Diosa de espuma

Diosa de espumaES

ovent  En proceso
goodnovel16goodnovel
0.0
Reseñas insuficientes
32Capítulos
1.6Kleídos
Leer
Añadido
Denunciar
Resumen
Índice

¿Qué pasa con aquellos hombres que se topan con una diosa de espuma que tiene fuego en sus entrañas? Afrodita es una mujer hermosa y sensual. Pura pasión y fuego. Belleza y encanto, deseo y poder. De alma libre y rebelde. Ella no necesita a los hombres, los hombres la necesitan a ella.

Leer más
Comentarios Deje su reseña en la aplicación
No hay comentarios
32 chapters
Prólogo
Hay mujeres románticas, dulces y cariñosas, también las hay duras, creativas u observadoras, impulsivas, inmaduras y cerradas, compulsivas, transparentes. También están las mujeres analíticas y reflexivas, las sobreprotectoras o madres y las mujeres apasionadas. Si, tantos tipos de mujeres como hombres hay en el mundo, y luego está Afrodita Greek, una mujer hermosa y sensual, pura pasión y fuego, belleza y encanto, deseo y poder, de alma libre y rebelde.  Regularmente, muchas mujeres necesitan a los hombres, pero en el caso de Afrodita Greek, ella no necesita a los hombres, los hombres la necesitan a ella, no pueden vivir sin ella una vez la conocen.  Afrodita no cree en el amor ni en enamorarse y no porque le hayan roto el corazón, le hayan sido infiel o la hay
Leer más
Capítulo 1 - Afrodita Greek AKA Diosa de espuma.
¿Cuántas oportunidades se le debe dar a un hombre para que la embarre? Creo que no las mismas cantidades de oportunidades que debe darse una misma, siempre hay que elegirse una misma por encima de ellos, es lo que siempre me han dicho mi mamá y mi abuela, por eso a cada hombre con el que me involucro le doy tan solo una oportunidad, y si lo hace bien pues puede que le de una segunda y una tercera, y si me hace conseguir el gran “O” pues, tal vez tenga una cuarta, aunque les confieso que creo que no ha habido alguno que llegue a una cuarta oportunidad, para que les miento, yo no repito pantalones, mucho menos hombres. Nunca he conocido un hombre tan interesante como para que exista algo más que sexo entre nosotros, y puede que muchos idiotas me llamen ramera, prostituta o cualquiera, a mi no me importa, si ellos pueden acostarse con la que les plazca &iq
Leer más
Capítulo 2 - El día que conocí a Ares Daniels AKA el sexy psicoanalista.
Mientras lo observo platicar con esas chicas, me llega el recuerdo del día que lo conocí hace dos años, esa tarde acababa de recibir el mejor sexo oral que me habían practicado en mucho tiempo, fue tan intenso y divino, que con tan solo pensarlo siento como mi sangre empieza a hervir y me siento húmeda, no puedo evitar pensar cómo hubiese sido ese momento si en vez de ese chico hubiese sido él. Ni siquiera sé porqué me sonrojo tan solo de pensarlo.  Ese día estaba sentada en la cafetería de la facultad conversando con unas chicas que iniciaron la maestría en el mismo grupo que yo, uno de los chicos del grupo al que ya conocía, se acercó a mí con una excusa que era tan tonta que ni recuerdo exactamente de qué se trataba, es algo usual en los chicos, mi belleza los atrae hacia mi
Leer más
Capítulo 3 - Beso interrumpido aka viaje a la friendzone
Una semana después de ese momento en la escalera de la entrada al edificio de la facultad, Ares y yo nos volvimos a encontrar, nos sentamos nuevamente en los primeros escalones de la entrada, recuerdo que charlamos de tantas cosas, fue como si nos conocieramos de hace tiempo, hablamos de lo que sea que se nos ocurriera, y se hizo costumbre hacerlo cada semana, siempre y únicamente antes de clase. Como las clases eran únicamente una vez a la semana, durante el primer mes tan solo nos veiamos cada miércoles de la semana, y en el salón de clases nos sentamos distantes durante un tiempo, casi no hablábamos, una vez estábamos en el salón éramos dos completos desconocidos, esto hasta que el profesor de aquel módulo asignó formar grupos y Ares se acercó a mi pidiendome ser su compañera, luego de eso compartimos el escritorio cada semana. Leer más
Capítulo 4 - ¿Diosa sexual o simplemente mujer?
La semana siguiente nos encontramos de nuevo en la escalera como siempre, Ares fumaba un cigarrillo, su cabello castaño bailaba con el viento, para ese entonces llevaba una larga cabellera chocolate claro que rozaba sus hombros y una barba de tres días que lo hacía ver muy sexy, ese día no iba vestido tan formal como de costumbre, tan solo vestía camiseta y jeans, y su actitud era distinta a otras ocasiones. Yo le salude con una amplia sonrisa, él tan solo dijo un solitario hola y siguió fumando su cigarrillo, no dijo una palabra más hasta que lo fumó por completo, mientras, yo lo observa también en silencio, como lo sentí extraño preferí no decir nada hasta que él decidiera decir algo que rompiera el silencio, era la primera vez que había silencio entre nosotros desde que empezamos a conv
