Plandemeowm

PlandemeowmES

MiguelSLuna  En proceso
goodnovel16goodnovel
0.0
Reseñas insuficientes
27Capítulos
732leídos
Leer
Añadido
Resumen
Índice

Algo está pasando en todo el mundo, un enemigo invisible recorre cada sitio del planeta y amenaza nuestras vidas. Una familia tratará de evitar que el virus los ponga en riesgo mientras Chifus; su mascota, quien es un curioso e intrépido minino, intentará descifrar los misterios que se le van presentando. Cuando todo se complique el pequeño peludo no descansará hasta asegurarse que su familia humana supere esta difícil prueba, en agradecimiento al calor que le brindaron cuando él llegó a sus vidas

Leer más
Plandemeowm Novelas Online Descarga gratuita de PDF

Último capítulo

También te gustarán

Libros interesantes del mismo período

Comentarios Deje su reseña en la aplicación
No hay comentarios
27 chapters
Capítulo 0
Siempre me he preguntado por qué los humanos son tan raros, son demasiado complejos pero a la vez extremadamente estúpidos, nada les parece. Si me quedo dormido en el sillón para ellos está mal, pero casualmente cuando decido echarme en el suelo al despertar estoy sobre el sillón ¿Cómo comprenderlos?Abdiel es mi humano favorito, él me rescató de la calle en medio de la lluvia y la oscuridad cuando apenas podía sostenerme en pie, mi madre me abandonó, no la culpo, tener que cuidar de todos mis hermanos tal vez sea demasiado para ella.¿En qué estaba? Ah sí, el pequeño Abdiel, ese chiquillo me cuida como si yo fuera su propio hijo, tiene apenas siete años pero es el más listo de la casa y el más amable en realidad
Leer más
Capítulo 1
No sé cuántos días han pasado desde que mi familia humana comenzó a comportarse de una manera extraña, el día de hoy Abdiel volvió tan solo un rato después de haberse ido a la escuela. Llegué a pensar que me habría quedado dormido sin sentir el paso del tiempo, pero no era así, Odalis tenía poco de haberse ido azotando la puerta como de costumbre, el viejo reloj de la sala no había sonado aún y Clara todavía se estaba preparando para el trabajo.—¿Eres tú Chifus? —preguntó Clara desde el baño al escuchar ruido en el pasillo de la entrada.—Soy yo mami —respondió Abdiel mientras me tomaba entre sus brazos y yo le ronroneaba restregándome en su ropa.—¿Que pasó cariño?¿No tuviste clases? —cuestionó su madre al tiempo que se escuchó como dejaba de caer el agua de la regadera.

Leer más

Capítulo 2
El fin de semana llegó y todo parecía ir de mal en peor, Odalis y Clara no se hablaban desde la noche anterior, odio que sean tan orgullosas las personas, como si no fueran familia. Al parecer la hermana de Abdiel no había podido ir al gimnasio esa tarde pues su madre se lo había prohibido, eso pudo haber desatado más su coraje tal vez.Esa mañana Clara salió rumbo al trabajo, ella es cajera en un supermercado según he escuchado, por lo tanto trabaja toda la semana y solo descansa un día, Odalis y Abdiel se quedaron en casa como había sido la indicación.Por la tarde mientras mi humano y yo estábamos en el comedor, escuchamos la voz de Odalis, quien se encontraba en su habitación. Abdiel cerró el libro que estaba estudiando y caminó con sigilo hasta el cuarto de su hermana. Yo caminé detrás de él de la misma forma.

