Reina de la Mafia

Reina de la MafiaES

Cory Massiel  Completo
goodnovel16goodnovel
0.0
Reseñas insuficientes
63Capítulos
2.7Kleídos
Leer
Añadido
Resumen
Índice

Svetlana tendrá que enfrentarse a un mundo misógino y machista, dando a conocer su valía para convertirse en la cabeza de su familia. Hará lo que deba para demostrar que ella es lo que necesita la Bratvá, incluso derramar sangre.***Mi padre cometió un error muy grande, demasiado, diría yo, pero tengo que reconocer que él me enseñó todo lo que sé, pese a que decía que no era digna de heredar el ser nombrada jefa de la mafia rusa, que era mujer y que las mujeres de la bratva eran para ser mostradas como trofeos ante los demás socios.Él lamentaba que no hubiese sido varón.Soy Svetlana Záitseva.Soy la cabeza de la mafia rusa.Y soy la hija de más grande de toda Rusia.Cory MassielEstados Unidos, 2020 Todos los derechos reservados. Safe Creative: 2006084354266

Leer más

También te gustarán

Comentarios Deje su reseña en la aplicación
No hay comentarios
63 chapters
Introducción
 Mi padre cometió un error muy grande, demasiado, diría yo, pero tengo  que reconocer que él me enseñó todo lo que sé, pese a que decía que no  era digna de heredar el ser nombrada jefa de la mafia rusa, que era mujer  y que las mujeres de la bratva eran para ser mostradas como trofeos ante  los demás socios.  Él lamentaba que no hubiese sido varón y cuando intentó embarazar  a mi madre de nuevo, nunca sucedió. Mamá no podía embarazarse más. ¡Ese viejo de mierda! Juré que me las pagaría algún día, todas y cada  una de sus ofensas que me hizo. Era
Leer más
Capítulo 1
 Años antes—Es irónico, ¿no? La mayoría de los hombres, por no decir todos,  odian ir de compras con sus chicas. A ti, por el contrario, te gusta —digo  sin despegar la vista del paseo de tiendas por el que conducimos. —No me gusta, es mi obligación por ser tu guardaespaldas —contesta  él y sin premeditarlo, mi mano viaja a su vientre y lo golpea. Se ríe,  obviamente. Mi golpe debe parecerle una caricia. Lo miro. Una sonrisa burlona adorna su pálida cara. —Eres un imbécil, Aleksei —le recrimino y él vuelve a reír. —Es broma, princesa. Sabes que me encanta pasar el tiempo contigo,  así sea eligiendo ropa.
Leer más
Capítulo 2
 Entro a la casa lo más rápido que puedo para poner distancia entre  Aleksei y yo. Mi idea es, como todos los días, pasar directo a las escaleras  y subir a la única parte de la casa que no está vigilada por mi padre: mi  habitación. O bueno, las habitaciones principales. Sin embargo, mi  misión es completamente frustrada por el hombre que me ha dado la vida. —Lana, hija mía, que bueno que llegas. —Freno en seco ante su voz  y maldigo el tener que pasar frente a la sala de estar para ir al segundo  piso—. ¿No saludas, cariño? Fuerzo una falsa sonrisa antes de darme la vuelta y ser consciente de  todos los pares de ojos que me observan. Mierda. ¿Acaso hoy hay reunión  de la Organización?&nbs
Leer más
Capítulo 3
 —¡Oh! Mierda —exclamo al levantarme de un salto. Me he quedado dormida de un segundo a otro sin darme cuenta. Miro  el reloj en mi mesilla de noche y suspiro aliviada cuando noto que solo he  dormido media hora. Tengo sesenta minutos para preparar todo. Me paro de la cama para quitarme la ropa del colegio y buscar unos  leggins de deporte. Tengo planes con Aleksei, sí, pero antes voy a entrenar  como cada tarde. Acompaño la parte inferior de mi vestimenta con un  top también de hacer ejercicio. Amarro mi pelo en una coleta y me pongo  mis deportivas. Me acomodo en mi escritorio e inicio sesión en mi computador. Allí  tengo un clon del sistema de seguridad de toda la casa. ¿Cómo lo obt
Leer más
Capítulo 4
