Enemigo Al Asecho - Trilogía Verdades Ocultas

Enemigo Al Asecho - Trilogía Verdades OcultasES

D.L Rivera  Completo
goodnovel16goodnovel
0.0
Reseñas insuficientes
46Capítulos
1.5Kleídos
Leer
Añadido
Denunciar
Resumen
Índice

Dos personas totalmente diferentes y con realidades distintas de pronto se encuentran y es que sus destinos estaban ligados aun mas haya de lo que son conscientes. Un terrible enemigo envuelto en un aro de misterio y su ejército asolan un pueblo entero y a su gente, trayendo sobre estos décadas de terror; mismo que sólo puede ser destruido por una joven que no es consciente de nada de lo que sucede y sus capacidades. Aun así esa responsabilidad pesa sobre sus hombros. Se necesitarán uno al otro en el camino que emprenderán juntos; el para recuperar a su familia y rescatar su pueblo, ella en cambio necesita ayuda para descubrir cuales son sus verdaderos orígenes y el trágico destino de su familia. Grandes verdades serán reveladas, mismas que lo cambiaran todo.

Leer más

También te gustarán

Comentarios Deje su reseña en la aplicación
No hay comentarios
46 chapters
Prólogo
Conforme caía, Sandra sentía como la obscuridad se apoderaba de ella cada vez mas. Esta era tan profunda, tan espesa que casi podía acariciarla con la punta de los dedos alrededor suyo. La envolvía como algo viviente, algo que trasmuta las cosas con las cuales tiene contacto, que las cambia volviéndolas algo tenebroso y escalofriante como lo descrito por Edgar Allan Poe en sus historias. Se trataba de algo tan terrible que era capas de helar la sangre de el mas valiente, incluso con el mínimo contacto.Percibía como si aquella obscuridad la aplastara, apretando su cuello para impedir el paso de aire a sus pulmones; sentía que le asfixiaba, quitándole aquel elemento vital, el cual es mas que necesario y primordial para la vida y supervivencia. Sentía como si aquella obscuridad fuese un ente vivo que deseara arrancarle la vida de el cuerpo de poco a poco y sin piedad alguna, tal como si fuese controlada por u
Leer más
Capitulo I
“Caminaba con desesperación de un lado a otro por su habitación, evitando los muebles a su paso. Tenía una muy extraña sensación en el pecho, la cual le invadía hasta embargarle el estomago; era una clase de opresión que no podía quitarse, aun cuando lo deseaba. Era como si presintiera que algo malo estaba apuntó de ocurrir, un suceso que lo iba a cambiar todo para si y no había duda de eso. No sabia que era exactamente, pero si de algo estaba segura era que lo descubriría muy pronto; mas estar ahí solo hacia que se sintiera aun peor y es que no podía quitarse esa idea de la mente.Luego de unos minutos tomo su bolso con brusquedad, el cual descansaba en la cama y salio del apartamento enseguida. Bajo por las escaleras, las cuales corrían a un lado de las paredes en un ir y venir al descender los pisos de el edificio en el cual vivía. En este no había elevador
Leer más
Capitulo II
El día transcurrió con tranquilidad y sin mayor contratiempo, por lo cual trato de concentrarse en otros asuntos; ocupar su mente en nuevas tareas, lo cual la mayoría del tiempo le resulto casi imposible. Aquella experiencia sufrida salia a flote en sus pensamientos una y otra ves, aun cuando trataba de sumirlo con todas sus fuerzas en lo mas hondo de su mente. Lo hizo de ese modo hasta que por la noche y mientras regresaba a casa algo se suscitó.Mientras andaba con tranquilidad o al menos tanta como le era posible, vio como se le acercaba un joven muy apuesto no había como negarlo. Era alto, mucho mas que ella y es que quizás le sacaba 15 centímetros de altura; delgado, aunque no débil, ya que sus brazos resaltaban en la chaqueta negra que vestía. Su rostro era delgado de facciones finas y tez clara, aunque algo quemada por el sol. Resaltaba en su rostro su nariz, la cual tenia una cierta inclinación haci
Leer más
Capitulo III
Instantes después se instaló un absoluto y frío silencio que pareció prolongarse por varios minutos, en los cuales solo permanecieron viéndose el uno al otro. Fue así hasta que de pronto aquel tipo tomo una bocanada de aire comenzando a hablarle.     — Estoy aquí pues necesito hablar contigo urgentemente, es muy importante que lo haga, incluso de vida o muerte me atrevería a mencionar – le dijo dando un paso hacia adelante para quedar justo en el umbral de la puerta del apartamento.Aquella acción tan simple y llana para muchos, para Sandra significó un acto de agresión totalmente premeditado; una invasión a su privacidad o hasta una confirmación de que no se había equivocado en lo que tanto temía, pues en efecto quería dañarla. Extendió entonces la mano en la cual sostenía el cuchillo, apuntándole con este
Leer más
Capitulo IV
