Besos Sabor Cereza #1

Besos Sabor Cereza #1ES

Monika Bennett  Completo
goodnovel16goodnovel
0.0
Reseñas insuficientes
68Capítulos
2.1Kleídos
Leer
Añadido
Denunciar
Resumen
Índice

Sinopsis

RebeldeDrama

Alexandra es una chica proveniente de una de las familias más pobres del barrio Clevthon (Inglaterra) siendo sus padres estrictos y mojigatos deciden comprometerla con Berth Downyke, quien se encargará de hacerle la vida imposible. Aunque detrás de toda esa oscuridad, hay algo que le apasiona; la música. Las cartas se han lanzado y su vida ordinaria y corriente dará un giro de 180° cuando conozca a Nathe; el cantante pop del momento. Él la salvará de la crueldad de sus padres y de un matrimonio violento a cambio de algo, que se convierta en su compositora personal, decisión que pagará con creces, ya que nunca pensó que aquella diversión fuera a perjudicarla. En especial porque no sólo Nathe está detrás de ella, sino, su mejor amigo y bajista; Brandon... "No soy una simple nota musical, soy un sentimiento"

Leer más

También te gustarán

Comentarios Deje su reseña en la aplicación
No hay comentarios
68 chapters
PRÓLOGO
Un fuerte chubasco caía sobre todos los habitantes de Clevthon (Inglaterra), los más ricos se refugiaban en sus respectivos hogares con toda la comodidad, mientras que los más pobres buscaban la manera de sobrevivir noche tras noche, pero entre toda esa clase social, entre todo el caos que provocaba la lluvia, entre todas las casas de aquel barrio pobre había una en específico, una pequeña casa que estaba llena de goteras, una casa que en esa precisa noche se envolvía en una terrible oscuridad, desgracias era el apellido perfecto para aquella familia. La construcción era un desastre, paredes desgastadas y el techo a punto de colapsar, la humedad que se filtraba hacía que en especial la planta baja despidiera un olor putrefacto, ya no tenía ventanas y en su lugar eran colocados minuciosamente varios trozos de plástico con cinta adhesiva que el viento ter
Leer más
Capítulo 1
Habían pasado dos días exactamente desde que Alexandra perdió todo ante Berth, él había salido victorioso de su crueldad. Aquella noche murió una parte importante de ella, estaba marchita, ya no tenía importancia nada, solo su música era lo único que la mantenía a flote entre tanta oscuridad. Esa noche Berth gozó de su cuerpo como nunca, pero no pudo hacer nada, incluso se atrevió a recordar como una vez que terminó con ella, observó las sábanas manchadas de sangre, su sangre, su madre entró y como si ella no existiera o fuera un simple fantasma más que habitaba en aquella casa sucia y abandonada a su suerte, recogió las sábanas, y pasado un rato le trajo una cubeta llena de agua caliente para que se limpiara, Alexandra intentó llorar, pero no podía, era como si las lágrimas se le hubier
Leer más
Capítulo 2
El escenario estaba preparado para la gran noche, las luces que alumbraban su cuerpo lo hacían ver como el dios del pop que todas anhelaban, estaba solo, a pesar de estar rodeado de mucha gente, de millones de fanáticas, nadie podía quitarle ese vacío en su interior, algo le faltaba, algo que ni con todo el dinero del mundo lo compraría, ¿Amor?, no, él tenía eso y más de lo que pensaba merecer por parte de sus seguidoras, ¿lujos?, tampoco, ya que con solo tronar los dedos tenía todo lo que deseaba, ¿entonces qué era eso que le faltaba?, aún seguía buscando la respuesta a esa pregunta perdida en la infinidad de sus mares sentimentales.A menudo pensaba que aquellos pensamientos y sentimientos eran algo cliché de los cantantes o de gente famosa, pero al entrar en ese mundo lleno
Leer más
Capítulo 3
La lluvia no cesaba ni un segundo, Nathe manejaba hacia una dirección que seguía sin conocer, tenía algo de gasolina ya que amablemente una pareja de ancianos que pasaron por el lugar le brindaron su ayuda, pasándole algo de gasolina con una manguera y un garrafón de gasolina que según ellos, les servía por si atravesaban por alguna situación similar a la de él, y bendijo mentalmente que aquellos ancianos no conocieran el mundo musical actual. En cuanto vio a Alexandra en aquella situación tuvo pánico de que lo culparan por algo, así que antes de que llegara aquella pareja a su rescate, cargó a Alexandra y la metió en el camión pensando que Elisa sabría que hacer, y ahora estaba ahí, con casi nada de gasolina, en medio de la nada, con una lluvia horrible, con frío, hambre, y
