Malas Decisiones

Malas DecisionesES

kesii87  En proceso
goodnovel16goodnovel
0.0
Reseñas insuficientes
8Capítulos
44leídos
Leer
Añadido
Denunciar
Resumen
Índice

Alba Sanz es una doctora de urgencias en Salamanca, pero debido a una situación familiar complicada, se ve obligada a huir de sus dramas durante unas vacaciones a otro pais. El lugar elegido es Moscú (Rusia). Lo que parecían ser unas vacaciones de desconexión, pronto se convierten en una auténtica pesadilla cuando un terremoto de nivel 6 asedia la ciudad.

Leer más
Comentarios Deje su reseña en la aplicación
No hay comentarios
8 chapters
Prefacio:
 Moscú es la capital federal de Rusia, un destino que muchos eligen como lugar que visitar en sus vacaciones, a pesar de ser un país con una República Federal, que posee estrechos lazos con Corea del Norte y Rusia.La ciudad es un importante centro político, económico, cultural y científico del país y del continente, quizás por eso último fue por la que la elegí como mi destino de viaje, pues desde que era niña siempre me ha interesado la ciencia, por algo era doctora en uno de los mejores y más importantes hospitales de la ciudad en la que resido.Está situada a orillas del río Moscova, en el Distrito Federal de la Rusia Europea. Lo cierto es que, en el curso de su historia, la ciudad ha sido capital de una sucesión de estados, desde el Gran Ducado de Moscú de la Edad media, el Zarato ruso y la Unión Soviética.
Leer más
1 - Provocado
  Mi propia respiración presionaba el pecho, la cabeza a punto de estallar, escuchaba los pitidos aún en mis oídos, después de que el suelo se viniese abajo y miles de aquellas personas cayesen al vacío. Mis lágrimas seguían recorriendo la sien, y el viento las secaba casi en seguida. Jadeaba, sin pensar, huyendo de la realidad, dejando que las alucinaciones y los recuerdos viniesen a mi mente, aplacando lo que acababa de acontecer sobre el puente, mientras aquella niña rubia seguía abrazándome y su llanto desesperado llenaba el lugar."El tarareo de una nana pronto invadió mis oídos, mientras esa mujer amable y buena acariciaba mis cabellos, en un hermoso jardín ll
Leer más
2 - Una llamada
 En aquella tarde gélida, el sol se colaba por la ventana del salón de aquel pequeño apartamento en el centro de Salamanca. Había sido perfectamente preparado para la llegada de su nuevo huésped, que no era otro que el de siempre, tan sólo con otra identidad y otro aspecto, justo como solía ser en ese tipo de situaciones.La puerta se abrió y entré por la ella, la cerré y dejé mi bolsa verde en el pasillo, sin tan siquiera deshacer mis pocas pertenencias, había tenido un viaje movidito, por no hablar sobre mi regreso a esa ciudad... Ni siquiera puedo hablaros aún sobre la razón por la que estaba allí, se supone que hablar sobre ello es alta traición.Me t
Leer más
3 - Una luz de esperanza
Silencio era lo que arropaba ese lugar en aquella mañana en la que el sol si quiera había salido, ni un solo pájaro podía escucharse, ni un disparo, ni una mísera voz, tan sólo la respiración pausada de una niña soñando con un mundo perfecto, donde su madre aún le sonreía y la arropaba en las noches. Quizás ella ya no podría hacerlo, pero la chica sin gracia y con un pasado cruel sí. Fue lo que hice antes de abandonar la tienda y caminar en aquella oscuridad, después de haber despertado de una pesadilla incluso más atroz que la que la estaba viviendo en ese momento. Nunca antes me había desagradado la sangre, pero aquella vez era diferente a cualquier otra, la veía entre mis dedos, mientras el llanto de papá rodeaba la escena, sin que yo pudiese quitar los ojos del líquido que manchaba mis dedos.Leer más
4 - sentido del deber
 Casi había olvidado la de responsabilidades que tenía alguien como yo en ese campo, olvidarse de los sentimientos de uno mismo, dejar de preocuparse por cosas mundanas y fijarse sólo en una cosa: salvar vidas y cuidar al detalle la misión.Tenía que lidiar con muchas cosas, una de ellas no era en lo absoluto esa mujer, pero no podía ignorarla, no cuando seguía sintiéndome como el imán que se acerca al metal, era imposible quedarse al margen cuando la veía.¡Dios! Si incluso se sentía mejor de lo que imaginé en un principio. No era en lo absoluto como pensé que sería, no era como solía ser. Sólo sentir su mirada sobre la mía y ya me sent&iacu
Leer más
5 - Haciendo amigos
  Salí de la ducha compartida que habían improvisado, y me sequé el cabello con la toalla, sin poder creerme aún que estuviese viviendo todo aquello. Tan sólo quería volver a casa, no podía lidiar con más tragedias de las que ya había en mi pasado. Cada uno tiene que poder con sus propios dramas, los míos eran aterradores, tanto, que a veces me asustaba de mis propios pensamientos, de mí misma.Un silbido a mis espaldas me hizo volver a la realidad, me giré y vi allí a los hombres devorándome con la mirada. Los ignoré por completo, nunca me he considerado una mujer atractiva, no suelo vestirme demasiado a la moda, y adoro la ropa cómoda. Tengo ojera
Leer más
6 - Cicatrices
 Estar en aquella situación me hacía sentir incómodo. No había nadie más que no fuésemos nosotros, era la primera vez que dejaba que alguien más viese mi cuerpo desnudo. Para un tipo como yo era complicado, ella por supuesto no lo entendería, porque ni siquiera sabía quién era.Le di la espalda y le mostré la herida. Tan sólo quería que se centrase en ella, pero sabía que se fijaría en cada una de las marcas en mi piel, y ni siquiera podía responder a sus preguntas sin que una mentira saliese por mi boca.Mi corazón se detuvo cuando sentí el roce de sus dedos, giré la cabeza lentamente, más que dispuesto a recriminarle por aque
Leer más
7 - El padrino
  ¿Por qué ese hombre era así? ¿Por qué me había confesado su nombre? ¿Por qué se empeñaba en coincidir? ¿Por qué me miraba? ¿Por qué detenía mi tiempo? Y lo más importante ¿por qué me acechaba como un acosador? – Esa era las preguntas que me hacía en aquellos días, mientras le observaba desde la distancia, huyendo de cualquier acercamiento entre ambos.Confiar en otros siempre fue difícil para mí, así que solía observarle cuando no estaba mirando, le veía relacionarse con otros y actuar distante. Eso desató mi curiosidad, que actuase tan genial cuando estuviese delante de mí
Leer más