Esa misma tarde mientras preparaba algo para cenar, vio por la ventana del apartamento algo en la azotea del edificio al otro lado de la calle. Tal imagen le altero en serio, pues se trataba del mismo hombre de su sueño y por supuesto el mismo con el cual se topo en la calle unos días atrás. Aquel hombre estaba solo a unos cuantos metros de distancia y al otro lado de la calle. Ambos edificios parecían estar a la misma altura, lo cual hacia que alcanzara a verlo con claridad y estaba completamente segura de que se trataba del mismo hombre, pues podría reconocerlo con facilidad y como no hacerlo si había pensado en el durante todo el día, recordado su rostro a cada segundo. En ese instante lo vio alejarse por la azotea, lo cual causo en ella cierto desconcierto y curiosidad por lo que haría. Dejo caer entonces lo que traía en las manos y corrió hacia la ventana de la habitación, donde tendr&iacu
Leer más
Capitulo V
Luego de andar por un par de calles se vio los brazos de reojo, dándose cuenta de que tenia en estos muchas heridas y rasguños; era como si aquellas ramas en serio la hubiesen golpeado y con bastante fuerza. Sabia que todo estaba solo en su mente y aun así el dolor estaba presente, eso le era mas que seguro y hacia que lo sucedido no tuviera sentido alguno para si. Una cosa era imaginar que estuviera en otro sitio y otra muy diferente era eso, ya que sus brazos tenían heridas muy reales, lo cual le llevaba a pensar en todo lo acontecido en los últimos días.Aquello que creyó era meras alucinaciones se trataban de la verdad y de no saber que era físicamente imposible podría jugarlo.Continuó andando sin detenerse ante nada, aun cuando aquellos flashes de imágenes llegaban a ella con mas frecuencia y duración conforme corría, lo cual le aterraba. Sabia que nadie podía ayudar
Leer más
Capitulo VI
Comenzó a camino y así lo hizo durante varias horas sin un rumbo fijo, tan sólo tratando de encontrar algún rastro de civilización por mas mínimo que este fuera y es que estaba convencida de que debía haberlo. En algún sitio de ese inmenso bosque que no parecía tener un final debía haber alguna persona, rogaba porque fuese de ese modo. Mientras seguía andando en una sola dirección de pronto sintió como la vista se le nublaba por momentos; fue cuestiono de un par de segundos tan solo, pero sentía como las fuerzas se le terminaban. No había comido nada en todo el día, al igual que la noche anterior. Tampoco había descansado desde que despertó muy temprano por la mañana y las pocas fuerzas que aun tenía comenzaban a terminarsele. Por desgracia no tenía nada para comer, así que en su lugar decidió recostarse junto a
Leer más
Capitulo VII
Marcos tenia en claro que no la perseguiría de nueva cuenta, estaba cansado de eso, en especial después de que lo único que había buscado de Sandra era su bien y nada mas que eso. Si quería irse podía hacerlo con libertad, ya no la detendría. Sandra por su parte pensó muy seriamente en irse, pues no deseaba estar cerca suyo; mas al darse la vuelta viendo a su alrededor, se dio cuenta de que el bosque estaba sumido en una completa obscuridad. Los árboles se perdían en la inmensidad de la noche y había ruidos en las cercanías que no podía identificar del todo, pero que sabia de algún modo eran de animales probablemente peligrosos que acechaban en la penumbra, esperando se descuidara por un instante para poder acabar con ella. Por muy malo que fuera aquel tipo parecía ser su única opción viable, ya que no sabia donde estaba o a donde ir para encontrar ayud
Leer más
Capitulo VIII
 En ese momento Marcos tomo su ropa, alejándose un poco para vestirse, pues el agua estaba muy fría; aunque nada que no pudiera manejar con su ropa seca y el acercarse un poco al fuego. Unos cuantos minutos después los pescados estaban limpios y listos para ponerse al fuego, así que Marcos los atravesó justo a la mitad con una vara poniéndolos a cocinar. Ante lo cual luego de un rato estuvieron listos para comerse.Ambos estaban sentados cerca del fuego, cenando un delicioso platillo preparado por ambos, para después de un rato recostarse a dormir. Lo hicieron aun cuando era algo temprano y la luna les regalara un espectáculo maravilloso iluminando el bosque, pero a pesar de lo majestuoso que pudiera ser el paisaje que tenían ante ellos, el cansancio que sentían era aun mayor. Habían caminado durante todo el día sin detenerse y sabían lo harían de igual forma al d&ia
Leer más
Capitulo IX
Un rato después ambos estaban en completo silencio, tan solo abrasados o mas bien recargados el uno con el otro ante aquella fogata. Sandra entonces se animo al fin a hacerle una pregunta que le carcomía por dentro desde hacia mucho tiempo y que por supuesto no podía dejarla sin una respuesta.     — Se de antemano que no querrás contestar a mis preguntas, pero confió en que entiendas que necesito hacer esto; pues no se porque estoy aquí o donde esta este sitio exactamente. En verdad necesitó alguna clase de explicación, me estoy volviendo loca pensando en las posibilidades; así que te lo pido por favor, explicame un poco de todo lo que pasa – le hablo siendo muy sincera con el como se sentía y esperando que este se compadeciera de ella aunque fuera un poco y se lo dijera.Marcos en su lugar se quedó en silencio por completo, lo cual la extraño enormemente. Es
Leer más