Enamorado de una stripper

Enamorado de una stripperES

Flor M. Urdaneta  Completo
goodnovel16goodnovel
0.0
Reseñas insuficientes
19Capítulos
3.8Kleídos
Leer
Añadido
Resumen
Índice

«El atractivo y codiciado soltero de Boston, John Stuart, fue reconocido como el mejor publicista de Estados Unidos, en el Festival Internacional de Creatividad Cannes Lions». Eso decía uno de los tantos periódicos que circularon en el país hace unos meses atrás, antes de conocer a la sensual y dulce mujer que conquistó mi corazón. Ahora, los encabezados de la prensa me señalan como un criminal que cometió delitos de lesa humanidad que podrían condenarme a cadena perpetua y todo porque cometí el error de enamorarme de una stripper. ¿John es culpable o inocente? Descúbrelo, leyendo Enamorado de una stripper.

Leer más
Enamorado de una stripper Novelas Online Descarga gratuita de PDF

Último capítulo

También te gustarán

Libros interesantes del mismo período

Comentarios Deje su reseña en la aplicación
No hay comentarios
19 chapters
Prólogo
 Cada vez que me miro al espejo, desconozco a la mujer que se refleja en él. He perdido mi esencia, mi humanidad. Rogué durante años por un milagro, pero dejé de creer que existiera un Dios al que pudiera pedirle algo como lo que yo necesito.Debería rendirme, dejar de luchar por seguir viviendo, o mejor dicho, sobreviviendo, pero no puedo. Simplemente, no tengo más opción que seguir adelante.Esta noche, me siento especialmente ansiosa sin saber por qué. He hecho esto por años, ya debería estar acostumbrada a mostrar mi cuerpo a cada desgraciado que paga la cuota, pero es inevitable. El asco y la vergüenza siempre arderán en mis venas. Creo que a pesar de todo, no he perdido toda mi humanidad; aún queda algo de mí salvable ¿habrá alguien que lo vea?Me quito la bata negra de seda y la dejo en el respaldo de la silla antes de salir a escena.
Leer más
Capítulo 1
—Este año, nos honramos en otorgarle el premio Cannes Lions al señor John Alexander Stuart y a su agencia Stuart Publicity.El público aplaude de pie, aunque para mí no es la gran cosa. Ni el reconocimiento ni los premios me importan mucho, pero debo aparentar que sí. Desde hace muchos años, no hay nada que me haga feliz, y mucho menos algo tan superfluo como esto.Me levanto de mi asiento y camino hasta el pódium sin preocuparme por sonreír. Los que me conocen saben cómo soy y no pienso cambiar para su complacencia.—Buenas noches. Antes que nada, felicito a todos los que me acompañaron en esta categoría, fue todo un honor para mí. En segundo lugar, le doy las gracias a mi equipo de trabajo porque sin ellos no estaría delante de ustedes recibiendo este premio. Y por último, aunque no menos importante, le agradezco a mi madre, quien dio todo por
Leer más
Capítulo 2
 —¡Wow! John. Estuviste sorprendente. ¿De dónde salió todo eso? —pregunta Hanna con una sonrisa satisfecha.—¿Importa? —espeto de mal humor.—No te enojes, sabes que soy muy curiosa —ronronea mientras traza un camino descendente desde mi pecho hasta mi miembro todavía endurecido.  —La curiosidad mató al gato, muñeca —aparto su mano de mi entrepierna y me levanto de la cama. Disfruté follándola, pero fue suficiente para mí.—Sí, pero se murió sabiendo —replica burlona. Cuando comienzo a vestirme, su sonrisa se convierte en un puchero infantil—. Quédate esta noche.—No hacemos eso, lo sabes. ¿Comprendes que esto no es una relación?—Sí, lo sé. Pero…—Pero nada. Buenas noches, Hanna.—Buenas no
Leer más
Capítulo 3
Sabrina luce realmente hermosa en su vestido de novia. No puedo negar que Taylor hizo una gran elección. Ella también es abogada y, aunque es una riquilla de cuna, no es para nada la típica hija malcriada. Ha aprendido a defenderse sola en la vida sin depender de sus padres.Taylor sonríe como un tonto, hasta creo que está babeando un poco. Le hago una seña con la mano, rozando la comisura de mis labios como burla. Él gira los ojos con disgusto, lo que me hace sonreír. Disfruto molestándolo, es mi pasatiempo favorito.—… Puede besar a la novia —indica el oficiante. Los novios se dan un pequeño pico y todos en la iglesia aplauden emocionados. ¿Tanto alboroto por un beso?Luego de la ceremonia, llegamos al salón donde se celebrará la fiesta. La decoración es muy elegante, mientras que música instrumental armoniza el ambiente.
Leer más
Capítulo 4
