Mr. Wentworth - Mi Idiota Jefe Británico

Mr. Wentworth - Mi Idiota Jefe BritánicoES

Magali Weaver  En proceso
goodnovel18goodnovel
10
Reseñas insuficientes
82Capítulos
42.5Kleídos
Leer
Añadido
Resumen
Índice

Serie Gentleman #1 (Segundo libro de la serie ya disponible: Señor Cavalli). Rebecca, se muda a Inglaterra con el objetivo de comenzar una nueva vida, sin embargo a pesar de ser: eficiente, trabajadora y brillante, debe hacer malabares para complacer a su nuevo jefe que es tan arrebatadoramente atractivo como . Nathaniel, es un exitoso abogado conciliador que nunca perdió un caso en toda su carrera, su vida son las leyes y desde niño vive para la justicia, con una mujer diferente cada noche se siente completo, luego de una terrible desilusión amorosa. Las relaciones a largo plazo son algo que no tiene espacio en su vida cargada de trabajo, huye todo el tiempo de las complicaciones. Sin embargo la historia cambia cuando conoce a su nueva asociada. El inevitable romance entre Rebecca y Nathaniel, generará un completo caos a su alrededor, cuando la personalidad y el pasado de ambos colisione, haciéndolos arder. Esta pasional relación cargada de sentimientos, oculta a los ojos de todos los que los rodean y a la vez prohibida por su trabajo hará a ambos replantearse muchas cosas y superar desafíos que jamás imaginaron.

Leer más
Mr. Wentworth - Mi Idiota Jefe Británico Novelas Online Descarga gratuita de PDF

