Ahora ¡Soy La Reina! (Dúologia Reina, Libro 1)

Ahora ¡Soy La Reina! (Dúologia Reina, Libro 1)ES

Melanie Fraser  En proceso
goodnovel16goodnovel
0.0
Reseñas insuficientes
131Capítulos
7.2Kleídos
Leer
Añadido
Denunciar
Resumen
Índice

Una chica sosa, aburrida, cohibida, niña de su casa; se pueden meter con ella de muchas maneras, pero ella no diría palabra alguna. Solo agacharía la cabeza y pasaría de todo incluso de su dolor y la tristeza que esto le ocasiona. Así es Cat, una dulce chica que siempre piensa que los demás aun siendo de lo peor, en ellos hay algo bueno. Su inocencia y bondad provocan que todos en la oficina se aprovechen de ella. Una discoteca, un momento desastroso, burlas, risas, señalamientos y palabras hirientes provocan que huya a Washington, pero su triste traslado se verá interrumpido por Mikeila, una joven intrépida, alocada, divertida y despreocupada que transformará la vida de Cat. Washington se convierte en una fiesta total, hombres, juegos, sexo y lo más importante es la ciudad que verá el cambio de 180 grados que Cat dará. Su vida está completamente arreglada y un poco descontrolada, pero todo esto se verá interrumpido por un cambio en su vida laboral, que hará que está vuelva al lugar donde todo comenzó, pero esta vez ella tiene poder, belleza y muchas ganas de venganza, hacer sentir a todos como la hacían sentir a ella, será solo él comienzo.

Leer más

También te gustarán

Comentarios Deje su reseña en la aplicación
No hay comentarios
131 chapters
Prólogo
¿Puede un viejo sentimiento despertar cuando se tiene el corazón blindado y los sentimientos congelados? Aquí estoy nuevamente, un día más para soportar y aguantar sus miradas, sus señalamientos y sus burlas, este mundo es una mierda con todo y sus prototipos. Eso diría si fuera una tía fuerte y segura como las demás, pero el caso es que pienso que abajo de todo eso aquellas personas son buenas, solo deben comprender que no todos podemos ser como ellos quisieran.Cabello negro largo, pero siempre recogido y despeinado, ojos marrones, labios carnosos, altura normal, pero con un gran defecto, poca autoestima. Mi timidez y poca confianza en mí son siempre la causa de mis problemas. Siempre he sido una mujer muy cohibida, desde niña hasta la actualidad, a mis 24 años solo he tenido un novio, novio que me dejó por otra chica más guapa que
Leer más
Capítulo 1
Han pasado nueve meses desde mi traslado, extraño horrores a mi loca amiga, pero extraño aún más a Mike, mi corazón duele... tristeza, soledad, nostalgia, eso siento cada día, cada hora, cada minuto y cada segundo. Por lo menos me sentía así las primeras semanas, Mikeila la versión rubia de Miriam, es toda una lianta, descontrolada y peleonera, ella hace de mis días una diversión alocada.Desde que llegué a Seattle Washington todo está mejor, siento el aire fresco y no precisamente por el frio, me siento otra persona, en la empresa todos me miran con respeto, nadie se aprovecha de mí y eso me gusta, joder me gusta y mucho.

Leer más

Capítulo 2
Todos nos apresuramos a tomar nuestras cosas para salir a comer, una vez en el restaurante vamos a nuestra mesa de siempre.—Uisss un sexyman a mis 12— comenta Mikeila a los pocos minutos de pedir, nuestras miradas se dirigen de inmediato a donde indica incluido la de los chicos.—¿Es enserio? Ese tío se nota que en la cama es un raro, solo miren como se viste por Dios, es todo un metrosexual— comenta Jeff.—Pero si con los raritos es con los que más se experimenta— comenta Luna— joder esos tíos tienen más manía que el pan de pasas, les puedes meter el dedo por detrás y les fascina ¿Sabes tú lo que es cogerse a un hombre?— pregunta y está casi excitada.—Por supuesto que no y no quiero ni averiguarlo ni saberlo— le advierte este.—Igual te lo diré— le mira Luna— es algo asombroso, cuando te pones el arnés con un pito de 15 cm, cuando tomas el lubricante y se lo aplicas le acaricias ese asterisco con mimos, escucharlos gruñir y jadear por lo que le provo
Leer más
Capítulo 3
Una triste sonrisa se dibuja en mis labios, también extraño aquel lugar que me hizo lo que soy ahora, gracias a su crueldad, pensar en que Jennifer tiene entre sus garras a Mike me entristece, esa mujer es como una penitencia para todo el que la rodea, ella es como una prueba del señor en donde una persona sabe hasta dónde puede llegar cuando la conoce, la tía es difícil.Lo sé amiga mía, en cuanto pueda te iré a visitar también te extraño, en cuanto a Mike por favor sálvalo, enciéndele fuego así la plastibruja no se acerca por miedo a derretirse. Debo trabajar hablamos después.

