Sigues Siendo Mía (Saga Posesivos-Libro 3)

Sigues Siendo Mía (Saga Posesivos-Libro 3)ES

Katy Guardado  Completo
goodnovel16goodnovel
0.0
Reseñas insuficientes
44Capítulos
7.0Kleídos
Leer
Añadido
Denunciar
Resumen
Índice

Leyna Müller tan fría como un iceberg, la vida le enseño que no todo lo que brilla es oro. Con lágrimas y sudor ha llegado donde esta. Dereck Fischer un empresario que no sabe lo que es luchar para conseguir algo, siempre tiene lo que quiere cuando quiere. Pero con "su estrella" todo es diferente, hará lo que sea por su perdón. ¿Podrá lograrlo o lo á en el intento?.

Leer más

También te gustarán

Comentarios Deje su reseña en la aplicación
No hay comentarios
44 chapters
Capitulo uno
LeynaMiro al pequeño Karan como come del pecho de su madre, es un niño muy alegre y vivaz para los diez meses que tiene, el tiempo pasa rápido, más sin él, borro esos pensamientos idiotas de mi mente.—¿En qué piensas? —pregunta mi amiga, niego.—Nada importante. —siempre es la misma respuesta, sé que Marlene no me cree sus gestos lo dicen.—Leyna soy tu hermana del alma sé cuando mientes. —se levanta con el mini clon del griego en brazos.—Si sabes, no preguntes. —respondo mordaz, para que deje el tema de lado.—Me preocupas Leyna, —pone a mi sobrino en el piso con sus juguetes. —¿Cuánto tiempo a pasado?—Más de un año, —respondo en un susurro. —Para ser exactos diecinueve meses. —se forma un nudo en mi garganta por las ganas de llorar.Leer más
Capitulo dos
DereckEstoy en la puerta del departamento de mi hermana, no sé si golpear o no, a ti te golpearan, carajo es cierto en esta familia todos me quieren muerto, con sobrada razón, ruedo mis ojos por los pensamientos absurdos que tengo.Junto el valor suficiente, golpeo suavemente para que no me escuchen, pero mi suerte no es tanta, la puerta es abierta por mi cuñado su mirada me recorre por completo me da una sonrisa.—Dereck, ¿cómo estás? —abrazo a mi cuñado. —Pasa. —me hace una seña una vez que nos separamos.—Gracias, —tomo mi maleta y la arrastro hasta la sala, el pequeño Karan está con sus autos. —¿Mi hermana?.Como si la hubiera invocado sale de la cocina con un delantal puesto, se queda estática cuando me ve, pero se recompone rápidamente, se acerca y nos fundimos en un abrazo,
Leer más
Capitulo tres
Leyna—Suéltala, —ordena con los dientes apretados. —Si no lo haces te golpearé. —¿pero se volvió loco o que?—¿Quién te crees que eres? —maldito Dereck, ¿por qué has vuelto?—Dereck Fischer, —me da esa sonrisa moja bragas. —¿Ya se te olvido? —susurra contra mi oído, está demasiado cerca.—Obvio que no me he olvidado de ti, —sigo de espaldas a él, apoyo mi trasero en su entre pierna su amigo se emociona rápidamente. —Lo que no recuerdo es que número eres.Sus manos van a mis caderas, haciendo presión en ellas, apoya su miembro semi erecto en mí, la fricción hace que me moje de excitación. Su aliento choca en mi cuello erizando todos mis bellos.—¿De qué hablas mein Stern (mi estrella)? 
Leer más
Capitulo cuatro
DereckAcelero el auto de mi hermana, esta mujer esta loca si cree que voy a permitir que se vaya así como si nada y encima con Cecilio, creí que no habías vuelto por ella, y no era así, pero volverla a ver hizo que se despertara todo lo que siento por mi estrella.Busco mi teléfono para llamar a mi hermana, suena una, dos veces cuando creo que no me va a atender lo hace.—Hola. —su voz sale adormilada. —¿Quién habla?—¿Dónde vive Leyna? —no hace falta que le diga quien soy.—¿Dereck? —asiento como si me pudiera ver. —¿Qué hora es?—Tarde Marlene, —doblo por donde creo que se fueron. —Dame la maldita dirección. —ordeno.—No hagas una idiotez, la Leyna que dejaste hace más de un año murió. —me di cuenta, sus palabras
Leer más
Capitulo cinco
LeynaDejo las carpetas sobre el escritorio de Leandro, estoy agotada mentalmente y físicamente, Marlene tiene al pequeño Karan enfermo así que soy la única secretaria del griego, Dios este hombre es un obseso del trabajo ya veo porque se casó con mi amiga.Termino de acomodar todo porque no quiero al ogro encima de mí, agradezco la oportunidad que me dio Leandro, pero la realidad es que extraño mi país. Vine por una loca aventura sin embargo ya llevo demasiado tiempo aquí, pero ¿qué haría en Alemania? No tengo amigos, familia ni se diga y menos un empleo, podrías aceptar la oferta de Blaz, podría si, aunque estoy cansada de vivir de su caridad aunque ellos no lo vean así.—¿Leyna me escuchas? —pego un salto cuando siento la voz de Leandro.—Casi me matas. —toco mi coraz&oacut
