Un paso

Un pasoES

PolyFLOWERS  En proceso
goodnovel16goodnovel
0.0
Reseñas insuficientes
12Capítulos
291leídos
Leer
Añadido
Resumen
Índice

El final del amor es feliz y dulce, pero el proceso no siempre es fácil. ¿Qué ocurriría cuando dos personas que estaban enamoradas se volvieron al odio, pero un día descubren que en realidad tuvieron un niño por accidente? ¡Esperamos encontrar la felicidad en esta atrapante historia!

Leer más
Un paso Novelas Online Descarga gratuita de PDF

Último capítulo

También te gustarán

Libros interesantes del mismo período

Comentarios Deje su reseña en la aplicación
No hay comentarios
12 chapters
Capítulo 1: Un paso
 Dicen por ahí que del amor al odio hay tan solo un paso…Bueno, no encuentro nada mejor que mi propia historia para corroborar esta hipótesis.Aunque lo mejor será que empiece por el principio, solo así podrán seguir el hilo de mis pensamientos. Sólo así entenderán cómo terminé en este gran aprieto.Después de graduarme de la universidad me llevé el chasco de toparme con la realidad laboral.Allí me encontraba a mí misma contemplando el escenario en el cual estaba envuelta. Podía distinguir a la distancia a ésas alimañas sedientas de la sangre y sudor de aquellos seres recién graduados, seres desesperados por un empleo digno que les permitiera cubrir sus gastos diarios. No cabían dudas que eran las presas favoritas de aquellas grandes empresas que solo t
Leer más
Capítulo 2: Un aprieto
 Ya un poco más relajadas le pude contar la horrible experiencia de hace una hora atrás. Se había vuelto una especie de rutina, pero cada vez, las entrevistas se volvían más desagradables debido a la prominencia de mi vientre.Al parecer, uno cuando se embaraza deja de ser automáticamente un ser humano con sentimientos. Una herramienta inútil para cualquier empresa… si supieran de lo que somos capaces pensarían dos veces antes de invalidarnos del modo en que lo hacen.— Supongo que estamos en un aprieto… Estoy a un mes de quedarme sin reservas para autoabastecerme y tú ya estás a un mes de que la inmobiliaria te saque a patadas de aquí.— Por favor, no me lo recuerdes. Lo más ridículo es que yo terminé así por un descuido… uno bastante grande. Esta sociedad
Leer más
Capítulo 3: Un trabajo
 — ¿Qué quieres? — inquirió sin rodeos.— Se supone que un buen CEO debería liderar con el ejemplo. ¿Cómo crees que tomen tus empleados el hecho de que no solo rechazas a tu propio hijo sino que además te niegas a brindarle apoyo financiero para su cuidado? — me desconocía a mí misma, prácticamente estaba chantajeando a un cuervo. Pero la vida me llevó a este extremo. No podía tirar más de la cuerda, debía saltar a todo o nada y allá iba con todo el arsenal con el que disponía. —. Quiero dejar en claro que no te estoy extorsionando por tu dinero, solo te pido algo muy sencillo. No quiero tu lástima, no quiero tu limosna. Sólo te pido que como consecuencia de nuestro desliz, me des un trabajo hasta que yo vuelva a mi figura normal y pueda encontrar un trabajo por
Leer más
Capítulo 4: Un lugar
 — ¿Eres Astrid?— Así es.— Nathan quedó impresionado con tu curriculum y presentación, así que me pidió que por favor te buscara para confirmarte que conseguiste el puesto como Asistente. Felicidades. — dijo con entusiasmo.— … — permanecí atónita. No podía creer lo que estaba escuchando. Miré en todas direcciones en busca de una cámara oculta o de algún policía que viniera a buscarme con la denuncia telefónica realizada a mi nombre, por ser parte de un episodio de vandalismo en medio de una institución privada.— Perdón por mis modales, soy Estela, seré tu asistente en todas las áreas que vayas tomando a medida que te incorporen. — se presentó formalmente.— 
Leer más
Capítulo 5: Una pluma
 Abrió la puerta y su quijada prácticamente se le cayó de la cara. No podía creer que estuviera allí frente a él y, créanme, ni yo misma me daba crédito de estar allí. Para mí era una cuestión de honor, pero si las cuentas no daban, doblegaría mi orgullo lo justo y necesario para lograr seguir en pie en este mundo cruel.Lo que no esperaba era que al encontrarme con su mirada me volviera a perder en sus ojos de la misma forma que lo hice la primera vez que lo vi.Embobada en esa realidad paralela, me dejé arrastrar por el universo llevándome como la corriente de un río espiritual. Podía asegurar que así debía de sentirse ser una pluma siendo llevada por el fluente de un río que era dirigida exactamente hacia el centro de su mirada, adentrándome en aquellas galaxias que se esco