Leer más
Capítulo 5 - Introspección AKA hurgando dentro de la diosa
Al día siguiente me levanté tarde y no fui al trabajo, estaba hecha un desastre, no soportaba ni tan siquiera la luz del sol, no sé qué tenían esos mojitos, me sentía tan extraña, me sentía tan mal luego de haberme sentido tan bien la noche anterior, eso es lo malo de tomar alcohol, por eso no suelo tomar, me levanté con resaca, así que después de darme un largo baño de agua fría, fui a la cocina a tomar café, al llegar mi mamá me estaba esperando con cara de inquisición, no había ido a la oficina aquel día sólo para hacerme uno de sus tantos berrinches. Ese día me había levantado con el pie izquierdo, en mi cabeza no dejaba de repetirse como en un loop la noche anterior, lo que había vivido con Mario y las palabras de Ares, necesitaba conec
Leer más
Capítulo 6 - ¿Realmente es lo que parece?
En aquel momento estaba en una especie de estado mental distinto, mi madre había hecho un extraño tipo de clic en mi interior con cada una de sus palabras, nunca antes me había sentido de esa manera, acababa de tener la discusión de mi vida con mi madre, no tan solo me acababa de llamar prácticamente ramera, se atrevió a darme una bofetada delante de Ulises, cuando lo único que hice fue decirle que no había hecho nada malo con él. Nunca antes había visto a mi madre tan enojada y alterada, incluso me llamó pecadora, sin darme razones del porqué se había puesto así conmigo, ni siquiera me permitió hablar ni defenderme. Mi madre hizo el escándalo de su vida, todo el personal de la casa salió a presenciar el espect&aacut
Leer más
Capítulo 7 - Una semana a solas AKA una nueva realidad.
Durante una semana estuve a solas en ese hotel sin visitas ni nada, y ni mi madre ni mi abuela se preocuparon por saber dónde estaba o qué había pasado conmigo, Ares en cambio, fue a verme en varias ocasiones pero no quise hablar con él, no quería someterlo más a mis asuntos, ya bastante había ayudado, aunque confieso que la verdad es que me dio un poco de pena no haber atendido a sus llamadas ni a sus visitas, pero necesitaba estar a solas conmigo misma por un tiempo, necesitaba saber quien era la mujer que había en medio de las ideas de mi madre y de mi abuela y lo que decía Ares Daniels o incluso los demás hombres sobre mí. ¿Acaso era yo la una o la otra? Quizás era ambas o ninguna, pero debía averiguarlo. Habían tantas cosas que necesitaba entender, era tiempo de hacer algo. Mario por
Leer más
Capítulo 8 - Regresión AKA viaje al pasado
Aquella llamada lo había cambiado todo, y en ese momento no tenía ni la más mínima idea de lo que se venía para mi, en el momento que recibí la llamada de mi madre aquella noche, mi mundo se quebró para siempre, luego de haber escuchado sus palabras le colgué el teléfono, era tanto que procesar y entender, era demasiado para mi, no podía permitirle continuar, no por teléfono, no en ese momento.  Luego de colgarle, me vestí y salí en un taxi dispuesta a enborracharame y tener sexo, pero mientras iba camino a la disco pensaba en todo lo que había pasado y entonces me dí cuenta de que lo que realmente necesitaba era desahogarme de una vez y por todas, necesitaba dejarlo salir y eso fue como hacer catarsis para mí, ni siquiera yo misma sabia que tenia guardadas tantas cosas dentro,
Leer más
Capítulo 9 - Niña perdida AKA diosa incompleta
Era cierto, mediante aquella conversación con Ares Daniels había recordado sin quererlo una escena en la que mi madre discutía con un hombre en nuestra antigua casa. Durante el trayecto a casa no hice más que tratar de recordar algunas cosas más, pero estaba tan ansiosa por descifrar aquel recuerdo, que nada más logró aparecer en mi mente.  Yo no sabía quién era aquel hombre o que quería, tampoco el porqué parecía estar tan molesto con mi madre y con mi abuela, no recordaba siquiera si había visto su rostro en algún momento, pero sí recordaba su voz y sus palabras, repetía una y otra vez que anularia un estúpido contrato de confidencialidad y no dejaba de hablar sobre un cheque que no quería, repetía que tan solo la quería a ella, que no necesitaba m
Leer más