El Hombre de Mis Sueños

El Hombre de Mis SueñosES

Lara.H  En proceso
goodnovel16goodnovel
0.0
Reseñas insuficientes
28Capítulos
3.9Kleídos
Leer
Añadido
Denunciar
Resumen
Índice

Rennata Masson es una chica ruda y sentimental, en busca de su sueño de ser bailarina de ballet dejó a muchas personas atrás. Renata conocerá lo cruel y maravilloso del amor cuando el hombre más buscado y peligroso, dueño de la mitad de Estados Unidos se apodere de ella como un simple objeto. El hombre se hace llamar ‘‘Señor A’’ pues, su nombre real no lo puede usar... Todos le temen apenas lo oyen mencionar, por eso creó ese apodo del “ Señor A”. COMPLETA.

Leer más
Comentarios Deje su reseña en la aplicación
No hay comentarios
28 chapters
EL HOMBRE DE MIS SUEÑOS.
Hay dos personas diferentes pero completamente destinadas para estar juntos en el mundo, una es...  Renata Sofía Masson, una chica en busca de alcanzar sus sueños... Ser bailarina de ballet en Broadway fue lo que la motivó a irse a vivir a Nueva York dejando el pequeño pueblo de Michigan atrás.Y.. la otra es... El ‘‘Señor A’’, quien antes era amigable y bueno pero, un día su pesadilla se hizo realidad al quitarle lo que más amaba en este mundo terrenal, su esposa, fue brutalmente asesinada por su hermano en busca de venganza... El Señor A enloqueció y una guerra contra él comenzó, lo buscó por cielo, mar y tierra pero jamás lo encontró y ahora esta chica apareci&oacut
Leer más
Capítulo 1
Las hojas caen sin vida al suelo indicando que el invierno está pronto de llegar, los pájaros vuelan al sur escapando del frío que se aproxima... La gente en Nueva York corre de tienda en tienda buscando abrigos para mantenerse en calor mientras está estación helada pasa.  Veo por mi ventana el parque donde solía bailar y me lleno de nostalgia al saber que más nunca podré hacerlo, el tráfico parece más congestionado de lo normal y a las personas no les parece gustar.Niños paseando a sus perros.Vendedores de Hot Dog.Perso
Leer más
Capítulo 2
Luego de minutos de espera al fin escuche una bocina, corrí hacia mí ventana que daba a la calle y ahí posaba un Mercedes benz completamente negro.  Era más que obvio que la mujer con quien hable tenía mucho dinero.Bajé rápido y con mis productos en las manos.Al llegar al automóvil un sujeto me abre muy educadamente la puerta, retira de mis manos mis productos de limpieza y me pide.. —Por favor, entra y abróchate el cinturón—con una ligera sonrisa.Lo obedecí, sin preguntar... Había algo en mí que me decía que no dijera ni hiciera nada ¿Pero que era? No lo sé.¡Maldición! ¿Será que estoy haciendo lo correcto? —la duda entró en mí después que el automóvil arrancó a toda velocidad.El aire pegaba de mi cara pues miraba por la ventana por si salíamo
Leer más
Capítulo 3
La señora E, sí E, pues he decidido llamar a la mujer elegante con severos cambios anormales de actitud así. Durante todo el tiempo que estuvimos hablando nunca se presentó conmigo, así que la señora E me pareció buena idea. En fin, la señora E no me dijo por donde comenzar primero así que... Comenzaré por la cocina y luego por los baños.Entre la cocina y... para ser ricos son muy puercos ¡Demonios! Todo parece un cochinero, platos llenos de comida descompuesta, cáscaras de plátano tiradas en el piso, botellas vacías encima del mesón ¿Que mierda paso aquí?Suspire.Ojalá termine a tiempo.Jamás creí que terminaría usando el oficio que me enseñó mi madre para pagar mis deudas, no me avergüenzo pero, no me agrada nada estar limpiando cosas ajenas. La gente es muy malagradeci
Leer más
Capítulo 4
Desde el primer momento que la ví esa chica causó muchos sentimientos en mí, el parecido con Sabrina me intriga, quisiera saber si también posee el mismo corazón tierno y sincero que ella alguna vez tuvo.¡Joder!Necesito saber más de ella. Necesito verla de nuevo—dije entre dientes yendo directo a su habitación.Renata.Bañada en lágrimas estaba apoyada sobre la almohada, una almohada que no estaba en mi cama. En este momento solo deseo estar en brazos de mi madre.¿Por qué me pasa esto a mí? Admito que a veces miro mal y contesto feo pero, aun así me considero una buena persona... Una buena persona que ayuda a los animales callejeros con comida y que ayuda a cruzar la calle a los ancianos.Dios.¿Por qué permitiste que me sucediera esto a mí? No quiero estar encerrada aquí. —Mi cab
