Runaway

Runaway ES

Karla Cipriano  Completo
goodnovel16goodnovel
0.0
Reseñas insuficientes
88Capítulos
1.2Kleídos
Leer
Añadido
Denunciar
Resumen
Índice

No todas las leyendas han muerto. Unos los llaman "el wendigo", otros, "los oscuros", pero todos saben que son bestias. Leah es una de ellos, pero nunca pensó que conocer a un humano la haría romper las reglas de su especie, esa noche tenía que asesinarlo y no lo hizo. Lo salvo y ahora hay una inevitable atracción con ese hombre que es capaz de arrancarle la cordura en los momentos más oscuros. Su especie está en peligro, una guerra se acerca y ella tendrá que elegir el deseo por ese humano o la lascivia de su gente, sin olvidarse que ella sigue siendo el cazador y Max su presa.

Leer más

También te gustarán

Comentarios Deje su reseña en la aplicación
No hay comentarios
88 chapters
Prólogo
Swindon Londres, 1974.Los hombres caminaron con prisa por el bosque. En este lugar no estaban a salvo porque aquí las bestias más salvajes cazaban, entre ellas el Clade...Pero no podían detenerse, su gente había enfermado y necesitaban más agua.Llegaron al cruce de los brezos donde los bordes del rio se veían y corrieron hasta allí para traer toda el agua que pudieran.No les faltaba mucho cuando un animal rugió a lo lejos como si estuviera huyendo de algo.—¡De prisa! — gritó alguien.Todos apresuraron sus movimientos hasta que terminaron y
Leer más
Capítulo 1 "La especie de los bosques" Parte I
Swindon, Londres, epoca actual.  Cuanta la leyenda que hay bestias ocultas en el bosque, bestias que te llaman a la oscuridad solo para devorarte. Un hombre caminaba por el bosque, seguido de los sonidos de los animales y el ruido del golpe del aire, lo que no sabía era que al mismo tiempo alguien caminaba en su misma dirección a lo lejos. Esas bestias de ojos grises son hermosas que nadie podría dejar de mirarlos. Su belleza despierta el deseo carnal y la lascivia.   El hombre se acercó a beber agua a un pequeño río y unos árboles atrás unos ojos grises lo miraron. Cuanta la leyenda que esas bestias parecen humanos, pero no lo son. Desde aquí podía verlos, algunos bailando, otros bajo el efecto del alcohol y el deseo carnal. Humanos. Paseé mis ojos grises por el lugar mirando a esos seres casi insignificantes. Kam me sonrió desde el otro lado de la barra mientras esperaba
Leer más
Capítulo 1 "La especie de los bosques" Parte II
Nos abrimos pasó entre los cuerpos sudorosos que seguían agitándose para llegar a la terraza y el frio se precipito en mis piernas cuando llegamos, lejos de esa multitud enloquecida. De todos los lugares nocturnos en los que habíamos estado este era el más extraño. Otra mujer de ojos azules entro pasando a nuestro lado y parecía mucha coincidencia. La terraza no era muy grande, tenía pocas mesas en direcciones opuestas con pequeñas luces iluminando el barandal de madera que las rodeaba. —¿Entonces no nos quedaremos a ver que es la lluvia de las rosas? — bromeó Tara con los brazos cruzados. —Oí decir a los tipos de ahí que es un tipo de viaje. —Viajo más rápido en cuatro patas. Solo dimos un par de pasos a fuera en dirección al estacionamiento vacío cuando sentí a alguien venir a mi espalda. Esa sensación de cosquilleo conocida… Si hubiera traído mi traje negro, ya estaría sacando mis dagas del cinturón de armas. Tara y yo nos miramos de reojos
Leer más
Capítulo 2 "Cacería" Parte I
— Leah— susurró una voz muy suave cerca de mí y me removí en la cama. —¡LEAH! — Abrí los ojos bruscamente solo para encontrarme con otro par de ojos grises frente a mi mirándome fijamente, mi mano se movió a la daga al lado de mi cama y le apunté directamente a la garganta. —¡Diablos Glen! ¿Quieres provocar matarme? — le gruñí alejando la daga de su yugular y él se apoyó sobre un codo para mirarme. —Tú eras la que estaba a punto de matarme Lee— dijo usando mi sobrenombre y sus cejas se juntaron—¿No huele aquí al aroma de Kam? —Claro, pasó la noche aquí y después se esfumó como el aire— me dejé caer sobre la cama con mi ritmo cardiaco calmándose. —¿Por qué nunca entras como las personas normales? Vas a matarme tarde o temprano. —Lo único que te va a matar son los gritos de Kane, te está buscando. —  mordió mi mano para que lo soltara. ¡Maldición! Cualquier frase que involucrara el nombre de Kane era la peor de las torturas.
Leer más
Capítulo 2 "Cacería" Parte II
Esa noche me dirigí a la base general de La Guardia, que era una estructura echa de roca oscura y se encontraba al extremo opuesto del Gran Salón. Los jóvenes de la ronda nocturna solo asegurábamos los perímetros a unos kilómetros de distancia, pero los encargados del cuidado y protección del campamento entero eran esos hombres vestidos de negro escarlata que deambulaban por todas partes, conocidos como La Guardia. Dentro de la base estaban varios de ellos y algunos de los soldados de prueba que pronto tendrían su lugar oficial en La Guardia. Uno de ellos era ese chico de cejas pobladas que tanto quería. Kam, que me guiño un ojo al pasar junto a él. Los jóvenes de la ronda estaban en centro de la base rodeando a la persona que daba las instrucciones. Desde donde estaba pude ver a un hombre alto de cabello castaño y hombros anchos, el General y Líder de La Guardia Clade. Los mismos ojos que veía todos los días al mirarme al espejo fueron los ojos que m