Leer más
Capítulo 4
En el fondo de aquel camión se encontraba la abandonada y vieja guitarra de Nathe, al verla, se le vino a la mente como torbellino una grandiosa idea, lo había visto en la película "Inocencia Interrumpida" y parecía ser lo único que podía hacer en ese momento, no sabía si el resultado iba a ser bueno o malo, pero quería intentarlo, a paso veloz se dirigió hasta su guitarra, se sentó en el suelo y comenzó a tocar la canción "Wild World" de Cat Stevens.Now that l've losteverything to youyou say you wannastart something newand it's b
Leer más
Capítulo 5
Nathe no dijo nada más, siguió a su chica misteriosa en medio de aquella tormenta, después de una media hora caminando ambos estaban empapados y Alexandra temía enfermarse, si lo hacía, tendría graves problemas por lo que se detuvo a pensar, tal vez no era tan mala idea haberse quedado en aquel camión, por lo menos hasta que parara la lluvia, pero ya era demasiado tarde, estaban lejos.—¿No sabes a dónde ir? —Nathe se acercó a ella.—Deja de hablar, no me permites pensar bien.—¿Usualmente piensas bien bajo una tormenta?.—No.Alexandra estaba a punto de
Leer más
Capítulo 6
Alexandra observaba detenidamente lo que sucedía, con solo echarle una mirada a aquel hombre delgado, alto, con una nariz muy puntiaguda, unos ojos más oscuros que la noche, y con esa sonrisa malévola, se dio cuenta de que él era mensajero de malas noticias, ella se quedó estática escuchando como llamaba a Nathe por su nombre artístico, lo que significaba que lo conocía muy bien, o al menos eso creía, ya que Nathe se veía muy sorprendido.—¿Quién eres tu? —preguntó Nathe con el ceño fruncido.—Señorito —aquel hombre lo hizo a un lado y entró sin permiso de nadie, cosa que cabreó a Nathe notablemente—. Eso no es importante, lo que es verdaderament
Leer más
Capítulo 7
Nathe la observó mejor, y se pudo dar cuenta de que tenía rotos los tenis, era más que obvio que era una chica pobre, y se preguntó porqué estaría en la carretera en plena lluvia como si escapara de algo o de alguien. Necesitaba saber quién era ella, por lo que sin decir nada se metió a la ducha teniendo en mente que al salir le preguntaría acerca de su vida.Por otra parte Alexandra estaba agotada, y en cuanto Nathe cerró el baño para darse una ducha, se asomó por la ventana, estaba preocupada por su hermana.Cuando salió Nathe, Alexandra se puso roja al verlo solo con una toalla rodeando su cuerpo de cintura para abajo. Apartó la mirada de él y regresó al sillón.—¿Y bien? —la voz de Nathe&n
Leer más
Capítulo 8
—¡Largo pervertido! —Alexandra le gritó a Nathe al reaccionar que la estaba viendo desnuda—. De lo contrario eres estrella muerta.—Yo...no quise...quiero decir que no te estoy viendo desnuda...En ese instante se escuchó otro trueno más fuerte que los anteriores, y Alexandra sin pensarlo corrió a los brazos de Nathe, quien al sentirla tan cerca de su cuerpo casi desnudo no dudó en abrazarla con fuerza, Alexandra solo cerraba los ojos, odiaba los truenos desde aquella vez que Berth abusó de ella, solo necesitaba unos segundos para tranquilizarse, y Nathe cada vez sentía un enorme deseo de protegerla, de saber más y más de ella, él ya había estado con alguien, con una ex no
Leer más
Capítulo 9
"Me voy a casar", " Me voy a casar", "Me voy a casar". Esas simples y sencillas palabras chocaban la mente de Nathe, quien no podía dormir, Alexandra estaba durmiendo plácidamente en el sillón, verla así, tan frágil, tan llena de vida, le daba ternura, pero no pudo evitar sentirse extrañamente dolido con lo todo lo que le dijo ella antes de dormir, ¿cómo podía estar tan tranquila después de lo que hablaron?.—Estás bromeando —Nathe sonrió, pero al ver la expresión seria en el rostro de Alexandra, comenzó a sentirse nervioso—. ¿Cierto?.—Yo nunca miento estrellita.—¿Por qué? —Nathe frunció el
Leer más