 —Mamá, perdóname. Sé que hice mal al robarme esa manzana, pero tenía hambre. —John, te lo he dicho muchas veces: nunca tomes nada que no sea tuyo. Ven conmigo, le pedirás disculpas al frutero y le pagaremos la manzana. —Mamá… —repliqué—. Me da mucha pena. —Todos debemos asumir nuestros errores, John. Así como decidiste hacer lo malo, debes ahora hacer lo correcto. Estuve tan avergonzado de tener que admitir ante ese señor que le había robado, que aprendí la lección. Mi madre me enseñó con su ejemplo. Le tocó una vida difícil, pero nunca pasó por encima de nadie. No necesitas destruir a las personas para lograr tus objetivos.—¡Alex, nunca me había alegrado tanto de verte! —Le digo, mientras la saludo con un abra
Leer más
Capítulo 5
Capítulo 5Esta mañana, mientras respondía unos emails en mi oficina, recibí una serie de mensajes que me dieron mucho en qué pensar.Al inicio, creí que se trataba de un error. El primer mensaje decía: «deseas con tanta fuerza algo durante tanto tiempo, que cuando lo obtienes, ya has perdido las esperanzas». Un segundo mensaje llegó con una diferencia de unos minutos. «Hay momentos en los que miras atrás y no sabes que pasó exactamente, solo sabes que, desde que sucedió, nada volvió a ser lo mismo». Pero ese estaba firmado por Melissa. Pensé por unos minutos si debía responderle. Después, planteé la idea de llamarla, pero de inmediato llegué a la conclusión de que eso sería un error. Que ella me estuviera escribiendo era un paso, y si hacía mal las cosas, retrocedería.Entonces escribí:
Leer más
Capítulo 6
  —Buenos días, John. ¿A qué se debe esa sonrisita? —se burla Alex mientras toma asiento delante de mi escritorio. No solemos tener reuniones en la oficina, pero hoy se me hace imposible salir al mediodía.—¿Cuál sonrisita? —pregunto, cambiando el gesto.—Esa dibujada en tu boca y en tus ojitos celestes. ¡Ay, John! No me digas que…—¿Qué?—Olvídalo. Mejor hablemos del tema que importa: Giuseppe Bartoli. Creo que no te va a gustar nada lo que te voy a decir.—Dispara, Alex.—Él es tu padre—¡No es mi jodido padre! ¡Fue solo un maldito donador de esperma! ¿Escuchas?Nunca alzo la voz o pierdo los estribos, pero simplemente no lo puedo controlar. Gran parte de mí no quería encontrarlo y no sé cómo lidiar con lo que est
Leer más
Capítulo 7
 Después de lo que pasó anoche, no sé cómo actuar con Melissa. No estoy seguro de si ese beso significó para ella lo mismo que para mí, o si cambia en algo nuestra relación, si es que se le puede llamar así a lo que pasa entre nosotros.Pensé mucho en lo que apenas pudo balbucear cuando le pregunté por qué no me había tocado. «Es que él… si no lo pide», quiere decir que Steven no la dejaba tocarlo, y como es lo único que conoce, reaccionó igual conmigo. La pregunta es, ¿le gustó lo que pasó en esa habitación? Joder, espero que sí.La mañana siguiente, decido quedarme en casa con Mel. Necesitaba saber cómo pasó la noche o qué quiere hacer a partir de ahora. Todo depende de ella. Si me pide que la lleve a Venezuela, lo haré. Si quiere quedarse conmigo, estaré m
Leer más
Capítulo 8
—Hablaremos después. —Le doy un beso tierno en los labios y luego la insto a que se ponga en pie. Tenemos que recibir a mi hermano y a su esposa. Caminamos juntos hasta la entrada, pero Sandra ya se nos ha adelantado.—Siento la demora. Mi esposa no encontraba el labial adecuado que combinara con su barniz de uñas. —bromea Taylor. Sus brazos no tardan en rodearme y me da dos palmadas fuertes en la espalda.—Hola, Sabrina —La saludo con un beso en la mejilla—. Te presento a Melissa Sánchez. Mel, ella es Sabrina.Mi cuñada es rubia con delicados ojos verdes y un cuerpo menudo y esbelto. Es bajita, no creo que mida más del metro cincuenta y tres, pero no por eso deja de ser letal. Es una abogada temible que ha ganado cientos de casos. Se especializa en divorcios, más que todo, de esos escandalosos y sonados. Tay es más de casos penales y de dar asesoría empresarial.Leer más
Capítulo 9
Camino con ella, sosteniéndola por la cintura, y la ayudo a recostarse en la cama. Me quito los zapatos y el saco, dejo las llaves y el móvil en la mesita de noche y me acuesto junto a ella. Su cuerpo se siente tan frágil cuando la abrazo a mí que me estremece. Está sufriendo de nuevo por culpa del maldito de Steven. ¿Hasta cuándo la lastimará? Ni estando conmigo la mantengo a salvo de él.La impotencia y la rabia corren en mi corazón con tanta fuerza que si tuviera frente a mí a ese desgraciado, lo mataría.  Una suave exhalación se escapa de los labios de Mel y me hace olvidar mis deseos de venganza. Ella está aquí, conmigo, regalándome el privilegio de sostenerla contra mi cuerpo, y en eso debo centrarme. Es la primera vez que compartimos una cama y, aunque las circunstancias son penosas, me hace muy feliz tenerla entre mis brazos, saber que le sirvo
Leer más