Kahin Hamann (Saga Dulce, Libro 3)

Kahin Hamann (Saga Dulce, Libro 3)ES

Melanie Fraser  En proceso
goodnovel16goodnovel
9.6
Reseñas insuficientes
40Capítulos
24.5Kleídos
Leer
Añadido
Resumen
Índice

¿Han escuchado esa frase que dice “Un hombre llega hasta donde la mujer quiere”? Esa frase es la que no deseo entender porque ellas siempre llegan hasta donde yo quiero, pero la vida se encargará de enseñarme que me equivoco, a guantazos claro está. Un joven prometedor de 20 años, futuro CEO de la Corp. Hamann's, un ego enorme, irresistible y arrogante como mi padre. Él me lo ha enseñado todo, desde lo bueno hasta lo malo. Lo quiero, lo tengo. Lo deseo, lo obtengo. Cuándo, dónde y cómo yo lo quiera, y siempre las cosas son como yo las digo, total, un Hamann todo lo puede. Pero todo acaba cuando me fijo en la mujer que no debo. Un amor imposible que puede destruir a mi familia, pero que a mí me haría feliz.

Leer más
Kahin Hamann (Saga Dulce, Libro 3) Novelas Online Descarga gratuita de PDF

Último capítulo

También te gustarán

Libros interesantes del mismo período

Comentarios Deje su reseña en la aplicación
No hay comentarios
40 chapters
Presentación
Hijo mayor, hermano mayor, sobrino mayor, nieto mayor. Mimado, consentido, malcriado y malacostumbrado. Soy el mayor capullo, el más grande imbécil que hay en el mundo, el gilipollas que todos aman, ¿y cómo no de hacerlo? Soy el mayor placer que cualquiera puede tener. Inteligente, calculador, dominante, celoso, posesivo y toxico, lo acepto, pero también irresistible. Estudio en la universidad Panamericana… escogí la carrera de ciencias tecnológica e innovación. El peor portado de mi clase, pero el más inteligente, creo que esto viene de familia. Dos hermanas menores solo por un año, eso es problema para mí día tras día. Son hermosas, gentiles y son una dulzura, demasiado pendejas para mi gusto, una más que otra, no quiero que nadie les haga daño y de ser así soy capaz de hacer un infierno en la tierra para que quien le haya he
Leer más
Capítulo 1
Mi madre siempre dice que si tengo algo para contar, que inicie desde lo malo porque eso es lo más difícil, pero como jamás sigo las reglas lo iniciaré como me apetezca.Aquí estoy, otro día en la universidad, siendo adorado, lujuriado, deseado y amado por las chicas. Soy un hombre que jamás les soy indiferente, si ellas quieren algo de mí... ¿Quién soy yo para negárselos? Y es aquí donde conocerán la típica frase de mi madre “Están cortados por la misma tijera” y es cierto, soy tan terrible como mi padre de joven.Pero pasemos a lo que de verdad interesa, mi maldita manera de hacerlo todo jodidamente más interesante y con ello más complicado.La veo, la observo, la analizo y me cabreo. Ahí está ella sonriéndole a un cabrón que no le llega ni a los talones, ahí está ella dedicándole su
Leer más
Capítulo 2
—No, tú estás conmigo y no te irás con ella— maldigo mentalmente, estos follones se están volviendo más frecuentes de lo que me gustaría, y sé que Lean lo hace solo por joder, pero yo no lo miro así, lo veo en que tengo que elegir. Me siento patético, ella ni siquiera sabe que la quiero de manera inapropiada.—No tardo nena— beso sus labios y voy tras esa mujercita que le gusta joder a mi novia —¿Qué sucede Lean? ¿No se casan de molestar a Elena?— le miro serio aparentando molestia, debo ser igual de duro con ella, no me puedo permitir actuar como un blandengue siempre que estoy con a su lado.—Oh vamos— ríe —¿Me vas a decir que no te das cuenta que esa estúpida es una completa inepta? No me jodas— le miro con advertencia.—A mí no me hables como le hablas a esos imbéciles que est
Leer más
Capítulo 3
Sin ganas de que todos me miren como si fuera un demonio bufo y los miro a cada uno con desinterés.—Supongo que esta cena tiene algún propósito, es viernes y no domingo, además nadie está cumpliendo, así que… ¿Dirán a qué viene todo esto?— mi madre sonríe y mira a mi padre, enarco una ceja y desvío la mirada cuando inician a besarse, parecen adolecente los dos.—Quiero darles una estupenda noticia— dice mi madre con emoción llamando mi atención, le miro curiosa.—Pues habla mujer— le ordena la tía Carla sonriendo, mamá asiente y dándole otra mirada de complicidad a mi padre le sonríe para después mirarnos a todos, cada vez más a la expectativa me acomodo en mi puesto.—Vamos a tener otro bebé— aquella noticia me cae como un puto chorro de agua fría con ped
