El Despertar — Trilogia Legado Mágico

El Despertar — Trilogia Legado MágicoES

D.L Rivera  Completo
goodnovel12goodnovel
0.0
Reseñas insuficientes
42Capítulos
3.6Kleídos
Leer
Añadido
Resumen
Índice

Esta historia comienza con un deseo al viento, con una maldicion, con el despertar de la magia. Inicia con el surgimiento de un imperio regido por mujeres poderosas. Mujeres capaces de controlar un poder antiguo y ancestral, pero el cual requería un pago. Siglos después una nueva reina estaba apunto de alzarse en el trono. La elección se llevaría a cabo entre dos hermana. Renata y Minerva tan distintas como lo son el día de la noche. Lo cierto es que sus diferencias iban mas haya de lo físico y es que estas eran mucho mas profundas que eso. Un buen día la traición y ambición desmedida asolo el reino condenándolo a la obscuridad y la destrucción. Renata habiéndolo perdido todo se vio obligada a huir encontrándose con el rey Marcos; un gobernante justo y magnánimo. Un padre y viudo. El camino de ambos se unió ya sea fruto de la necesidad, destino o hasta que fuerzas desconocidas conspiraran para que se encontrasen. Su historia comenzó por sus necesidades, sin embargo un profundo amor surgió entre ellos. Infortunadamente sus pasados y los secretos que ocultaban resurgieron destruyendo todo aquello que habían construido, e incluso podría hacerlo con su amor. El momento de pelear por todo aquello que perdió había llegado. Debía luchar por defender lo que su familia había creado, pero sobre todo de restaurar el equilibrio de la naturaleza y la magia. Renata estaba consciente de que para alcanzar hacia falta reencontrarse a si misma y la fuerza que creía perdida; necesitaría de un sacrificio muy grande y estaba dispuesta a hacerlo. Su verdadero potencial, el destino de su vida y su magia se revelaría. Seria encargada de impartir justicia. Se convertir en un juez, jurado y verdugo implacable; aun cuando se condenara a si misma en el proceso.

Leer más
El Despertar — Trilogia Legado Mágico Novelas Online Descarga gratuita de PDF