Leer más
Capítulo 5
Nos miramos fijamente y puedo asegurar que nunca antes nadie ha sonreído así por mí. Su sonrisa está desplegada por todo su rostro solo por verme, ¡Esto no puede ser real!Aun ambos estábamos parados enfrente uno al otro, aun nos mirabamos y al reaccionar me atreví  a confesar—Estaba a punto de irme—enseguida cause decepción en él.El señor A, camino a una mesa donde tenía varias botellas de alcohol y se sirvió un trago.Lo seguí con la mirada.—¿Quién, o qué te detuvo? —expresó con dureza, su voz se colocó áspera y seca. Todo su rostro transmitía molestia, sus cejas estaban inclinadas haciendo lucir su ceño fruncido. —Tú. —exprese suave y ligera haciéndolo sonrojar pues, enseguida sus cejas se suavizaron y sus mejillas se coloraron.Me acerqué
Leer más
Capítulo 6
Despierto desorientada preguntándome ¿A donde estoy? Aterrizó al minuto después de verlo junto a mí, enseguida me alejo de él con miedo.—No tenías que haber visto eso—Dijo parándose violentamente de mi cama.¿Cómo puede decir eso primero? —pensé.—¿Por qué mierdas le has disparado a un hombre? ¿Quién eres? —le pregunté con voz opaca. Quería llorar pero lo contuve, no permitiré que me vuelva a ver tan débil.Señor A.Detesto verla con miedo hacia mí, ¿Cuando entendera que nunca le haría daño? ¿Cuándo me atreveré a decirle que se ha convertido en mi vida, que estaría dispuesto a recibir una bala por ella?—Si te digo quién soy me odiarás—le comenté sin mirarla. Otra vez n
Leer más
Capítulo 7
Despierto por un destello de luz que se refleja justo en mis ojos, miro el reloj colgado de la pared y marcaba las diez de la mañana.¡Joder!Es tardísimo, no suelo dormir hasta tarde pero me imagino que tengo razones para haberlo hecho hoy, después de todo lo que pasó ayer.Tocan la puerta  paralizando mis sentidos y hasta que no escuché ese “Toc Toc” de nuevo no reaccione. —¡Pase! —manifiesto colocandome la bata de dormir, caminando rápido hacia la puerta, ansiosa estaba por verlo.— Jefa Renata, el señor A la espera en la camioneta—expresó unos de sus mafiosos muy respetuosamente.  Baje mi mirada.Desconsolada estaba, quería verlo ¿Por qué? No tengo ni puta idea.—¡En un momento bajo!—le indique, y el hombre se fue.Cerré la puerta. Y fui directo al closet que p
Leer más
Capítulo 8
Las horas fueron pasando mientras minuto tras minuto un vestido me colocaba y me quitaba, todo lo que me probaba no le gustaba.Espero que esto si le guste ¡Dios! —murmuré.Salí emocionada modelando un vestido plateado escarchado, sin escote en la espalda, sin escote en las bubis, solo tenía una abertura en la pierna izquierda. El vestido es entallado al cuerpo y me hacía sentir como si valiese un millón de dólares.El señor A se me quedó viéndome fijamente, sin decirme nada.Trataba de descifrar qué decía su rostro pero no me mostraba nada y la intriga me estaba matando.—¿No piensas decir nada? —subí las cejas—Con los demás vestidos sí que no te quedaste mudo—resalte irónica.Tardó en responder. —¡Ese lo usaras esta noche! —me ordenó seco y cortante.&md
Leer más
Capítulo 9
Señor A.Luego de ir de compras fui directo a mi habitación a ducharme, mientras me jabonaba recordaba la pequeña escena de celos que me hizo Renata.Sonreí.Mientras el agua caía por mi musculoso cuerpo desnudo, ¿Será que en realidad fueron celos, o todo lo malinterprete?Suspire por tercera vez al día, esa chica revuelve mi mente, mis emociones... Luego de un par de minutos ya había salido de la ducha y me encontraba con mi sastre quien acomodaba mi traje para la gran gala de esta noche, Hellen estaba sentada a mi lado mientras parado frente al espejo me encontraba.—¡Estás advertido, no quiero shows esta noche! —aclaró Hellen tomando champán. Estire mis brazos para que el sastre me acomodara las mangas—Hacer shows es mi especialidad y contra eso no puedes oponerte, deberías tenerlo claro. —le repliqué u
Leer más