, me introduje en él.-Señorita, ¿Qué se le ofrece? -preguntó cortésmente la joven dama de la r
Leer más
Par de corazones rotos
Ella no lo sabía aún, pero esa tarde, sería totalmente diferente a las demás, su monótona rutina estaba a una llamada de cambiar, un milagro estaba punto de azotarle en la cara.El día era lluvioso y frio, tanto que sentía que le descalabraba los huesos con su rudeza. Lydia Adams, caminaba despreocupada con una sombrilla en mano, el agua chocaba contra el capo de esta, sus tacones chapoteaban en el suelo húmedo, estaba absorta al mundo que le rodeaba, otra habilidad suya era, perderse en sus pensamientos. De pronto, escuchó el tintineo de su celular, ese endemoniado aparato. Temía con todo su ser que fuera su jefe pidiéndole un asunto de último minuto, o su madre quejándose de algún detalle con respecto a la fantástica boda de su hermanita que estaba muy próxima a concre
Leer más
"Roommate"
–¿Qué haces? –le preguntó a la mañana siguiente, porque se veía realmente ocupado y excesivamente concentrado.Alzó los ojos a su cuestionamiento.–Buscando un departamento –afirmó. –Te he molestado lo suficiente...–añadió él.Ella sintió que se le heló el alma ante esa respuesta, que brutal noticia, que desagradable sensación la eclipsó.–Déjame ayudarte... –afirmó ella.–¿Más molestias para ti, Lydia? –le cuestionó.

Leer más

El último chocolate
Lydia había declarado: "viernes de películas", se alternaban entre ellos quien escogería el filme. Eran dos solteros, sin mucha vida social detrás de ellos. Lydia no tenía muchas amigas en si y sus compañeras de trabajo apenas y la toleraban, solo tenía una amiga, pero era casada y nunca estaba disponible para ella, así mismo, Trevor no era muy social.Estaba sentada en el sofá, tenía una blusa holgada y un short cómodo, llevaba el cabello recogido en una coleta, estaba cruzada de piernas mientras deliberada por la mejor opción para esa noche en su plataforma de películas y series.Trevor había salido por la cena y había prometido volver con un postre.–¿
Leer más
Catastrófico catorce de febrero
–¡Ah! –se quejaba la chica mientras se agitaba el cabello.–¿Qué pasa Lydia? –cuestionó Gigi. Su única amiga laboral.Suspiró.–Trevor me besó hace un par de días y... me dejó confundida –sus ojos figuraban verse atosigados.–Oh, tu "roomie" guapo –se atrevió a conferir Gigi porque le había enseñado al menos, un par de galerías de fotos de ese atractivo hombre.–¿Qué siente por mí? ¿Le gusto o solo fue un juego? –se preguntó al aire, mientras golpeteaba su cabeza sobre su escrito
Leer más
Pacto sin consentimiento de causa
Perdió peso y su figura se hizo más hermosa y pronunciada, se había esforzado demasiado, pero Gareth... nunca le llamó arrepentido diciéndole que la extrañaba, ¡Maldita sea! justo así pasaba en todos los dramas románticos coreanos que veía ¿por qué no podía ser igual?, lejos de eso, Gareth ahora, vivía con esa hermosa morena con la que le había engañado. Lo sabía porque, aún lo seguía en secreto en sus redes sociales. Qué maldito coraje sentía, a ella nunca le ofreció vivir juntos, y justo cuando ella lo sugirió, él la evitó de manera totalmente ingeniosa.Ese recuerdo se apropió de su aturdida cabeza. Gareth estaría en esa boda, con Laiza, la sexy y atractiva morena, era de Costa Rica y era una
Leer más
Manzana de la discordia
–No tienes que hacer esto...–añadió la hermosa mujer de cabello castaño mientras bajaba del auto.El hombre de ojos azules solo emitió una sonrisa."Los lentes oscuros le van bien" pensó Lydia mientas enfocaba a ese atractivo hombre.–¿De qué hablas? Será muy divertido –se quitó los lentes y el viento sopló mientras removía su cabello. Esa era una atractiva visión de él. –Es algo que tú harías por mí, para eso son los amigos –aseguró.Lydia suspiró angustiada. Era tan apuesto. Al menos, sería fácil para ella fingir que eran pareja.

Leer más

Juego de besos
Se habían demorado demasiado en sus discusiones y en los "besos" provistos de severas intenciones de ocasionar inmensos celos, apenas y habían logrado hacer el "check in" y dejar las maletas, porque cuando se percataron de la hora, ya era momento de acudir a la cena familiar.Ambos entraron a uno de los cinco hermosos restaurantes con los que contaba el hotel, era de comida oriental. El piso era de madera y el techo tenía hermosas y elegantes lámparas de papel.Caminaban hasta la larga mesa en donde se encontraba toda su familia. De pronto, sintió que Trevor le sujetó de la mano con tal suavidad que ella no se opuso.–¡Trevor Wolf! –exclamó una mujer mayor mientras se acercaba a él a una velocidad
Leer más
Fácil de estafar
El altar era hermoso, tenía una excelente decoración de una gran gama de flores preciosas, tonos pastel, frondosos adornos, aromas exquisitos.Lydia respiró con dificultad, ese maldito vestido le apretaba un poco, no debió comer el pastel de chocolate del día anterior. Como una muñequita, sostenía el ramo de flores que tenía entre sus manos.Se enfocó en Steve, el novio. Se veía realmente nervioso y emocionado al mismo tiempo. Lydia sonrió ante esa faceta de Steve. Entonces, visualizó que alguien le palmeó la espalda dándole ánimos, era Gareth, se veía terriblemente apuesto. Sus miradas chocaron, y Lydia solo prefirió evitarlo de la manera más disimulada posible.

Leer más

Maldito estafador
Había hecho una increíble hazaña. Lydia en ningún momento soltó su bebida, tenía un delicioso coctel que ese fantástico barman le había preparado. El hombre hacía nacido en República Dominicana y su talento lo había desarrollado en hoteles de lujo, y sí que era verdaderamente un gurú de los cocteles, Lydia no podía desprenderse de él, ni de sus preparados.No podía soltar esa copa y el estúpido ramo de diseñador, no le importaba mucho, a estas alturas, tenía la sospecha de que no se casaría pronto, aunque toda su familia la habían acosado con miles de interrogantes sobre una futura y próxima boda con Trevor, su "novio falso" esos buitres exigían boda, aunque estuvieran en una, eran una verdadera alimaña.

Leer más