Último capítulo

También te gustarán

Libros interesantes del mismo período

Comentarios Deje su reseña en la aplicación
No hay comentarios
42 chapters
Prólogo
PrologoEsta historia comienza a transcurrir alrededor del siglo XII de nuestra era, en la región más alejada de un país lejano cuyo nombre ha sido olvidado por las generaciones futuras. Ocurrió en la casa de un hombre acomodado, el cual tenía sus propias tierras y vivía junto a su familia de una forma digna y honesta; ellos no eran conocidos por nadie, pero lo serían y no siempre a causa de la mejor razón. Cierta noche de verano la esposa de ese hombre estaba dando a luz a su segundo hijo, lo cual era una ocasión muy especial para todos en su hogar; pero sobre todo para él, pues su primer hijo había sido una hermosa niña. Deseaba más que nada el nacimiento de un varón, el cual siguiera con su legado y fuera capaz de continuar con su apellido como creía una hija no sería capaz de hacer. Aquella idea era una gran estupidez, pero aun así eso deseaba desde el fondo de su corazón.Pasada la medianoche su esposa dio a luz a su segunda hija, otra niña pequeña y por fortuna completamente san
Leer más
Capitulo I
Un buen día más de 300 años después de que todo aquello comenzó; dos hermanas estaban listas para la elección en la cual una de ellas se convertiría en la nueva gobernante. Sólo tenían un año de diferencia entre sus edades, así que podía suponerse que sería un combate justo entre ambas; aunque la verdad es que no lo era en absoluto, pues una de ellas había desarrollado mucho más sus dones desde pequeña.Minerva la mayor, era una chica realmente hermosa de larga cabellera rubia y lacia que caía como una cascada por su espalda hasta la cadera; esta era tan suave y brillante como la misma seda. Poseía unos pequeños ojos claros color grises y hasta con toques azulados, los cuales eran enmarcados por unas delgadas cejas y una boca pequeña de labios gruesos. Ella era muy linda, pero tenía una cierta expresión en sus ojos, de una malicia enrevesada; la cual podía resultar peligrosa de no controlarse. Minerva siempre había sido capaz de hacer cualquier cosa con tal de conseguir su objetivo, si
Leer más
Capitulo II
Un rato después tanto ella como Renata y sus padres estaban en el comedor desayunando en completo silencio, concentrándose en terminar sus alimentos. Minerva en cambio no podía soportar más quedarse callada, tenía que decirle ella misma a su madre de lo que se había enterado y esperaba con ansias ver su reacción ante eso. La reina era muy estricta con ambas; les exigía perfección no sólo en su actuar, sino también en su pensar y hablar. Por ende sabía que lo que le contaría le desagradaría enormemente. —Madre tengo algo importante que deciros - pronuncio con cautela, pues deseaba causarle problemas a Renata, pero si no tenía cuidado en el cómo le hablaba a su madre entonces sería ella quien resultará más afectada. — ¿Qué es lo que queréis Minerva? Sabéis que no me gusta que se hable en la mesa - le respondió su madre como era de esperar.Sin embargo, Minerva sabía que era lo que debía hacer para garantizar sus planes, así que se armó del suficiente valor y continúo habl
Leer más
Capitulo III
Por supuesto Minerva la obedeció, yendo hacia la puerta de la casa muy feliz; pues su plan había resultado tal y como lo quería. Una vez estuvo en la puerta vio parado en medio del jardín a Carlos; su espalda ancha y hombros fuertes los cuales reconocería donde fuera, además de su cabello rubio dorado y tez morena tan distintivas. Entonces se le acercó con lentitud y cuando estuvo a un par de metro de él comenzó a hablar. — Buenos días, Carlos - le saludó con una gran sonrisa en el rostro, inclinando un poco su rostro en un gesto de cortesía.Este se dio la vuelta para verla sin demora alguna, enfocando con sus ojos negros profundos en su rostro. — Buenos días, princesa Minerva - le respondió haciendo una reverencia ante ella. — Por favor acompañadme a dar una vuelta por el jardín mientras os doy un recado de mi hermana, es importante - le aseguro indicándole el jardín de la casa, el cual era amplio y hermoso con una vegetación que estaba reverdeciendo en esa época d
Leer más
Capitulo IV
Un par de días después a media tarde, una de las empleadas de la cocina se acercó al cuarto de Renata llevándole la comida cómo era de costumbre. En cambio, al acercarse a ella para darle la bandeja con la comida se quejó por el simple contacto de sus manos al rozarse. Renata entonces la ayudó a dejarla sobre la mesa con cuidado, para luego acercándose de nuevo a ella viendo sus manos, las cuales estaban tremendamente lastimadas. — ¿Qué os paso? - le preguntó asustada, casi no podía ni tocarla por temor a hacerle más daño; pero aun así lo hizo con lágrimas en los ojos, las cuales corrían por todo su rostro sin parar. — Su madre estaba muy molesta por lo sucedido y nos ha castigado severamente le- confeso, consciente de que no serviría de nada el ocultárselo y es que era lo suficientemente inteligente como para descubrirlo por sí misma.Renata entonces la sentó en una silla frente a su escritorio, alejándose un momento.Mientras eso ocurría Minerva caminaba por él pasill
