LAS AVENTURAS DE JOSE ANTONIO EN LA COLONIA

LAS AVENTURAS DE JOSE ANTONIO EN LA COLONIAES

El imprudente  Completo
goodnovel16goodnovel
0.0
Reseñas insuficientes
18Capítulos
1.2Kleídos
Leer
Añadido
Resumen
Índice

Sinopsis

Histórico

Es una comedia, que se cuenta las historias de José Antonio y su tío José Joaquín, en las que tienen que enfrentar varias aventuras, se enamoran, pelean, combaten batallas, triunfan, y salen adelante en medio de las adversidades. Es una narración pintoresca de España durante la Colonia, y de las travesías y viajes que se hacían en esa época.

Leer más
LAS AVENTURAS DE JOSE ANTONIO EN LA COLONIA Novelas Online Descarga gratuita de PDF

Último capítulo

También te gustarán

Libros interesantes del mismo período

Comentarios Deje su reseña en la aplicación
No hay comentarios
18 chapters
CAPITULO I: UN BUEN COMIENZO… LA FAMILIA ¡QUE PERLA¡
  UN BUEN COMIENZO… LA FAMILIA ¡QUE PERLA¡            Eran los años 1710 en Cádiz (España), José Antonio había sido entrenado en esgrima, y había ido a la escuela gracias a su tío que lo crio como a un hijo desde los nueve años. Su tío José Joaquín Calderón de 36 años lesionado en guerra (en una de las tantas batallas de su majestad) no podía tener hijos, y le dijo a su hermano Antonio Calderón que con gusto se haría cargo de uno de sus 9 hijos, como si fuera suyo, sin negarle sus derechos de padre, y devolviéndolo a su hogar paterno si el niño no se adaptaba. A Antonio no le sonó mucho la idea, sin embargo, dos causas le impulsaron a aceptar tal proposición, la primera era que tenía una situación económica muy ajustada y sabía que llegado el caso, no podría enviar a todos s
Leer más
CAPITULO II: LOS NEGOCIOS, TODO VIENTO EN POPA.
  LOS NEGOCIOS, TODO VIENTO EN POPA.   Cumplidos los dieciocho años, el tío llevó a su sobrino a la carpintería donde aprendió el arte de hacer cosas con la madera. Primero con sillas, luego con mesas y escritorios. Luego pasó a la construcción de casas, artes que le podían servir, a pesar de ser consciente que José Antonio para ello no tenía vocación. Se esmeró en que supiera cuál era el secreto de cada objeto que construía. Al principio José Antonio elaboraba los muebles de muy mala gana esperando que su tío lo librara de semejante labor. Sin embargo, José Joaquín conociéndolo como lo conocía, le dijo que si quería librarse de no trabajar en la carpintería debía pasar unas pruebas, la primera de ellas, era construir una silla, la segunda era hacer un escritorio a la perfección, la tercera hacer un establo en una finca y por último reparar una nave. Las tres primeras labores las hizo en tres semanas, rauda
Leer más
CAPITULO III: LA HERENCIA GITANA
      LA HERENCIA GITANA.   María Lorena, la madre de José Antonio, cuando aún éste era muy pequeño, le solicitó a su esposo que contratara a una criada para que la ayudara en las labores de la casa y sobre todo con los niños. Antonio accedió y una noche trajo a una jovencita de 15 años, de piel bronceada para que ayudara a su mujer en las labores de la casa, llamada Carmiña. Lo que no sabían los esposos, es que esta mujer provenía de una familia gitana. Por esa época, el imperio había ordenado el exterminio de los gitanos, y la persecución de los grupos de gitanos era despiadada. Una anciana se la ofreció a Antonio en el mercado, y le dijo que trabajaría sólo por alojamiento y comida, y Antonio decidió hacerse cargo de ella para darle gusto a su esposa. José Antonio tenía unos tres años de edad cuando la joven llegó a la casa, y pronto se convirtió en el niño más mimado de
Leer más
CAPITULO IV: EL GATO DEL TEJADO
  EL GATO DEL TEJADO   Un día José Antonio ingresó a un bar para tomarse una cerveza, y había mucha bulla. Estaban unos gitanos cantando con gitarras, unos disfrutaban de la música, y otros los miraban mal y se iban. Los gitanos seguían cantando canciones alegres, que llamaron la atención de varios que estaban en la calle, y que decidieron entrar. Al parecer se quedó solo el público que le gustaba la música gitana, y ya no se oían ni refunfuños, ni insultos, y más bien todo el mundo escuchaba y disfrutaba del ambiente, reían y aplaudían. José Antonio sintió el cambio de la atmósfera de ese lugar, y contagiado comenzó a aplaudir también. Le recordaba su niñez, y su nana, que le cantaba en las noches.   Se sorprendió mucho cuando pudo cantar una de las canciones de aquellos gitanos, que al parecer quedaron en sus recuerdos de niñez.   España rechazaba la cultura gitan
Leer más
CAPITULO V: EL AMOR EN TIEMPOS DE GUERRA
