Un Amor en Grecia (Saga Posesivos-Libro 1)

Un Amor en Grecia (Saga Posesivos-Libro 1)ES

Katy Guardado  Completo
goodnovel16goodnovel
0.0
Reseñas insuficientes
42Capítulos
6.0Kleídos
Leer
Añadido
Denunciar
Resumen
Índice

¿Cuántas mentiras se necesitan para ser feliz?, ¿Cuántos kilómetros debes volar para encontrar paz?, ¿Cuántas pruebas debes superar para hallar el amor?, preguntas que rasgan el alma, esas que atormentan día y noche. La Joven y hermosa alemana vuela a Grecia para encontrar tranquilidad, creyendo ilusamente que su tormentoso pasado se queda en Alemania y así fue, hasta que ese Dios griego posa sus posesivos ojos en ella. Basto un simple toque para desatar el deseo, la y la pasión, olvidándose del pasado ese que acecha y está dispuesto a destruir todo a su paso.

Leer más
Comentarios Deje su reseña en la aplicación
No hay comentarios
42 chapters
Capitulo uno
Leandro—¡LARGO! —gritó fuera de mis cabales. —Pasa por recursos humanos —le digo, mirando el desastre que hay, sobre el escritorio de madera.—Idiota —grita con su ego por los suelos, camina con paso seguro y sale dando un portazo.—Necesito otra secretaria —exclamo para mi mismo, un día me volveré loco.Tomo el teléfono que se encuentra sobre el escritorio para llamar a recursos humanos, espero que sepan conseguir a alguien que este a la altura de la situación, no es tarea fácil, ya que soy muy exigente, pero vamos solo deben llegar a horario, hacer bien un maldito café y cumplir con su trabajo, ¿Es mucho pedir?.—Alex —digo cuando toman la llamada, mientras trato de limpiar este desastre.—¿Señor? —pregunta del otro lado de la línea, en un murmuro, giro mis ojos po
Leer más
Capitulo dos
MarleneEn algún lugar de la habitación suena ese infernal ruido el cual puse para poder despegar las sabanas de mi cuerpo, sin embargo no puedo abrir mis ojos por la pesadez que siento, cuando logro hacerlo y trato de acostumbrarme a la luz que entra por la ventana, busco mi teléfono que se encuentra en el suelo y me pregunto, ¿Cómo llego ahí?, lo apago dejándolo a mi lado en la cama, como puedo me siento estirando todo mi adolorido cuerpo por la hermosa trasnoche. Saco los pies de mi cama y los apoyo en el suelo frío, muy frío diría, arrastro los pies hasta el baño, para darme una ducha, así se me quito la resaca que tengo gracias a las idieas de Leyna.A mi amiga se le ocurrió salir un domingo a festejar mi cumpleaños número 25. No todos los días se cumplen 25 años, palabras de ellas no mías. As&iacut
Leer más
Capitulo tres
Marlene El avión aterriza en el Aeropuerto Internacional Eleftherios Venizelos de Atenas, mis nervios van en aumento mientras rememoró la conversación con mi hermano anoche, puede ser tan dramático a veces, mejor dicho siempre lo es.Flashback—¿Cómo que te vas hoy mismo a Grecia?, ¿Dónde te quedarás?, ¿Con quién iras?, ¿Dónde trabajarás? ¿Te has vuelto loca? —grita mi hermano al otro lado de la línea, un suspiro cansado sale de mí, ya que estoy preparando las maletas porque estoy sin tiempo, ¡Mierda!, tomo una bocanada de aire para responderle al idiota de Derek.—Primero si me voy hoy mismo, segundo me quedaré en un hotel por lo que resta de la semana hasta que consiga un departamento, —comienzo a elevar el tono de voz enfadad. &
Leer más
Capitulo cuatro
LeandroVoy llegando tarde a la empresa, diez minutos nada más, pero para mí es una catástrofe. Si no me hubiera quedado hasta muy entrada la madrugada con una rubia hermosa que conocí en uno de mis clubs, esto no estaría pasando, salí de su departamento pasado las 3 a.m. y fui directo al mío, me di una ducha, me acosté a dormir, pero se me olvido cargar mi celular así que no sonó la maldita alarma y me levante 8:30 salí de la cama como alma que lleva el diablo, solo me vestí con un perfecto traje hecho a la medida, tome las llaves de mi Mercedes Benz AMG GT C, un lujo que me di hace un año por haber cerrado un importantísimo contrato que me hizo más millonario de lo que soy.Entro al estacionamiento de la empresa tomo el maletín que va en el asiento del acompañante, bajo del auto a paso apresurado y
Leer más
Capitulo cinco
MarleneCierro la puerta detrás de mí con toda la paciencia que me queda, ósea nada. Ese hombre es un ogro si escucharon bien un ogro, me tiene de aquí para haya haciendo mandados como si fuera un cartero, Tráeme un café.... Lleva estos papeles a recursos humanos... Saca estas fotocopias..... Has estos pendientes.... no sabe el significado de secretaría ejecutiva, no malinterpreten amo mi carrera, pero este hombre, me odia, no sé cuál es su problema conmigo, es como si no me quisiera cerca de él.Pensar que me quede con la boca abierta por ese hombre cuando lo conocí, ¿Y cómo no? Si es un Dios griego, lástima que sea un idiota, a mi cabeza llega mi primer día de trabajo.FlashbackLlego a un edificio de 15 pisos con una fachada antigua, pero hermosa, p
