Mi otra Realidad -Vida vacía-

Mi otra Realidad -Vida vacía-ES

Slip44  En proceso
goodnovel16goodnovel
0.0
Reseñas insuficientes
40Capítulos
3.4Kleídos
Leer
Añadido
Denunciar
Resumen
Índice

Toda vida siempre fue un conflicto, el tacto y el no poder abrazar a sus padres. Porque siempre lo hacia veía cosas que nadie podía ver, solo hasta que un día después de dieciséis años descubre que no es la única adolescente que pasa por lo mismo y descubre su otra realidad en donde puede ser ella misma.

Leer más
Comentarios Deje su reseña en la aplicación
No hay comentarios
40 chapters
1
Una calle a las sombras de la oscuridad de la noche… un hombre desconocido… el sonido de fuertes pisadas… empieza a correr como si huyera de algo o de alguien… encerrado en un callejón sin salida… el rostro horrorizado de aquel sujeto… y finalmente el sonido de un disparo… Abrí mis ojos sintiendo como mi respiración estaba agitada mi pecho subía y bajaba haciéndome sentir ahogada. Tome aire tratando de tranquilizarme, no era nada nuevo aquel sueño que no parecía tener sentido. Mire directo al escritorio en la otra punta de mi cuarto el pequeño rombo dentro de un cristal no paraba de girar. Los rayos de sol apuntaban justo a los pies de la cama, me puse de pie y directo al baño. Mi reflejo mostraba el sudor que empapaba mi frente y las oscuras ojeras que adornaban debajo de mis ojos. El mundo normal… nada cambiara y solo debes sobrevivir. Era una pesadilla más de las tantas y que había aprendido a convivir con ellas desde hacía años.Leer más
2
Solo sucedió una vez en la que me sentí el centro de atención y fue cuando Lexia una chica de mi curso tuvo contacto físico conmigo, al contarlo cualquiera que no me conoce diría que estaba loca pero fue así. La cafetería era demasiado moderna como para alguien que ha crecido en el pasado, una mujer no depositaba sus pure con una cuchara, solo la pantalla táctil y un triste robot había suplantado la actividad humana o la mayor parte de ella. Mi vida era monótona, simple e igual, hice la fila junto a una chica regordeta que se encontraba a mi lado. Las risas a mi otro lado eran molestas el fastidioso y soberbio Brais, con su grupo de amigos. — ¡Maldita sea quiero mi albóndiga! —grito la niña a mi lado golpeando la pantalla que tenía en frente. Los quejidos de la chica eran molestos, mi vista se mantenía sobre bandeja y mis manos estaban inquietas. — ¡Carajo! —la niña colorada parecía pronto entrar en una crisis de nervios. Algo dentro d
Leer más
3
El mar, ese mar que parecía artificial por el color de sus aguas tan claras. Un cielo cubierto de nubes algo que no era nada nuevo. Todos los días estaban nublados. Sentía el nerviosismo correr por mis venas, mis manos sudorosas y sin poder dejar de morder mi labio inferior. Ese era mi momento donde por primera vez me verían hacer algo qur no fuese en mi intento de camuflarme para pasar desapercibida. Debía demostrarles a todas esas personas que era mucho mas de lo que ellos decían. Tome aire y ajuste el abrojo de los squips, la malla que tenia puesta era apretada y de color negro, mi cabello recogido en una coleta de caballo. Volví a mirar hacia el sector donde se encontraban los demás estudiantes y familiares de los participantes. Mis padres se veían tan lejos, pero allí estaban acompañados de Einar, que con sus miradas me generaban solo seguridad. — Lo harás bien confió en ti —dijo Einar que apenas pude escuchar lo q
Leer más
4
En toda esa semana había tenido el mismo sueño y mis pensamientos divagaban sobre el. Un sueño tan distinto a cualquier otro que pude haber tenido, no era una pesadilla pero como yo lo sentía parecía que alguien se metía en mi mente. Esa no era yo y tampoco era mi imaginación. Con el pasar de lo días cada detalle del sueño era más claro. ¿Pero qué explicación tenía todo eso? Solo preguntas y más preguntas aparecían en mi cabeza. ¿Debía ir a esa playa? ¿Y si aquel lugar tenía las respuestas sobre lo que me había estado ocurriendo desde que era niña? Y pensarlo tantas veces llegaba a la misma conclusión tenía que ir allí. — Aquí tendrás las respuestas…. —dije en voz alta recordando una parte del sueño. Lleve otra cucharada de yogurt con bolitas de chocolates a mi boca, dejando vacío el tazón. — ¿Qué sucede cariño? —pregunto mi madre que estaba de pie a mi lado. La mire a los ojos y ella sonrió apen
Leer más
5
Empezamos a recorrer el lugar que era extraño pero a su vez parecía acogedor. Los grandes salones, bibliotecas y todo lo hacía parecer una escuela. Era moderna con tecnologías y que a su vez te generaba cierta intriga. — Llegaste justo en el momento para la prueba —dijo Eider con una sonrisa. — ¿Prueba? —pregunte levantando una ceja. Ella asintió e hizo el intento de tomarme de la mano. ¿Esa chica no podía solo evitar el contacto? — Lo siento —se disculpó tímidamente. Me reí ante su reacción nunca había tenido amigas mujeres y en mi escuela las mas simpáticas y buenas personas del mundo. Eider y yo caminamos hacia un pasillo y luego era aire libre. — El salón de pruebas —señalo ella hacia la puerta transparente. Varios alumnos empezaban a llegar detrás de nosotras. Ese lugar parecía la huerta de mi abuela, el techo de vidrio que dejaba pasar la luz natural y las enredaderas que hacían sombra.