Leer más

Capítulo 4
—Te quiero dentro de mi ahora...— le exijo pero él no pretende obedecerme —te quiero dentro de mí ya mismo— le ordeno con firmeza en medio de mis gemidos, él se aparta de mi, me mira y sonríe, madre mía su sonrisa, de su pantalón saca un preservativos. Que bien preparado viene me gusta, con prisas se quita el pantalón, el bóxer y pone el preservativo, yo estoy jadeante, deseosa, lujuriosa y todo lo que el sexo conlleva, que buen tamaño y grosor tiene, espero que lo sepa usar, se acerca a mí, me abre de piernas y de una estocada se hunde en mí, me hace gritar... Me olvido del mundo incluso de que Mikeila está en casa, solo quiero que me penetre una y otra vez, que se siga hundiendo en mí sin descanso, sin piedad, me gusta, que rudo y salvaje es... Y madre mía si que lo sabe usar.—Que apretada estás... ¿No eras virgen verdad?— le miro a los ojos, solo he tenido un novio y no teníamos relaciones más de dos veces por semana, y terminamos antes de mudarme a New York.—No...
Leer más
Capítulo 5
Aquí estoy metida en un vestido de cocktail corto negro corte tipo halter y espalda semidescubierta con acabados de encaje y tocado en dorado, sexy, sutil, llamativo, pero no vulgar, consejo de Mikeila, será mucho más fácil a la hora de desvestirme o de vestirme si acepto jugar. Me ordenó que no llevara bragas pero eso sí que no lo acepté, aún no sé por qué estoy dispuesta a ir a ese lugar estoy muy confundida y turbada, me siento cohibida y hasta sucia ¿Qué tal si las personas se enteran de lo que hago en mi tiempo libre? La realidad es que no sé si podré hacer esto, no me creo capaz de tener sexo mientras me miran o tener sexo con varias personas a la vez, estoy tratando de relajarme pero la ansiedad no me deja, solo de imaginarme el lugar ya veo pechos y pollas al desnudo, personas follando en las esquinas
Leer más
Capítulo 6
—Te lo dije es un lugar como cualquier otro, aquí estás en la zona del bar, música relajante, ambiente animado, personas comunes tomando y hablando con amigos, en este lugar está prohibido como ya te dije cualquier acto sexual, aquí puedes conocer personas, pasarlo bien y si se agradan pasar a la siguiente sala— me guía, yo lo miro todo alucinada, no hay desnudos, no hay gemidos, ni olor a sexo; al entrar a la siguiente sala de igual manera lo miro todo, esta es un poco más oscura, también hay barra, no hay mesas solo banquillos en la barra y un sofá en la esquina, música más movida, personas besándose, algunas se miran con deseos, otras meten mano —esta es la sala abierta, es el siguiente nivel, es aquí el lugar donde pides agua y te dan una toalla pequeña, mira ahí— me señala y yo miro— ¿Vez como la está masturbando?
Leer más
Capítulo 7
—¡No!— digo en un susurro, él no da crédito a lo que escucha y yo no me creo lo que digo —¡No! No seré tuya— contra todo pronóstico y con un esfuerzo sobre humano me separo de él dejándolo descuadrado, me mira, mierda esa mira, tan seria, juro que se ve más sexy de lo que ya era, solo puedo pensar en lo gratificante y doloroso que está siendo para mí poder resistirme a él y lo desconcertante que debe ser para él que alguien se le resista, pero para mí sorpresa su expresión cambia de inmediato y me sonríe, ahora mi gesto debe ser el desconcertado.—Logre lo que quería, me deseas tanto como yo a ti, tu cuerpo me pide a gritos y tú lo sabes, quieres probarme, quieres tenerme entre tu humedad, quieres que te toque y te enloquezca y tarde o temprano no lo soportaras más, además de dejar en claro que tú eres mía, cada persona en este club me conoce y por solo besarte de la manera en la que lo hice saben que me perteneces— ahora le miro incrédula ¿Pero de qué cojones está hablando?.<
Leer más
Capítulo 8
—Alonso...— le miro, ahí está el muy cambiado para bien claro, piel morena, esos ojos verdes que me enloquecían, esa sonrisa de niño bueno y esa mirada tan dulce, cuerpo atlético pero sin músculos, alto y elegante, muy elegante, trajeado con saco y corbata, quién diría que fuera un maldito —pero que bien te trata la vida hombre...— finjo indiferencia, me mira asombrado jamás hablaría así siendo la antigua Cat.—A ti te a tratado mucho mejor que a mi— no quita ojo y me estoy incomodando horrores, lo conozco sé que me quiere decir algo y rezo por que no sea lo que pienso —muñequita yo...

Leer más

Capítulo 9
—¿Es cierto esto señorita?— pregunta el oficial aún sin creer, miro con malicia a Sebastián quien me mira con gesto de advertencia, bien puedo hacer que pase una buena noche en la comisaría, pero también yo la pasaría para declarar, cuando estos me miran con insistencia me obligo a responder con sensatez.—Si oficial, es cierto, soy muy juguetona y traviesa como dice mi sexyman— le sonrío, le doy un apretón de nalga que lo hace gruñir.—Esta bien, pero traten de no
Leer más