Hace Tres Años

Hace Tres AñosES

Lobo  En proceso
goodnovel16goodnovel
0.0
Reseñas insuficientes
11Capítulos
672leídos
Leer
Añadido
Resumen
Índice

Narrado en forma anecdótica, en primera persona en un tiempo lineal, la historia de un joven en el vértice superior de un triángulo, donde su pretensa amiga, novia de su mejor amigo le ha abierto la sesgada posibilidad de tener una relación mas allá de la amistad, y en la tercera arista aparece una madura pero bella profesora, que rompiendo todos los protocolos entabla de lleno una entrañable amistad con él.

Leer más
Hace Tres Años Novelas Online Descarga gratuita de PDF

Último capítulo

También te gustarán

Libros interesantes del mismo período

Comentarios Deje su reseña en la aplicación
No hay comentarios
11 chapters
i
¿Por dónde podría empezar?, me muero de ganas de empezar por el final, pero creo que será mejor seguir el orden, para reflexionar cada suceso y quizá entenderlo, tal cual fue, creo que debo empezar en el punto donde de verdad empezó, pero es tan difícil encontrara el origen que quizá simplemente me remontaré al momento mas viejo, en este caso me parece adecuado ubicar el principio en ese primer día de clase, cuando con la pereza de terminar las vacaciones, y la inseguridad del futuro, de cara al principio, que a pesar de ser nuevo, reconocí las caras de siempre, lo mismo que ellas me reconocían y saludaban con la habitual indiferencia de lo cotidiano, mientras caminaba por el campus de la universidad, que por costumbre peyorativa llamaba escuela, si se pudiera mirar desde arriba, se confundiría con facilidad con un bosque, y que visto de cerca encontraríamos la incongruencia humana, pue
Leer más
ii
Yo sonreí ampliamente, sorprendido por las primeras palabras que ella me dirigía directamente sin siquiera un atisbo de formalidad.—No —dije con algo de cinismo —yo te lo invité.A pesar de su aspecto juvenil en ese momento lanzó una risa serena y discreta, mas bien propia de una mujer madura, en una breve pausa donde nos quedamos sin palabras, nos miramos, nos reconocimos y nos acoplamos, fue apenas un segundo, de alguna manera siniestra la barrera de la edad se terminó.—Bien —dijo levantando las cejas, al tiempo que se quitaba los lentes —te invito un café.Yo reí mientras negaba con la cabeza, y respondí poniendo algo de reto y sarcasmo.—Y, ¿Cómo piensas pagarme? —agregué con tono mordaz —lo del plan de estudios.Ella levantó ligeramente el mentón con una sonrisa traviesa, mientras debat&iacut
Leer más
iii
Por toda respuesta, aparte de la lascivia habitual, Lisie tan solo recibió una mirada fija y penetrante, ella respondió con una sonrisa enfadada disimulando indiferencia.—¿Porque bicho?Ella me miró con desprecio, mientras hacia la cabeza hacia atrás, con esa sonrisa que hacia cualquier cosa posible.—Pues —dijo sínica —eso eres, una cucaracha —replico enfadada —por tu culpa mi novio sale a media noche, de un cuchitril arrumbado en lo profundo.Su enfado que me pareció infantil, y que por mas énfasis que puso en los peyorativos me pareció fingido.—Pues déjalo.Dije en medio de una sonrisa retándola, buscando con dolo finalmente en verdad que rompieran el noviazgo, pero ella reaccionó como siempre, busco una respuesta ambigua que no me diera pie a continuar la línea, y por otro lado que dejara una luz de esper
Leer más
iv
No existía ninguna forma de eludir lo evidente, esa pluma por mas que pudiera fingir no podía ser mía, y en un ataque de moral no quise decir la verdad, pues me vería sometido al escarnio, por la dudosa amistad con una profesora, pero también en ese momento, comprendí que Lisie e incluso Damián no serían capaces de juzgarme, aceptando, después de las concebidas burlas, cualquier relación que tuviera con Nelly, cambiando de opinión inmediatamente al darme cuenta que Lisie aceptaría la aparición de cualquier mujer en mi vida alejándose para no comprometerse mas conmigo, dejándole el paso libre a Nelly. —La encontré tirada. Ella me miró con algo de suspicacia, pero aceptó con renuencia mi excusa, recogiendo la pluma y guardándola en su bolso, un reflejo impulsivo me hizo saltar en aras de acreditar la propiedad de la pluma, al verlo ella de si disgustada por lo de Damián, me miró con fastidio y me reprendió. —Vas a usarla, ¿tú? La pluma cuyo gran pecado
Leer más
v
