Mestizos Alados

Mestizos AladosES

Katy García  En proceso
goodnovel16goodnovel
0.0
Reseñas insuficientes
5Capítulos
138leídos
Leer
Añadido
Resumen
Índice

Teo, Cassie, Isaac y Piper viven, en teoría, una vida normal, normal siendo un mestizo y viviendo en Celestia o en el mundo de los demonios. Sin embargo, para el cumpleaños 18 de Cassie todo cambia. En medio de la celebración en una discoteca de la ciudad, las evidencias de un asesinato apuntan a Teo, haciendo que no le quede más remedio que huir, para evitar que las leyes de ambos mundos lo lleven a la muerte. Cassie, Isaac y Piper tratarán de aclarar el malentendido. Reciben ayuda de un par de chicos misteriosos, de quienes lo único que se sabe es: son mestizos. Cassie y Piper se sienten terriblemente atraídas hacia ellos, pero Isaac siente que algo está mal, y lo peor de todo es: que no sabe qué. Entre nuevos romances y decepciones; más traiciones y mentiras; nuevos desafíos y misiones; misterios y descubrimientos; la nueva profecía se desarrolla. La cuestión es: los involucrados en dicha profecía que augura destrucción, dolor y muerte desconocen su existencia, y, por ende, el resultado; y aquellos que la conocen, ni siquiera saben que ha empezado. El orden establecido pende de un hilo, y el sufrimiento está garantizado.

Leer más
Mestizos Alados Novelas Online Descarga gratuita de PDF

Último capítulo

También te gustarán

Libros interesantes del mismo período

Comentarios Deje su reseña en la aplicación
No hay comentarios
5 chapters
Prólogo
CharlotteUna nueva profecía solo podía significar una sola cosa: Grandes cambios. Apenas habíamos tenido 7 años de paz, y ahora resulta que, en pocos años, asumiendo que son pocos, tendríamos algunos otros drásticos. Miré a los niños y luego a Blake.—¿Qué fue lo que dije? ¿Cuál es la profecía? —cuestioné. Blake se quedó callado y negó con la cabeza. —Dímelo—insistí.—¿Mamá? ¿Sucede algo? Puedo sentir lo alterada que estas —murmuró el pequeño Teo acercándose a mí. Maldije para mis adentros y traté de calmarme y de paso, bloqueé mis emociones. Lo que menos quería en este momento era preocupar a mi pequeño. Negué con la cabeza.—No cariño. No pasa nada—respondí, agachándome y
Leer más
Capítulo 1
PIPEREstaba cansándome de tener que esperar a Isaac y Teo. ¿No se supone que las chicas son las que siempre se demoran más? Además, estaba segura de que tía Charlotte les había enseñado en varias ocasiones las consecuencias de la impuntualidad. Recuerdos de los castigos impuestos por ella en nosotros llegaron a mi mente. Usualmente implicaba pasar una semana limpiando algo, u observando humanos o en el peor de los casos esfuerzo físico y mental aprendiendo o desarrollando nuestras habilidades. No me quejaba del último, ya que eso nos había llevado donde estábamos, pero podía llegar a ser tan cansado que en un par de ocasiones había terminado desmayada. Ella era tan brutal, como solo unos pocos que conocía. Y básicamente, eran mi familia, excepto por un par de personas. Suspiré, miré mi reloj por milésima vez.—¿Dónde carajos
Leer más
Capítulo 2
La ansiedad del momento quedó atrás mientras caminábamos. Miré a Cass a mi lado, y tenía plasmada una sonrisa en la cara. ¿Quién no? Sabíamos a la perfección cuanto tiempo llevaba queriendo conocer la guarida, pero no estaba preparada, o al menos eso era lo que nosotros pensábamos. No puedo decir con exactitud si nos equivocábamos o no. Aproximadamente 15 minutos más tarde, llegamos al borde del área restringida. Hace unos cientos de años hubo una guerra entre celestiales y demonios que dejó la zona donde se llevóa cabo la pelea, inhabitable. Demasiada energía demoniaca y celestial. Si eres un demonio, la energía celestial es básicamente mortal para ti. Si eres un celestial, la energía demoniaca es letal. Si tienes eres un mestizo de ambos, como la mamá de Cass y Teo, Charlotte, o como Isaac, las energías no te hacen ni cos
Leer más
Capítulo 3
CassMe ponía de un pésimo humor el tener que estar como perrito faldero de Teo. No tenía la culpa por las acciones irresponsables que el tomaba, pero la palabra de mi madre era ley y bueno, la entendía. Teo no era ningún santo y poniéndome en el lugar de mi madre, también quisiera mantenerlo vigilar, al menos la mayor parte del tiempo. Sin embargo, hay miles individuos entre celestiales y demonios que matarían por trabajar para ella, pero no, ella tenía que delegarme la tarea a mí. Suspiré.—Créeme que no me alegra ni un poco el tener que compartir contigo todo el día, pero siempre puedes irte con tus amigas y decirle a mi madre que sí lo hiciste. No voy a delatarte—dijo Teo a mi lado, seguramente al sentir mis emociones. Era una de las únicas personas que podían percibir mi estado de ánimo y leer mis pensamientos. De hecho, aparte de mi m
Leer más
Capítulo 4
Mis pensamientos merodeaban alrededor de lo que pudo haber sido. ¿Existía la posibilidad de que quizás un mestizo, para ser específicos, mitad ángel y mitad demonio, tuviese la fuerza de mi madre y estuviese tratando de entrar a mi memoria de alguna manera? Hasta donde teníamos entendido, mi madre, era la mestiza más fuerte. Su descendencia y años de entrenamiento la convertían en invencible. Excepto por nosotros, sus hijos. Sacudí la cabeza para tratar de alejar esos pensamientos de mi cabeza. Teo estaba presente y él podía sentir lo que yo estaba sintiendo. Era básicamente imposible bloquear aquello. Aunque la conversación sobre el incidente de hace unos momentos era algo que iba a pasar, y no tenía como evitarlo.Busqué algo en qué concentrarme para olvidarme de lo que acababa de pasar y recordé hacia donde íbamos. Sirvió. Recuerdos de
Leer más