PECADO DENTRO DEL CONFESIONARIO

PECADO DENTRO DEL CONFESIONARIOES

Al Vergara  En proceso
goodnovel16goodnovel
0.0
Reseñas insuficientes
15Capítulos
113leídos
Leer
Añadido
Denunciar
Resumen
Índice
15 chapters
Mi nombre es: Salma Neville.
Cuando inicie mi vida en el convento, el motivo principal fue que a mis veintiún años no había tenido ningún novio formal, había besado algunos hombres, compañeros de la preparatoria, y algunos de la universidad, vivía en una pequeña ciudad, la mayoría de las personas nos conocíamos, o creíamos conocer a cada uno de los habitantes, el convento se encontraba en una de las avenidas principales de la ciudad, en una calle empedrada con un gran portón de madera. ¿Cuál es mi nombre? Mi nombre es Salma Neville.   Mis padres católicos, pero de pensamiento liberal, al principio se opusieron a que yo entrará de monja, que dedicará mi vida a Dios, pero yo les convencí, dije que había tenido el llamado de la fé, lo cua
Leer más
El padre Salvatore
Los dias dentro del convento eran bastante lentos y aburridos, Salma se encontraba haciendo las labores diarias de limpieza que se le habían asignado, era barrer las hojas del patio y los corredores; en el momento de llegar al lugar, una de las madres le quito su celular y tableta, alegando que esos artefactos eran mundanos y casi que eran un invento de satanás para hacer que las mentes jóvenes se contaminaran.  Ahí llevo mi control menstrual, madre- hablo Salma con inquietud- por eso lo necesito-la joven miro con esperanza a la mujer joven que se lo regresara.  Te daré un calendario de papel, eso usaras- dijo marchándose, dejando a la joven en la celda que había sido asignada para ella-   Así qu
Leer más
El deseo comienza
era el día de salida para las compras semanales del convento, Geraldine salió junto con la hermana Jenkins, por fin ese sería el día, ya su novio tenía sus documentos y alguna ropa, ya quería encontrarse lejos de ahí, intentaba convencer a Salma que ese lugar no era para ella, que tenía que salir al mundo, pero todo esto estaba resultando infructífero.  ¡no te entiendo, Salma!- dijo Geraldine- tienes solo veintidós años- le decía Geraldine- ven vamos, eres libre, puedes salir de este lugar, es aburrido y lleno de restricciones, necesitas salir de ahí, hoy me fugare, mi novio me esperara y de ahí nos iremos- le dijo Geraldine- confió en ti y sé que no dirás nada.  ¿está
Leer más
Los labios sellados de Salma
En cuanto Geraldine huyo sus padres fueron notificados, al intentar hacer algo, las autoridades dijeron; es mayor de edad y si ella decidió irse, era su problema, en el convento las monjas se miraban una a una atónitas la parecer la chica había fingido bastante bien su gusto al encontrarse en ese lugar.  La madre superiora hablaba bastante molesta con la madre Jenkins, quien era la encargada de comprar los víveres e ir al mercado o a los súper mercados para el abastecimiento de los alimentos.  Es la primera vez en muchos años que sucede eso, Jenkins, me avergüenzo de la manera tan ineficiente que cuido y vigilo a esa chica, este año solo entraron cinco chicas, ahora con una menos solo tenemos cuatro, - la superiora se mostraba molesta.  Superiora, no cree que es mejor que tengamos chicas que realmente quieran estar en este lugar y no obligadas por sus p
Leer más
A solas con él
¿estas completamente segura de tú fe? - le cuestiono Salvatore- ¿o solo quieres huir del mundo en el cual no estas a gusto? - el hombre miraba con intensidad a Salma que se movía de manera indecisa en su asiento, los ojos de ese hombre hacían que se prendiera fuego en sus entrañas.  Tenía una vida plena fuera de aquí- dijo Salma- una buena carrera, me ofrecieron un buen trabajo en la televisora de la ciudad cercana, pero eso no me llenaba, aquí siento seguridad y protección- la mujer no podía dejar de mirar las mano
Leer más
Pensando en Luca
Salvatore se encontraba en la sacristia,fue un día con muchas labores y pensamientos de toda clase, tenía años que no percibía o experimentaba la lujuria o deseo por una mujer, se encontraba en la computadora de su oficina con la página de una red social bastante popular, entro en el buscador y puso el nombre de Salma Neville, de forma inmediata el perfil de la chica apareció, ella sonriendo en la foto principal, Luca comenzó a navegar con curiosidad, miro cada una de las fotos de perfil, la portada, alguna etiqueta y en verdad en cada una de esas imágenes se miraba a la joven hermosa y con una vitalidad que ahora no poseía.   Leer más
Deseo
Era el día de visitas en el convento, los días anteriores para Salma habían sido pesados, la madre Jenkins la trataba con dureza y severidad, la mantuvo dos días en “ayuno”, solo le permitía tomar líquidos, en verdad agradecía el compartimiento de su maleta y su dotación de golosinas, si quería estar dentro del convento, pero no le apetecía seguir las reglas, quería tener fe verdadera, solo que aún no lograba sentirla, si creía, siempre lo había hecho, solo que ya no sabía el verdadero motivo por el cual ahora se encontraba recluida en el convento. Leer más
El primer beso
El día de convivencia familiar estaba terminando, fue largo, tedioso y demasiado estresante para Salma, ella deseaba que sus padres se marcharan del convento; en verdad necesitaba unos momentos para poder estar a solas, quería pensar y tranquilizarse uno minutos.  Su madre se encontraba parada frente a ella, su mirada era tierna y llena de amor, casi suplicante pidiéndole que dejara ese sitio que no era para ella, Salma en verdad no quería escucharla.Leer más
Lo volveré hacer
Salma se encontraba en la soledad y silencio de su celda, sus dedos pasaban por sus labios, el beso que le dio Luca Salvatore era el mejor que había recibido en años; sus dedos bajaron hacia su parte intima que se encontraba llena de humedad y comenzó a pasar su mano por esa zona que se encontraba muy sensible, llego el momento en que se tuvo que morder los labios para  no emitir sonido alguno, continuo  tocándose hasta tener una sensación de placer que nunca habías sentido, y así Salma Neville sintió por primera vez un orgasmo pensando en el padre Luca Salvatore.  Leer más
La puerta
Salma se encontraba levantada eran casi las cinco de la mañana, necesitaba dormir un poco más; había pasado la noche en vela o casi toda la noche, la vida en ese lugar se estaba haciendo cada vez más pesada, solo las visitas del padre Salvatore al convento lograban que se sintiera tranquila y relajada.  Se encontraba en la fila de los baños, era el lugar número uno para poder bañarse; llevaba todos sus artículos personales, su jabón,shampoo, cremas y demás, el agua casi caliente y rica, termino su baño, afuera del baño ya se encontraban algunas de las novicias y otras hermanas esperando a que terminara
Leer más