Último capítulo

También te gustarán

Libros interesantes del mismo período

Comentarios Deje su reseña en la aplicación
No hay comentarios
82 chapters
Un desafortunado comienzo
Rebecca "Odiaba a mi jefe". No estaba exagerando o siendo dramática como decía mi madre unas cuarenta veces al día. De verdad lo odiaba y eso me hacía sentir de alguna manera una persona terrible con un ímpetu asesino burbujeando en las venas. "Los ganadores no buscan excusas, Becca". Era lo que siempre me repetía mi mamá cada vez que estaba a punto de explotar o lanzar todo por la borda. Cuando me puse a llorar porque no quería seguir realizando equitación me dio un tortazo de esos que nunca se olvidan, me colocó esas incómodas botas y me obligó a subir al caballo nuevamente. Cuando le había confiado que no me gustaba abogacía en medio de una crisis nerviosa en mi segundo año en Yale me amenazó con asesinar a mi gato y dejar de pagar mi matrícula. La primera vez que descubrí a Gregor engañándome en una fiesta de fraternidad me obligó a disculparlo porque su familia era dueña de uno de los bufetes más prestigiosos de la ciudad. Por eso no me ex
Leer más
La cruda verdad
Rebecca —Eh… hola, Rebecca —me saludó Alessia con las mejillas sonrojadas y una sonrisa de suficiencia dibujada en el rostro.Gregor se aclaró la garganta y la alejó con un amague brusco que evidentemente la molesto. —Estaba buscándote.—¿Y has pensado que me había escondido en el culo de Alessia? —No podía creer lo que estaba ocurriendo. Él era mi novio desde la universidad y ella mi m*****a familia. Alessia me miraba con rencor, tenía los brazos cruzados. Su rubio cabello caía en cascada sobre sus hombros y sus ojos celestes destellaban llenos de satisfacción. Ella era perfecta, la mujer más hermosa que jamás había visto. ¿Por qué necesitaba lastimarme de esa manera tan cruel? —No es lo que parece —dijo y me quedé completamente atónita—. ¿Qué tal te ha ido hoy, nena?No respondí. Me sentía mareada, todo me daba vueltas y su falta total de emociones realmente lograba desconcertarme. —Bueno, hablaré yo antes. Hoy me ha
Leer más
Una terrible idea
Rebecca —De veras era tan guapo —. Le pregunté a Popys mientras tomaba mi asiento frente a ella en la mesa de la cocina. Popis y Oliv eran las personas más preciadas que tenía y para mi mala suerte era su última semana en la ciudad. Ambas eran de Inglaterra, pero se habían mudado para estudiar y en busca de un poco de independencia ya que sus padres eran muy conservadores. Cerca de la graduación de Oliv ambas viajaron a pasar las fiestas con sus padres, fue entonces cuando Olivia conoció al amor de su vida, Harvey. Habían vivido un apasionado romance y aunque ambos estaban de acuerdo con que tenían que separarse eso se convirtió en una tortura para ellos. Hasta que un día Harvey apareció en su puerta dispuesto a no dejarla ir. Un año después se casaron en el Center For the Art porque ese era el sueño de Olivia desde que lo había descubierto por casualidad en caminata que realizaba tratando de no pensar en él. Así fue que luego de la
Leer más
Mi última decepción
NathanielLa mejor parte del día siempre eran para mí las cuatro treinta de la madrugada, pues era el raro momento en el que Londres estaba tranquila y silenciosa, cuando podía dar un paseo por las calles y admirar el Hyde Park en completo silencio sin esa terrible turba de turistas o adolescentes que iban de un lado hacia el otro haciendo un gran bullicio. El One Hyde era mi residencia preferida en los últimos años y no era porque el espectacular penthouse fuese de los más lujosos de todo Londres o porque incluyera servicios sin igual. Lo que adoraba realmente era que se tomaban muy enserió la privacidad. Las 220 mil libras al año que pagaba para que mi lugar de residencia se mantuviese en secreto era el dinero que mejor había invertido en mi vida. —Los periódicos del día, señor. —El chófer me los entregó con una ligera reverencia cuando abrió la puerta trasera del coche —Hoy hay titulares interesantes, si está de humor para los cotilleos. —Lo dudo muc
Leer más
Mi misterio caballero inglés
Rebecca Era oficial: no había nada peor que ser de mediana edad, estar en la ruina y sin trabajo en Londres. Lo que primero me había parecido una aventura fantástica, ahora me resultaba una locura sin pies ni cabeza. Londres era maravilloso y amaba cada detalle de su pintoresca cultura. Desde que bajamos del avión todo fue mágico, la zona portuaria, los museos gratuitos, la zona moderna. Habíamos recorrido la ciudad en un autobús de dos pisos e ido a West end, admirado el Big Ben, disfrutado del Tamesis y visitado el Hyde Park. Había logrado sortear las diferencias básicas en el idioma y estaba logrando adaptarme a su clima que era un tanto cambiante. Nuestro primer problema se presento cuando mi madre puso el grito en el cielo al saber que me mudaría a miles de kilómetros y por lo tanto no podría controlar cada una de mis decisiones. Molestar a mi madre estaba bastante bien y  contribuyó a mi decisión final, el pr