Leer más
6
Todos empezaron a salir de a montones y fue donde perdí de vista a Eider. Sali detrás de los demás y muchos me miraban con molestia. ¿Por qué me miraban de aquella forma? Seguí caminando y por el pasillo recibía varias miradas de desprecio. Una sensación extraña recorría todo mi pecho. Llegue al patio interno que había dentro de aquel gran palacio moderno “La Escuela Fiimburg”. Ese patio estaba lleno de flores al costado de un camino que daba hacia afuera del edificio. Cruce teniendo mi concentración en mis pensamientos. << Soy poderosa >> No podía dejar de sonreír y en pensar en lo que había sucedido, era la primera vez que mostraba lo que sabía hacer. Mire a mi alrededor y a lo lejos estábamos rodeados de bosque, y más a lo lejos pero no tanto del edificio la playa. Varios grupos se encontraban allí afuera dispersos camine sin darles importancia. Y llegue al grupo que se e
Leer más
7
Me encontraba en un lugar tan cálido… un espeso líquido que me envolvía y una dulce voz escuchándose a lo lejos… era mi madre… de repente me encontraba en otro sitio… una vela numero 4 sobre un pastel… todo decorado con globos… me mire en el espejo ya no era una niña… y Einar me observaba… El sonido de un pitido que cada vez se hacía más fuerte, abrí mis ojos encontrando con una luz blanca sobre mi rostro. Mi vista al principio borrosa que en segundos se acostumbró. Empecé a observar cada cosa hasta que me percaté que mi cuerpo estaba atado a una camilla. Mi corazón empezó a latir con rapidez. ¿Dónde estaba? ¿y porque estaba atada a una camilla? Varios cables estaban conectados a mi cuerpo, que sobresalían y se dirigían a una máquina. — Itaro ella es demasiado poderosa no podemos dejarla sola… —la voz de mujer se escuchaba no tan lejos de donde me encontraba. — Lo sé solo deberemos enseñarle al igual que los demás… —la
Leer más
8
Camine por el estrecho pasillo evitando mirar a las personas que cruzaban por él. Clase de “Normas personas con habilidades”, resople y entre al aula. Encontrándome con dos estudiantes y una señora con lentes, que estaba sentada leyendo un libro. Miré a las personas que estaban allí y mi sonrisa fingida desapareció, puse mis ojos en blanco al ver al soberbio de Brais. El solo sonrió levantando sus pies y apoyándolos sobre una mesa. — ¿Son todos? —pregunto la mujer al percatarse de mi presencia— ejem si creo que si… La mujer hablaba raro y con la voz rasposa algo que era extraño. — Muy bien deberán hacer un trabajo y leer el libro de normas Firewall es la segunda vez que está aquí ejem —dijo la mujer acomodándose los lentes. ¿Acaso tenia la habilidad de hacer todo en cámara lenta? Mire a Brais que parecía querer reírse pero solo sonreía mostrando sus relucientes dientes. — Sus faltas… —dijo la mu
Leer más
9
Volví a mirar hacia la ventana que estaba a la cabeza de mi cama, la ventana con forma de circulo que separaba la habitación del exterior. Habían pasado unos días desde que había llegado aquel sitio, había clases donde la mayoría prefería que me quedara a un lado. Algo me parecía absurdo y un mal acto por parte de los profesores responsables. Me mantenía al margen de todo lo que sucedía trataba de pasar el tipo libre encerrada en la habitación. Las visiones eran más seguidas y aparecían solo con mirar a alguien a los ojos. Las pesadillas que tampoco me dejaban descansar y nadie me daba respuestas. Sentía que casi siempre me observada. << Me están poniendo a prueba >> Pero a lo largo de mi corta vida me había acostumbrado a vivir sin utilizar mis habilidades. De repente la puerta de la habitación se abrió y una agitada Eider apareció. — ¡Vamos a que ir a clases! —dijo tratando de recuperar el
Leer más
10
Tomé aire como si me hubiese estado ahogando y abrí mis ojos, la luz del sol entraba por una ventana y me había cegado por completo. De pie a mi lado había una mujer y fue en ese momento que tomo mi mano. Un pasillo… el piso estaba empapado de agua… la mujer vestida con un uniforme de color blanco… la enfermera con la mirada sobre unos papeles… ella sin ver el charco… sangre y la mujer desplomada en el suelo… Quite mi mano mi cara de espanto por lo que acababa de ver. — ¡Suélteme! —dije al ver que ella seguía con su mano sobre la mía. Al mirarla a la cara otra vez en mi mente se reproducían esas imágenes. ¿Una caída la había lastimado de aquella forma? ¿O mejor dicho esa caída le iba a provocar algo lamentable? Quería llorar de la desesperación y los nervios que estaba sintiendo en ese instante. Ella se hizo hacia atrás espantada al ver mi reacción, aparte la sabana a un lado y me levante de la cama. Quería irme a casa
Leer más