Leer más
Capitulo V
Esa mañana la reina Marcia andaba por todo el castillo seccionándose de que todo estuviera en orden, pues no deseaba errores en la celebración. Esta era una ocasión de lo más importante no solo del reino, sino también de su vida. Sin que pudiera evitarlo le hacía recordar con claridad su ritual hacia cerca 23 años, donde fue capaz de vencer a sus dos hermanas menores. Fue muy difícil para ella que las dos se quedaran sin prácticamente nada de magia y la oportunidad de reinar; aunque ambas tuvieron la fortuna de encontrar hombres buenos, los cuales las querían y se casaron con ellas. Lo hicieron para después irse a vivir lejos de ahí; donde tenían sus propias vidas en paz con su familia y siendo muy dichosas a pesar de todo. Aquel hecho sin duda le hacía sentir mejor y menos culpable por haber resultado vencedora, lo cual esperaba que ocurriera con sus propias hijas y no que se vieran distanciadas por ese suceso.Minerva y Renata desde temprano comenzaron a alistarse, pues ese sería un
Leer más
Capitulo VI
Un buen día mientras revisaba el castillo entero, escudriñando cada esquina y rincón de este descubrió una puerta oculta tras un mural. Al abrirla y adentrarse en ella se dio cuenta que daba hacia el sótano, lugar que ni siquiera sabía que existía; por lo cual pasó varios días explorándolo y es que se trataba de un tipo de laberinto con muchas entradas a bodegas antiguas, las cuales a su vez daban acceso a nuevos corredores. Anduvo por este hasta que encontró el cuarto más alejado y oculto de todos, el de más difícil acceso; con eso se dio cuenta que ese era el lugar indicado para esconderla el tiempo necesario y ahí es justamente a donde la llevaba en esos momentos.Minerva guio a su hermana hasta el final del corredor norte, mismo que no tenía salida y es que terminaba en una pared con un mural de la primera reina de su familia. Ambas la habían visto desde que tenían uso de razón y no sólo ellas, sino su madre y la madre de ella. Este había permanecido en ese lugar durante generacion
Leer más
Capitulo VII
Al escucharla Minerva vio la nota con detenimiento para luego dedicarle una gran sonrisa. — Estáis en lo cierto, pero ese es un detalle menor - reconoció mientras tomaba la mano de Renata, haciendo un pequeño corte en uno de sus dedos para obtener un poco de sangre; lo hizo poniéndola sobre el papel para pasar su mano sobre este. — “Cambiad” - pronunció transformando la letra por completo, pues ahora esta imitaba a la perfección la de Renata; era tonto así que ni ella misma podía asegurar que no se trataba de la propia. — Es perfecta, os dije que tenía todo preparado y no mentía al respecto – se jacto volviendo a mostrársela, tal como si le restregará en la cara su gran talento con la magia, pero sobre todo su anticipación.En cuando lo hizo comenzó a alejarse un poco de Renata. — Hicisteis muy mal en subestimarme y esa será sin duda vuestra perdición - le dijo con una sonrisa en el rostro. — Te equivocas; por más planes anticipados que hayáis hecho, no resu
Leer más
Capitulo VIII
Él la acompaño con caballerosidad el resto del camino. Carlos entonces tomo la mano de Minerva con delicadeza, comenzando a avanzar de igual forma mientras dirigía su total atención hacia ella; lo hizo viéndola sonreír cínicamente, es más parecía victoriosa por su hazaña. — ¿Qué habéis hecho?, ¿dónde se encuentra Renata? - le cuestionó confuso y hasta un tanto preocupado por lo que estaba sucediendo. — Descuidad, que sigue con vida si eso es lo que os preocupa - le respondió tomando su brazo y comenzando a bajar a su lado las escaleras.Una vez pisaron el último escalón atrajeron la atención de todo el mundo ahí presente; sobre todo cuando los reyes pidieron la atención de la concurrencia en el castillo, lo cual hicieron provocando un sonido con sus copas. — Esta tarde os hemos pedido a vosotros que se reunieran aquí para ver el ritual que se llevara a cabo entre las princesas Renata y Minerva; pero temo informaros que eso no sucederá. Nuestra hija menor ha decidido de
Leer más
Capitulo IX
Los días comenzaron a transcurrir con todos los preparativos para la coronación, los cuales iban viento en popa. Todos en el reino trataban de hacerse a la idea de lo ocurrido, pero sobre todo de cómo serían las cosas en adelante. Minerva había intentado mencionar a sus padres la idea de casarse con Carlos como estaba planeado que lo hiciera su hermana, argumentando de esa forma ser capaz de unir ambas familias cómo lo querían. Para su desgracia no había podido plantearles la idea abiertamente, ya que se suponía debía seguir muy consternada por la partida de Renata, tal como el resto. Aunque a ella eso no le interesaba en absoluto, debía fingir y esperar a ser coronada para entonces poder deshacerse de una vez por todas de su hermana, pero sobre todo de su recuerdo. El día de la coronación llegó, el castillo se encontraba reluciente y exquisitamente adornado con miles de flores. Todos los invitados vestían sus mejores galas para la ocasión que se celebraría. Ese día era especial para
Leer más