Leer más
Mi héroe misterioso
Rebecca Mi corazón comenzó a golpear con fuerza contra mi pecho aterrada mientras miraba en cámara lenta como mi teléfono y caía sobre las vías. Alguien que se encontraba cerca me indicó que me mantuviera sobre el andén y que lo diera por perdido. Aunque no estaba segura de quien me estaba dando tal indicación. Seguramente alguien con dinero para comprar uno nuevo sin problemas. Alguien con trabajo, por supuesto. Alguien que no necesitaba un mapa. —¡No! —grité cuando la gente salió detrás de mí, comenzó a moverme hacia la salida empujandome. Mierd@. Me llevé la mano a la cabeza mientras me resistía a la fuerza de la gente que pasaba a mi lado. No lo podía creer. ¿Cómo iba a llegar a mi entrevista? Llegaría tarde y no estaría en la primera fila, ni siquiera en la última. Todas mis esperanzas de continuar con mi  nueva vida, un nuevo comienzo con mi mejor amiga, estaban puestas en este trabajo. Y lo último que quería hacer er
Leer más
Primeras impresiones
Nathaniel Tenía una rutina matutina sumamente estricta que me convertía en un ganador que acabaría con sus oponentes de un plumazo, aunque para ser sincero esa mañana había sido un verdadero castigo. Cuanto más trabajaba, más duro era mi entrenamiento. Yo era un gran defensor de que si no lograba mantenerme en excelente forma física, no podría desempeñarme como el mejor en mi trabajo. Y estaba dispuesto a hacer todo lo que tuviera que hacer para ser el mejor abogado de Londres y quitar del mapa a Andrew. Como resultado, había estado despierto desde las 3:00 am, había hecho ejercicio hasta las 4:00 am y luego de darme una ducha rápida  tuve una conferencia telefónica con los dueños de AdroAll que estaban muy ansiosos por reunirse con los inversionistas para presentar su nuevo móvil plegable y ecológico. Odiaba los días en los que llegaba tarde a la oficina, pero esa mañana no pude evitarlo. La reunión se extendió más de lo que esperaba.Necesitaba concent
Leer más
Tú el orgullo y yo el prejuicio
Rebecca Me quedé quieta, paralizada por los impresionantes ojos azules de ese  hombre.Tenía una mandíbula perfectamente cincelada y un pelo negro azabache por el que tuve la tentación de levantarme del banquillo de acusados para pasar los dedos; todo él era de una perfección inigualable. Con esa postura de hombre malo y su acento británico. Mientras lo miraba, sus labios se curvaron en una sonrisa lenta y sexy, lo que le hizo tener el mismo aspecto que un modelo de diseñador. Aunque sabía que esa sonrisa lejos de ser incitante se debía a que tenía la certeza de que me dejaría humillada ante los demás socios. Lo que Nathaniel Wentworth no sabía era que yo no mentía en cuanto a mis habilidades y había repasado el manual para el examen de BVC al menos dos veces, más que suficiente para aprenderlo casi de memoria. No tenía ninguna duda de que la corbata que llevaba puesta era exclusiva y costaba más de lo que yo jamás ganaría en un mes trabajando para
Leer más
No somos tan distintos
Nathaniel —¿Señor Wentworth? —Rebecca abrió suavemente la puerta, luego de ser anunciada por Agnes. Yo intente no mirarla y fingir que no me afectaba su presencia. Insistí personalmente en que trabajara como mi asociada para no darle la oportunidad a Andrew de tenerla, no sabía que se traía entre manos, ni de donde la conocía, pero no iba a permitirle salirse con la suya por el simple hecho de que no lograba dominar mi carácter. Sin embargo, a pesar de que estaba allí por mi causa, mirarla me hacía enojar.Eso no me impediría tener las cosas controladas de ninguna forma. Tenía planeado los siguientes pasos a seguir: trataría de abstenerme de mirarla demasiado tiempo, y sería más cruel que nunca, incluso despectivo de ser necesario.La haría responsable de traer mi café a diario como a cualquier asistente, le exigir
Leer más
No tan hermosa cómo para tentarme
Nathaniel Horas más tarde, eché un vistazo por la ventana de mi despacho y me pregunté si Rebecca ya había salido del edificio. No parecía asustada como había imaginado, estaba dispuesta a desafiarme. Eso era extrañamente excitante, y no pude evitar notar mientras caminábamos por el pasillo que todos los hombres que la veían se volvían a mirarla una segunda vez.Al instante le envié un correo electrónico al director de Recursos Humanos.ASUNTO: Puesto de Asociado¿La solicitante ? Me preguntaba, si ya habían confirmado sus credenciales. Nathaniel Wentworth, Socio Mayoritario de Wentworth y Asociados. La respuesta fue instantánea.ASUNTO: Re: El puesto de asociado / asistente personal del Señor Wentworth: Le complacerá saber que Rebecca Bianco esta sobre cualificada para el puesto que le ofreció. Su historial es impecable y creo que la mejor contratada hasta la fecha. Incluyo su currículo a continuación, y me complacerá resp
Leer más