Leer más

Capítulo 3
Una vez que terminaron de cenar, Clara tomó su celular y marcó recargando el mismo en el centro de mesa, luego de algunos segundos logré escuchar la voz de Julián y de lejos pude distinguir su rostro en la pantalla del aparato.—¿Cómo está mi hermosa familia? —preguntó con alegría mientras Abdiel y Odalis se colocaban junto a su madre.—¡Papá! —exclamó el niño levantando la mano para saludar con una gran sonrisa.—¿Cómo te va campeón? Dime que si has cuidado de tu hermana y de mamá como te lo encargué hace tiempo —dijo el hombre.—Lo hago todos los días, recuerda que hice una promesa —respondió el pequeño con mucha seguridad.—Así se habla campeón —dijo el padre con orgullo. —¿Y que me cu
Leer más
Capítulo 4
Abdiel aún sollozaba en el comedor mientras comía lentamente su sándwich, por mi parte me mantenía a su lado pero mirando hacia la recámara de la odiosa de Odalis, quien parecía batallar para sacar lo que había rodado bajo la cama, claro, con ese volumen nadie podría entrar en un espacio tan reducido.—¡Demonios! —maldijo enfadada y arrodillada junto a su cama acomodándose el cabello. Luego de varios intentos noté que se puso de pie y miró hacia donde Abdiel y yo nos encontrábamos. Instantes después se dirigió hacia nosotros y tomó de los hombros a su hermanito.—Chaparro, quería pedirte una disculpa por lo que te dije hace un rato, a veces no sé que me pasa en realidad, pero sabes que te quiero mucho —dijo abrazándolo por la espalda y dándole un beso en la mejilla.—Mamá dijo que no quer
Leer más
Capítulo 5
Al día siguiente me habría despertado un poco más tarde de lo normal, en verdad estar en casa encerrado junto con los chicos me estaba generando algo de estrés y tantas cosas que habían ocurrido los últimos días me estaban desgastado mentalmente. Solo faltaba un día para que esa niña tonta llevara acabo su plan, el tiempo se terminaba y aún no encontraba la forma de decirlo o hacer que se dieran cuenta de lo que Odalis pretendía hacer.Pasaba del mediodía cuando decidí salir a la calle a despejarme un poco, después de todo en la tele dijeron que las mascotas no podían contagiarse ni contagiar a los humanos, era algo que me tranquilizaba y definitivamente necesitaba un poco de libertad. Lo único que temía era que Abdiel saliera con la intención de buscarme, pero entre sus tareas y el regalo que lo tenía como niño con juguete nuevo lo creí demasiado improbable.

Leer más

Capítulo 6
Contra lo esperado, ese miércoles al parecer pasaría como un día más, Clara se fue a trabajar por la mañana y los muchachos estarían recluidos cada uno en sus habitaciones hasta poco antes del mediodía, solo había salido cada uno por su desayuno, Abdiel a servir mi alimento y luego ambos volverían a su encierro.Por mi parte me preguntaba si Odalis había desistido de su plan, me hacía pensar que la plática que tuvo con su madre la noche anterior dónde hablaron de su relación con ese chico, la había hecho reflexionar y alejarse por un tiempo de él, incluyendo el hecho de dejar de participar en el suceso que acontecería esta tarde.Me agradaba la idea de poder estar en paz, sin peleas, discusiones ni alboroto en la comodidad del sofá al menos por algunas horas. El viejo reloj de la sala marcaba más de las cinco de la tarde cuando escuché ru
Leer más
Capítulo 7
Al llegar a la entrada mi humano se acercó al guardia y le susurró algo al oído, yo me oculté dentro de la mochila.—¿En serio? ¡Vaya! Tendremos que llamar a la policía amiguito —dijo el guardia de seguridad en tono bromista para después reír.—¡Hablo en serio señor! —intentó persuadirlo pero el tipo solo rió y al asomarme por una rendija del cierre de la mochila vi que le ofreció una paleta y después le alboroto el cabello en muestra de afecto.—Yo te conozco... ¡por supuesto! eres el hijo de Clarita, la cajera —dijo entre risas poniéndose a la altura del niño.—Pero señor... —intentó hablar Abdiel siendo interrumpido otra vez.—Sí, ya sé que vienes a buscar a tu mami, ella no tarda en s
Leer más
Capítulo 8
Era una mañana de jueves triste y silenciosa, ninguna alarma sonó hasta a eso de las nueve en que Clara finalmente salió de su cuarto aún en bata de dormir. Por mi parte tenía cerca de una hora despierto y acicalaba mi pelaje para cuando la madre de Abdiel llegó al comedor.—¿Cómo amaneciste peludo? —dijo agachándose a hacerme una caricia con una sonrisa melancólica en el rostro. Mi única respuesta fue un ronroneo con el cual intenté liberarla un poco de sus penas.La mujer caminó al fregadero y después de lavar sus manos comenzó a preparar el desayuno, se notaba más tranquila que la noche anterior pero definitivamente no era la misma Clara que yo conocía, alegre, jovial y llena de energía. Luego de algunos minutos sirvió el desayuno y se acercó a la puerta de la recamara de Abdiel.—Ciel
Leer más
Capítulo 9
Durante el fin de semana posterior al arresto de Odalis, la casa lucía demasiado deprimente, al parecer Clara no había sido aceptada en sus más de dos entrevistas a las que había asistido, se notaba abatida, decepcionada y aún más triste pues la situación de su hija no tenía solución todavía, según ella las autoridades daban muchas vueltas al asunto y Julián no había mandado el dinero para pagar la fianza por un problema con el banco.Abdiel por su parte tomaba clases por internet desde el celular de su madre, pero definitivamente no era el mismo niño alegre de siempre, todo el tiempo lo veía pensativo y rara vez lograba hacerlo sonreír.El domingo por la noche decidí salir a dar una vuelta, necesitaba despejarme nuevamente, pero esta ocasión quise hacerlo bajo la luz de la luna, Clara y Abdiel recién habían ido a la cama cuando trepé a l
Leer más