    EL AMOR EN TIEMPOS DE GUERRA.   Tío, qué se siente estar enamorado?   José Antonio, estoy muy ocupado, qué son esas preguntas? Tú enamorado? Menudo problema.   Tío es en serio…   Ay Virgen de la Macarena… yo como que nací en Sodoma y Gomorra… Hombre José Antonio… es en serio… Ya acabamos de salir de ese episodio del gato en el tejado… y ahora me vas a salir que estás enamorado… pues dadme un descansillo, no te parece…   Pero tío, cómo puede uno resistirse al amor?   La madre que lo pario… ahora está enamorado (susurró José Joaquín)   Qué dijiste tío?   No… nada… que estás jodido, si estás a punto de volverte loco, y ahora enamorado… no me imagino el zafarrancho que aquí se va a armar…   Vamos tío… y que pasa si es todo lo c
Leer más
CAPITULO VI. EL RETORNO A TENERIFE
  José Joaquín: Bueno José Antonio, se puede saber por qué si puedes visitar a Priscila en su casa, pidiéndole el debido permiso a su padre, sigues viéndola en el tejado como un ladrón. De verdad que me parece peligroso. Si el padre se entera menudo problema nos vamos a ganar.José Antonio: ¡Hombre tío¡ que una visita en su casa, no tiene emoción, no hay estrellas y no podemos ver la luna.José Joaquín: Ah bárbaro¡ ya estás delirando, ahora vas a meter a las estrellas y la luna en todo esto¡ de verdad piénsalo José Antonio, que te vas a ganar un disparo, ve que el padre de esa joven acabó con un pobre gato sin contemplación.José Antonio: ¡Tío que no seas ave de mal agüero¡ la verdad es que hablamos, nos reímos, nos besamos…José J
Leer más
CAPITULO VII. EL JUICIO EN TENERIFE.
 CAPITULO VII. EL JUICIO EN TENERIFE. José Joaquín: ¿Y ahora? ¿Qué clase de recibimiento es este? Yo que vengo a ayudar y me dicen que soy el causante de todo esto. A ver, que yo a tu madre no la veo hace más de dieciséis años que no se de ella. ¿Qué pude yo haber hecho hace dieciséis años que sea yo el culpable de todo esto?La niña contestó: Pues yo no lo sé, lo único que dijo mi madre, era que usted era el único que podía resolver todo lío.José Joaquín: Pero vaya a saber yo que habrá pasado, y pues, yo vine fue a ayudarla, que me he venido en un viaje en barco desde Cádiz, y la verdad niña, es que no tengo ni idea de cómo puedo yo ayudar a tu madre.La niña contestó: Menudo salvador, que ha venido, y no sabe qué hac
Leer más
CAPITULO VIII. CONQUISTANDO EL CORAZON DE UNA HIJA
CAPITULO VIII CONQUISTANDO EL AMOR DE UNA HIJA.   José Joaquín: Pero María… ¿Qué voy a hacer? De la noche a la mañana me sueltas está bomba… Tengo una hija a la que no conozco… y al parecer me odia con toda su alma. María: A ver José Joaquín… que no seas tan dramático, tu siempre complicas las cosas... José Joaquín: ¿Dramático? Es que estoy vuelto un lío… no se qué hacer… la cabeza me da vueltas… En mi cabeza solo estaba verte, y ver cómo te ayudaba… y ahora resulta que soy padre de una niña, de la noche a la mañana. María: José Joaquín… ya cálmate… a ver respira profundo… eso… eso… ahora ve, tienes que hablar con ella… José Joaquín: Madre mía… ¿pero yo cómo voy a hablar con ella? Capaz y me pega con una olla. María: ¡Qué te calmes¡ y ahora mismo vas a hablar con ella… desde que se enteró de la verdad, creo que quiere hablarte. José Joaquín: Pero claro que me ha hablado… me
Leer más
CAPITULO IX EL ESCAPE DE TENERIFE.
CAPITULO IX  EL ESCAPE DE TENERIFE.   María: José Joaquín, somos cinco mujeres, mi hija y yo y mis tres criadas, que tampoco las puedo abandonar, además nos serán de mucha utilidad en Cádiz. José Joaquín: Bueno, no tengo problema con eso… aunque allá en Cádiz tengo varias criadas. María: José Joaquín ¿ya vamos a discutir? No nos hemos ido de Tenerife, no sabemos donde vamos a vivir en Cádiz, y se supone que voy a montar una panadería, ¿y no voy a tener mis criadas que han trabajado conmigo durante diez años? José Joaquín: No… no… yo nada más decía… por si alguna sufre de mareos en el viaje… María: Lo que me espera en Cádiz…  Victoria por favor, que las criadas vayan empacando y que le pongan cerrojo a todas las puertas, hoy es una noche muy peligrosa. José Joaquín: Tenemos cuatro soldados haciendo guardia afuera, y nosotros estaremos pendientes si algo pasa, pero sí, tienes razón, a partir de hoy
Leer más
CAPITULO X: LA LLEGADA A CADIZ
El viaje de regreso a Cádiz fue más o menos tranquilo. Había mucho oleaje y causó muchas nauseas entre algunos pasajeros que no estaban acostumbrados al vaivén de las olas.En últimas, la presión por la partida de Tenerife bajó luego de la muerte del capitán pirata, y nuestros amigos pudieron ingresar más mercancía a sus bodegas y cobrar por el transporte a Cádiz de algunos pasajeros de más, por lo cual, el negocio del transporte le favoreció a José Joaquín, quién llegó resuelto a Cádiz a comprar el barco que los transportaba. En efecto, pensó que una ruta permanente entre Cádiz y Tenerife era un buen negocio, sabiendo qué podía transportar y comerciar de esas dos ciudades.Y así fue, lo primero que hizo José Joaquín al llegar fue conseguir dinero para pagarle a María, y para comprar el barco a su verdadero dueño. Ambos negocios los realizó el mismo día. Además, logró conseguir una casa muy cerca a la suya para que María, su hija y sus ayudantes, se alojaran. María no aceptó quedarse
Leer más