Leer más
Capitulo seis
LeandroVeo la retirada de Fischer y ese trasero me está volviendo loco, la he tenido de cartero,  llevando papeles, haciendo fotocopias y quejándome del café, que debo decir es el mejor que he probado en mi vida, todo para tenerla lo más lejos posible de mí, es que no quiero que vea lo mal que me pone al tenerla cerca.Mi pene solo la quiere a ella, he estado con varias mujeres en esta semana rubias, morochas, coloradas hasta una asiática que estaba infernal, pero ninguna es como esta alemana, que con solo darme una mirada me trae babeando y me pone duro al instante. Estoy más irritable de lo acostumbrado, mi familia no me tolera, mi padre fue muy claro el domingo cuando nos sentamos a tomar un trago después del almuerzo familiar en su casa.Flashback—Hijo ¿Por qué no buscas a la mujer que te tiene as&i
Leer más
Capitulo siete
Marlene Después de esa extraña sonrisa que me dedicó por la sal del café, no sé como no me despidió aún. Vine almorzar a un restaurante a dos cuadras de la empresa con Leyna, mi hermano y Gravel que vinieron a visitarnos.  Cuando estoy ingresando veo a mis amigos y hermano al final del sitio, un camarero se acerca a mi encuentro me lleva hasta ellos y el primero en abrazarme es Derek, ni que hiciera siglos no me ve. —Te extrañé pequeña, me haces mucha falta. —susurra en mi oído, mientras revuelve mi cabello. —También lo hago Dereck, pero quita tus manos de mí. —le doy un manotazo para que deje mi cabello en paz.  —Ya suéltala, deja algo para mí, —habla Gavrel, mientras posa sus manos en mis caderas, me mira fijamente y me da un beso cerca de la boca, me tenso en seguida, parece notarlo y me sonríe de lado. —¿Cómo estás? —inquiero soltándome disimuladamente. —Muy
Leer más
Capitulo ocho
LeandroDespués de que Fischer se fuera al almuerzo con "su cita", ¿Quién mierda será?, me quedé con este par de idiotas, que no los mato por la amistad que nos une.—¿Leandro quién es esa mujer? —interroga Andre curioso.—¿Por qué quieres saber? —respondo con otra pregunta, no me gusta su interés en ella.—¿Por qué es hermosa?, ¿Por qué sabe varios idiomas? —se hace el gracioso al responder. —Si tú no la quieres más aquí yo encantado de llevármela a Francia. —¿Qué dijo?, se volvió loco, ella es mía, ningún francés de pacotilla me la va a robar.—Andre olvídate de esa locura, ella no irá a ningún lado, —aseguro con los dientes apretados. —Tiene un contrato por t
Leer más
Capitulo nueve
MarleneDespués de ese fogoso encuentro entre Leandro y yo, le aclaré las cosas antes de que se sintiera obligado a ofrecerme algo, quiso explicarme, pero en ese instante su teléfono sonó y se tuvo que ir a un hotel para solucionar unos problemas, me quedé hasta las cinco de la tarde como marca mi horario y me fui a mi departamento en mi auto, ya que mi hermano me lo hizo traer desde Alemania un Mercedes Benz 300 sl, un clásico, es hermoso mi bebé. Todavía recuerdo como si fuera hoy el día que me lo dieron mis padres por mis 15 años, lo había cambiado por el viaje que toda chica pide, yo quería esta joya.Llego a mi departamento que aún no decore no tuve tiempo de pedirle el contacto del diseñador a Aglaia, esta noche en la cena se lo pediré. Cuando entro no escucho sonido alguno, dejo las cosas sobre unas cajas, que no desempaque tod
Leer más
Capitulo diez
Leandro —¿Señor me escucha? —siento que alguien me habla. —Si disculpa, ¿Qué me decías? —Esteban el encargado del hotel principal de Atenas, arruga su ceño y vuelve a hablar. Esa mujer tiene algo que no me deja tranquilo, nunca me paso antes, quede prendado de ella, pero no me gusta la forma en que se desentendió de lo nuestro, ¿Nuestro?, es obvio que tenemos algo o ¿No? —Le decía, que hay que hacer esas reformas urgentemente, el hotel ha crecido mucho en estos últimos años y cada vez tenemos menos espacios, y más reservas necesitaríamos agrandar. —asiento a lo que dice, ya que es verdad, en los últimos años hemos crecido tanto que he pensado llegar hasta América con la cadena de hoteles familiar, tendría que hablar con mi padre primero. —De acuerdo hablaré con Andre Moreau, para que se ocupe el mismo de la construcción —el francés siempre lo ha hecho y esta no será la excepción. —También hablaré con el diseñador, pa
Leer más