 —Sí, no me gusta para nada tu mirada —vuelve a decir Aleksei antes  de levantarse del piso y tenderme una mano—. Ven, vamos a ver cómo  están tus movimientos. Acepto su ayuda y me paro de un salto. Nos acercamos a la lona de  combate cuerpo a cuerpo y nos ponemos cada uno a un extremo. —Sabes que no hay cámaras que den a la entrada de los vestidores  —comienzo a explicar mi plan mientras nos estiramos un poco. Él me  mira con ojos entrecerrados—. No me mires como si estuviera loca,  simplemente vamos a entrenar como cada tarde para darle un espectáculo  a los espectadores de la sala de seguridad, luego fingiremos ir a las duchas  por separado, nos encontramos en la de mujeres y nos divertimos un rato. Es simple y fácil, pero a mi escolta no le hace gracia debido a
Leer más
Capítulo 5
 Aleksei me deja en el suelo con lentitud. Su semblante está pálido, lleno  de terror, y puedo asegurar que el mío está exactamente igual. —Papá —dice él, sale del cubículo y se enfrenta a su padre. Yo solo  observo en silencio cómo trata de esconder con su mano una menguante  erección. —¿Qué mierda creen que están haciendo? —le espeta Mijaíl mientras  Aleksei frunce el ceño como si no entendiera a qué se refiere su  progenitor. —¿De qué hablas? —No me quieras ver la cara de estúpido, Aleksei. Svetlana, sal de ahí. Muerdo mi labio inferior. Joder. Leer más
Capítulo 6
 Toda la puta noche me la pasé en vela, pues esperaba para ver a Aleksei,  pero este nunca llegó a la casona. A eso de las cuatro de la mañana me  quedé dormida y no supe más. Ahora tengo la duda en mí. ¿Ya llegó?  ¿Podría escaparme un rato a la casa de servicio para verlo? Miro la hora en el móvil. Las nueve de la mañana. Quisiera enviarle  un mensaje de texto diciéndole que quiero verlo, pero mi teléfono está  intervenido por el equipo de seguridad. Sí, no tengo privacidad por esta  parte. Me levanto de la cama con una misión: llegar a hablar con mi  guardaespaldas y que las cosas vuelvan a fluir como hace una semana.  Odio no verlo, no conversar con él, no besarlo en las
Leer más
Capítulo 7
 Bajo las escaleras en dirección a la terraza luego de que el rubor por los  besos de Aleksei se me ha pasado. Como supuse, hay mucho jaleo en la  casa debido al montaje de la fiesta para esta noche. Sigo mi camino hacia  la parte trasera de la casona para salir a la zona de recreo que está ubicada  en el ala izquierdo de la residencia. Al salir hay un camino de madera que conduce a un enorme gazebo,  en donde hay una mesa de metal y cristal de seis sillas. Frente a ella está  la piscina que nunca se usa. Me acerco todavía con una media sonrisa que me queda de los  minutos anteriores, pero muere en el instante en que veo a las personas  que acompañan a mis padres. Los Kórsacov no son mi familia favorita,  todo lo contrario, sé que ellos buscan
Leer más
Capítulo 8
 Me separo de mi tío con una gran sonrisa. Estoy contenta de verlo, ya que  hace dos años que no lo veo y me hace ilusión que esté aquí. Es el  hermano menor de mi padre, Vladislav Záitsev, un hombre que solo  comparte el apellido con mi progenitor. Él y mi padre son completamente  diferentes. Es divertido, alegre, leal… y a pesar de ser la cabeza de la  Bratva en Nueva York, no deja de ser un gran tipo. —Pero mira que grande está mi niña —dice poniendo sus manos en  mis hombros mientras sonríe con añoranza—. Estás hermosa, cariño.  Feliz cumpleaños. —Gracias. —Vuelvo a abrazarlo porq
Leer más
Capítulo 9
 —En el auto hay algunas cositas que nos han dado para ellos —dice  Sherlyn y la veo caminar hacia la camioneta. Unos dientes pequeños pero filosos se clavan en mi mano. Miro al  cachorro blanco y sonrío al verlo pelear con mi palma. Duele, mas no  como para crear un drama. —¿Qué nombres les pondrás? —pregunta mi tío colocándose en  cuclillas a mi lado. —No lo sé. Miro extasiada a los cuatro bebés. —Tienen dos meses de edad. Son hijos de una misma loba; a la madre  la cazaron unos hombres y un equipo de personas rescataron a las crías.  Una de ellas
Leer más