Leer más
Capítulo 3 "El chico de los ojos azules" Parte I
Estaba sentada junto a un rio cerca del territorio humano acompañada de los sonidos del amanecer. Un lince se acercó a beber agua, pero en el momento que sintió mi presencia me rugió y se alejó corriendo. Sacudí la cabeza, ese era el efecto que los Clade teníamos en los animales. Apoyé mi barbilla sobre mis rodillas y cerré los ojos mientras ese golpeteo molesto comenzaba otra vez en mi cabeza. Miré los cuerpos de los humanos tumbados a lo lejos. ¿Por qué lo hice? ¿Por qué no simplemente los dejé morir o los dejé para que La Guardia los encontrara? Fue ese chico y la forma en la que me miró. Hubo algo en sus ojos que me impidió irme y aquí estaban las consecuencias.   Pero fue extraño que me mirara entre las sombras en primer lugar. ¿Cómo lo hizo? Eso no era posible. Suspiré y agaché la cabeza. Ellos no habían despertado todavía. Aunque me daba igual si lo hacían o no. Ellos no eran mi problema, solo habían sido un bache durante mi ronda.
Leer más
Capítulo 3 "El chico de los ojos azules" Parte II
Tom detuvo la camioneta y se colocó los lentes oscuros igual que nosotros antes de salir. La ciudad comenzaba a llenarse cosas coloridas para el festival anual de otoño. Era casi imposible no notarlo, había volantes por todos lados anunciando la celebración. Caminamos entre ellos sin prestar mucha atención en especial. No era algo que me interesara en absoluto, ni tampoco su gente. El festival de otoño en Swindon era una celebración en grande que atraía a muchos turistas año tras año. No era para menos, el lugar se adornaba con luces de todo tipo y había gente pueblerina por todos lados, aunque para ellos significaba algo totalmente diferente. Mientras que para la gente de la ciudad todo era fiesta y tradición, para los pueblerinos era como un ritual donde ahuyentaban a las bestias del bosque para que no salieran durante el invierno. Lo que era ridículo. El invierno era la mejor parte para nosotros. Era como regresar a nuestro origen, aun así,
Leer más
Capítulo 4 "Pesadillas y fantasías" Parte I
Su madre estaba delante de ella, no sabía a donde iban y aunque era de noche, no tenía miedo de caminar en las sombras. La oscuridad nunca la había asustado. —Aquí es— dijo su madre —Ven— Caminaron y unas risas se oyeron, le hizo una señal con su mano para callarla y vieron a dos humanos sentados sobre la hierba, después regresaron detrás de los árboles —¿Los viste? Ella asintió —Susurra — La pequeña Clade abrió mucho los ojos y caminó hacia atrás, pero su madre la atrapó y la giró hacia los humanos —Susurra— le ordenó otra vez. —No— sus ojos se llenaron de lágrimas. No quería hacerlo, su abuela le dijo que… —¡Hazlo! — arañó su piel y aunque estaba llorando su madre no se apiado de ella. "Lo siento, lo siento mucho" dijo en su mente y comenzó a susurrar. El sonido era suave y cautivador, perfecto para atraer a su presa. Uno de los chicos se levantó —¿Qué es eso? — miró hacia el bosque llenó de
Leer más
Capítulo 4 "Pesadillas y fantasías" parte II
Caminé detrás de él sin dejar de mirar las acrobacias a lo lejos. —No puedo creerlo Max. ¿Nos atacan una vez y se va? ¿Qué clase de guía es?   Escuché a alguien hablar y por accidente choqué con alguien que estaba frente a la barra. —Cuidado— El hombre se hizo a un lado, en una de sus manos colgaba un antifaz negro. Su tono grueso de voz me resultó un poco familiar. Levanté la mirada y lo vi. Era él, el humano del bosque, el chico de los ojos azules.  Sus rizos oscuros se movían ligeramente por el viento y sus cejas del mismo tono intensificaban el color de sus ojos. Él parpadeó luciendo igual de sorprendido como yo la primera vez que lo vi y su pecho se alzó. Nuestros ojos se encontraron y otra vez ese algo en ellos me atrajo como un imán. —Tú— dijo en voz baja. Pasó su mirada por mi rostro y el azul brillando con más intensidad o eso me pareció. —¡Listo! — gritó el bartender y mi cuerpo dio un pequeño salto.
Leer más
Capítulo 5 "El hombre de fuego" parte I
—Hola pequeño cuervo. Tom los miró y la expresión que había en su rostro le hubiera helado la sangre a cualquiera. Era evidente que ellos lo habían herido en el festival. Sin pensarlo, el rubio se levantó y corrió a ellos. Pero ni siquiera pudo acercarse porque los ermitaños quemaron los robles y los troncos ardiendo cayeron para cortarle el paso. —No tan rápido amigo— sonrió el que parecía estar a la cabeza del grupo. Lo observé detenidamente. Aunque todo estaba oscuro y tenía la cabeza gacha, esos ojos rasgados me resultaron vagamente familiares, trate de ver sus mejillas, pero desde aquí no podía. —Los niños Clade una vez más se interponen en nuestra cacería — El fuego de los
Leer más