Leer más
Capitulo seis
DereckObservo a Leyna como duerme, se ve tan pacifica, tan ella, es en el único momento que no tiene ese escudo de frialdad que le muestra al mundo entero, sin embargo esa no es ella o bueno no lo era, en este tiempo todo cambio, no debí haberme ido tanto tiempo.Sigo admirando su belleza, un tonto no se daría cuenta de lo hermosa que es por fuera como por dentro, Leyna podrá ser fría, arisca a una caricia, no le van las cursilerías, podrá ser mil cosas, sin embargo no tiene maldad, jamás se pondría en el plan de lastimar a alguien, no es rencorosa, si sufre no lo demuestra, las únicas veces que la vi llorar fue de rabia no de dolor prefiere sacar su lado sarcástico y destruirte con dos palabras antes que las veas destrozada.¿Por qué mierda me fui?, y ¿Por qué mierda volví? Ella estaba mejor sin mí, cuando comenzó a san
Leer más
Capitulo siete
LeynaLas palabras de Dereck parecen sinceras, aunque no me confió de él, ¿Cuántas veces "ha sido sincero"?, y después vuelve a traicionarme, por más que quiera nunca dejará de ser el hombre que ame y me destruyo a su antojo.Acerca sus manos a mis caderas me toma de ellas, mi corazón se paraliza, no sé que hacer en realidad si lo sé, la que se acerca ahora soy yo, llevo mis manos a su cuello acercándolo a mí, Dereck es tan posesivo o más que yo, estampa sus labios en los míos, no me hago de rogar y respondo con pasión, con rabia y dolor, son las emociones que este hombre provoca en mí.Dereck es un experto con sus labios, me devora por completo, muerde mi labio inferior haciendo que abra la boca y el poder meter su lengua recorre toda mi cavidad bucal, me levanta en el aire y me lleva encima de sus piernas quedando con mis&n
Leer más
Capitulo ocho
DereckMi vida se convirtió en un infierno, todo por ser un irresponsable, inmaduro, idiota y todos los adjetivos calificativos que haya, ¿en qué momento mi padre me vio apto para ser el jefe?, ese hombre debe estar muy loco, no hay una respuesta coherente para que decidiera algo así, si no puedo manejar ni mi propia vida, ¿cómo lo iba a hacer con una empresa?.—¿Me escuchas? —salgo de mis pensamientos cuando escucho la voz de Leyna.—No disculpa, —masajeo el puente de mi nariz. —¿Qué me decías? —pregunto mirándola.—¿Qué te duele? —niego, mientras que se acerca a mí.—La cabeza, —tomo unas carpetas que había encima del escritorio. —Debemos seguir. —comienzo a pensar una solución para tal desastre.—Dereck hace 10 horas que estamos aqu&ia
Leer más
Capitulo nueve
Leyna—No dormiré contigo, —anuncio esquivando su cuerpo. —Deja de seguirme. —pido con la poca paciencia que me queda.—Leyna es una estupidez que estemos en cuartos diferentes. —detiene mi huida abrazándome por la espalda.—Ya sé que lo es Dereck, —trato de soltarme sin embargo no me deja. —No me gusta dormir con nadie, lo sabes. —afloja su agarre para girarme y quedar frente a frente.—No soy cualquiera Leyna, —eso también lo sé, pienso. —Dime que sí. —súplica con un puchero ridículo con no me causa nada.—¿No me dejarás en paz? —niega con una estúpida sonrisa. —¡Maldita seas Dereck! Tú ganas, dormiremos juntos. —me levanta en el aire haciéndonos girar.—Gracias mein star (mi estrella). &mdas
Leer más
Capitulo diez
Dereck—¡MALDITA SEA! —grito enfurecido.—Cálmate Dereck, no consigues nada con ponerte así. —miro al idiota de Mark.—¿Cómo me puedes pedir eso? —sigo mirando las carpetas que tengo entre mis manos. —Estamos en bancarrota. —susurro, Blaz me matará, arruine la empresa familiar.—Acepta la ayuda, no seas orgulloso. —me señala con su dedo.—No es orgullo Mark. —me niego a su caridad.—Y ¿qué es? —cuando iba a responder entra Leyna con Gavrel a su lado. —Lo que me faltaba. —suelto exasperado.—También me da gusto verte idiota. —comenta acercándose a mi encuentro.—Si vienes a regañarme o por lástima te puedes ir. —anuncio de mal humor. —Dereck no seas idiota. —
Leer más