Leer más
Capítulo 6: Una señal
      Cuando recuperé el aliento y la confianza en mí misma, volví la mirada hacia él y arremetí con uno de mis típicos comentarios ácidos. Quería lograr que se alejara tal y como hacían todos los hombres que había conocido hasta entonces.   Era tan triste… bastaba con mostrarles a una mujer independiente y segura para que se sintieran demasiado insignificantes como para brindarte su compañía. Aún no entendía cómo podían temerle tanto a una mujer que no dependiera emocionalmente de un hombre para sentirse completa consigo misma. Parecía que incluso eso los ofendía.   La verdad del asunto, era que las experiencias pasadas me llevaron a ser más tosca que mis amigas al momento de responder románticamente frente a una propuesta masculina. Y en los últimos meses, sólo me había dedicado a descartar posibles parejas con el transcurso de una única cita.   Pero aq
Leer más
Capítulo 7: El contrato
 Carraspeó la garganta en un intento de hacerme volver a la realidad.Parecía haberse dado cuenta de que me había perdido en algún recuerdo y, en el fondo, para mala suerte mía, parecía que sabía precisamente en cuál. Aunque admití que quizás solo era idea mía.Dejé de lado el pasado y volví al presente, enfocándome en la hoja que tenía sobre el escritorio.— ¿Y bien? ¿Todo en orden? ¿Precisas otra pluma?— No, esta anda perfectamente. El contrato está correcto, salvo por este único inciso.— ¿Cuál?— Dice específicamente que no puedo involucrarme con nadie.— En realidad, citándolo textualmente, señala que no puedes involucrarte con
Leer más
Capítulo 8: La urgencia
 Esa noche recordé el pedido de urgencia que hizo la velada que estuvimos juntos. La forma en que enterré mis labios en los suyos y los presioné con tanta fuerza que él siguió mi beso y comenzó a trazarlo con más convicción.Cuando sentí que sus labios se escapaban de los míos para trazar un camino más profundo en mi cuerpo, recorriendo partes más empinadas y sensibles, me dejé arrastrar por el frenesí que me causaba, fue tanta la magnitud del deseo que desperté al recordar el rose de esos labios cubriendo cada centímetro de mi cuerpo.El rastro de Nathan quedó prácticamente grabado en cada ápice de mí ser y mi ropa interior tenía pruebas para demostrarlo.Chisté molesta por las circunstancias por las que atravesaba y arranqué mi día d&aa
Leer más
Capítulo 9: La negociación
 La visita de Nathan a mi oficina dejó un aire tan helado que ya podía ver a lo lejos cómo iban arribando a mis tierras unos cuantos pingüinos. Quedé petrificada por la nueva tarea que se me había encomendado ya que obviamente no tenía ni la menor idea de por dónde debía comenzar.Pero si de algo podía estar segura, era que yo misma me había metido en esta situación y no estaba en mi sangre dar el brazo a torcer. Arremangué mi camisa, busqué información respecto a los proveedores, cotizaciones anteriores, servicios que ya había realizado y cuáles seguían brindando, tanto en nuestro sector como en otros dentro de la empresa. Y por último evalué sus presupuestos y examiné el nivel de servicio que brindó en los últimos períodos de tiempo para encontrar algo jugoso
Leer más
Capítulo 10: El aventón
 Permanecí en silencio mientras acompañaba al señor Cesareny hasta la puerta de la sala de reuniones donde nos despedimos con un apretón de manos.— Un placer hacer negocios con usted, Astrid.— Opino lo mismo, ha sido un gusto Sr. Cesareny. Que tenga un buen día. —— Igualmente. — agradeció mientras partía con cierta gracia del lugar.— Creo que le caes bien.— ¿Cómo dices?— A la anterior asistente ejecutiva ni siquiera la dejó hablar cuando realizó la primera propuesta de este año.— ¿Con Jimena? ¿Así se llama?— Si, con ella. Fue un encuentro de lo más incómodo. Cómo explicarte, fue como tener a un león y a un b&uacu
Leer más