Al día siguiente caí en cuenta que este sería el tenor de mi vida el resto del ciclo escolar, si bien a veces mis escaramuzas para con Lisies parecían funcionar, que de cierto eran lo que mas importaba, y bien recuperar mi horario matutino, y en la turbia lucha de estas metas de poco me preocupé de Nelly, que al igual que yo desistió de confraternizar con migo, aunque si el caso se daba y estábamos aislados o coincidíamos con Hugo, arremetíamos con una insulsa plática que rayaba en cotilleo, que a decir verdad nos llenaba, pero tan efímera que a ojos de un espectador casual parecería un simple saludo.Al contexto de lo dicho, no era sorpresa encontrarme desesperado taciturno y molesto aguardando a Lisie en el comedor, porque si bien siempre se iba temprano a casa hacia lo posible por comer con Damián y yo, claro, la petulancia propia de una mujer nos llevaba a mal gastar los pocos recur
Leer más
vi
Frente a frente en el sentimiento de un abrazo puramente simbólico supe que al contrario de mi primera impresión, no me uso, mas bien compartimos por primera vez un momento íntimo que sería egoístamente solo de nosotros, pero también era temerario seguir tentando la suerte, empero eso no impedía salir juntos hablando sobre temas mas mundanos y, que a la vista del cotidiano tránsito sería una plática habitual.—Por cierto —me decía con indiferencia —ya terminé de calificar el último examen, y no vas bien —dijo negando lentamente mirando al frente ignorando mi reacción, a mitad entre indignación y sorpresa —tendrías que hacer un buen examen parcial, y recomponerte en el final.Y ahí recordé que efectivamente habíamos ya sobrepasado el medio ciclo y estábamos entrando ya en la última parte de &eacu
Leer más
vii
Ahora lo tenía, a pesar de ser tácita la aceptación era evidente, y no sabíamos que hacer, mas allá de la duda, congelados y en suspenso, queríamos sin poder, de un soplo Lisie se había quebrado, dividida entre dos que al parecer quería por igual, balanceándose en un finísimo hilo por romper, y con todo, a punto de desmoronarse, tomó aire, recogió toda la dignidad que pudo recopilar y recuperó las lágrimas que no derramó, y me sonrió con altives.—Nunca —dijo erguida y de frente —por ningún motivo voy a dejar a Damián.La resolución era definitiva y no se podía apelar, me sentí hundir, tenía ahora la realidad completa, sabia de lleno toda la verdad, y no podía hacer nada.—¿Y yo? —dije amainado arañando con desesperación cada una de las opciones —&
Leer más
viii
Estoy muy seguro que sin enfadarse, pero seria y adusta miró al frente y retomó el camino mientras hacía breves preguntas, que yo contestaba distraído, remoliendo una naciente culpa absurda me invadió, pues sin estar consiente había dicho algo que incomprensible en las causas el pequeño enojo había terminado aquella tarde, que bien como ella lo dijo, fue bella, así, una vez mas sin sentir el tiempo, de repente en un soplo me vi en camino a mi casa, mientras Nelly manejaba en un acto que pese a la novedad me pareció cotidiano, y tan efímero como el enfado de minutos antes una sonrisa furtiva me estalló al comprender, ella mas que acercarme a casa me llevaría, y mientras trascurría el camino, la súbita felicidad brincó a lo evidente, y en una pausa Nelly que esperaba sin mas prisa el semáforo en verde me miró y tan espontanea como yo sonrió.&mdas
Leer más
ix
La pregunta incongruente al tema me sorprendió, pero con su sonrisa alegre me presionó a contestar, pasmado al mismo tiempo reflexionaba en la pregunta, y buscaba la intención, mantuve un suspense que se alargó al punto que ella iba a tomar la palabra, pero con una exhalación me adelanté.—¡Si!Respondí sorprendido mirándola incrédulo, ella en lugar de hablar, sonriente con esa malicia que ya me parecía natural, dio un largo sorbido a su bebida drenando el vaso y pidiendo atención a la mesera.—¿Has oído hablar de Lugo? —preguntó sin verme —dicen que es bueno —en ese momento volteó, y con una sonrisa espontánea abrió los ojos disgustada mientras subía su bolso a la mesa —¡acábate eso!, ¡no soporto el desperdicio!Suspicaz pues no terminaba de comprender, miré el va
Leer más
x
La lejana lentitud en la mirada de aquella Nelly incluso me asustó, no puedo ni imaginar a donde fue durante ese larguísimo minuto, pero entendí que solo ella podría encontrar el camino de vuelta, y mi función se limitaría a un simple faro.—¿Has ido al mirador?Habló como siempre de improviso, la pregunta me sorprendió pues como es ella de la nada cambió el contexto y estábamos dando vuelta a otra dirección.—¿Qué?Volteó a verme alegre, con la brillante mirada que en realidad nunca se apagó.—Allá arriba —respondió rápidamente viendo un sendero empinado que conducía a lo que pomposamente referían como la zona de restaurants —dicen que es muy bonito.Volteé a ver dónde se supone estaba el mirador rastreando en mis antecedentes, yo de antes conocí
Leer más