Leer más
Capítulo 4
—Has llegado— escucho que dice papá, al mirar en dirección a su sillón favorita resoplo, siempre se sienta en las sombras para asegurarse de que mis hermanas no escapen a media noche.—Y por lo que veo me esperabas— digo casualmente en un intento por evadirlo, pero antes de que ponga un pie en la escalera escucho sus pasos.—Vamos, quiero hablar contigo. En mí despacho obviamente— parece calmado y eso solo es motivo para obedecer. Fui grosero con mamá y eso él no lo tolera —¿Tengo que patearle el culo para que camines?— pregunta deteniendo su macha.—¿Tienes que hablarme así?— reprocho en un medio gruñido, si lo hago completo seguramente quedo noqueado hasta el día siguiente.—¿Acaso no le has hablado peor a tu madre?— ruedo los ojos con disimulo e inicio a caminar. Papá que es un hombre alto, d
Leer más
Capítulo 5
Despierto con un hambre atroz, y con un humor de mierda. Muchas veces me pregunto porque soy así de capullo, pero es evidente, debo despertar con sexo  o con la idea de que lo tendré con la persona que yo elija. Después de desperezarme miro el techo y pienso que será un día de mierda al tener lo que deseo ante mis narices y no poder tocarla por ser malditamente prohibida, esa maldita palabra nunca había existido para mí.—Maldita sea Lean— gruño presionando mi polla para después salir de la cama y meterme a la ducha, debo darme un baño y tranquilizarme o soy capaz de hacer una locura cuando tenga a cualquiera desnuda en una cama. Tras salir totalmente alistado para ir a la universidad y cumplir con el taller que me pusieron por salirme de clases bajo al comedor —muero de hambre— digo entrando sin saludar, toda mi familia está alrededor de la mesa y me miran como si fuera
Leer más
Capítulo 6
Al llegar con mis amigos sonrío complacido, después de todo tuve sexo antes de la fiesta y aplaqué ese deseo que siento por Lean. Mis tres amigos me miran con complicidad, estos son los amigos que me gustan, no me juzgan y si algo les parece mal me lo dicen y no dan la nota con el tema.—Por lo que veo has coronado— bromea Roman —¿Era cierto?— me encojo de hombros.—Sea cierto o no, le he dejado claro que conmigo no se juega… ella quiso tenerme para su placer ahora debe abstenerse a las consecuencias. Además, le estoy pasando lo del noviecito que tiene ahora— las chicas ruedan los ojos.—Tienes un par de cojones bien puestos tú— bufa Francesca —tú puedes estar con cuantas quieras y ellas no— enarco una ceja.—Exacto, que inteligente eres rubita... ¡me deslumbras!— digo sarcástico, Francesca me da un puñetazo en el hombro y yo carcajeo —vamos, muero de hambre y no quiero ponerme de mal humor— los cuatros vamos al estacionamiento y en distintos autos nos marcha
Leer más
Capítulo 7
Debería estar impresionado, debería alejarme, pero aquellos delicados y sutiles labios dulces me han hechizado. Ella me controla y yo no puedo hacer nada, por primera vez en mi vida no puedo con algo. Mis manos se aferran a sus caderas y la pego más a mí. Mi corazón late frenético, mi respiración está caótica y todo mi ser se siente de una manera que no puedo explicar, me siento abrumado por todo lo que este beso está provocando en mí.Este es el primer beso que me hace sentir más que excitación, me hace sentir emocionado, y debería estar mal, no debía aceptarlo, debía pararlo desde que inició, pero ha sido muy necesario sentirlo que ahora el hecho de ser prohibida por tener el título de prima, no es suficiente para abstenerme de esta sensación tan nueva en mí.—Lean— susurro presionándola más contra mi cuerpo y volviendo aquel beso sutil en uno más pasional o lleno de sentimientos —¿Qué coño ha sido eso?— me alejo de ella al darme cuenta de la manera en que la
Leer más
Capítulo 8
Sin querer pensar más y dejándome llevar por esa fantasía que me pone duro cada vez que la imagino llevo uno de sus pechos a mi boca y muerdo su pezón a través del sostén, los huecos del encaje permitieron que parte de mis dientes se colaran y así mi lengua tener contacto con su delicada piel.—Mierda Lean… ahora si tengo el infierno ganado— le miro a los ojos y su boca medio abierta me invita a invadirla con mi lengua. Sin querer ser razonable la beso con fuego, ardor y deseo, con desesperación y lujuria. Al separarme por el inminente infarto que me dará por la velocidad con la que mi corazón late, le miro a los ojos.—Yo seré tu infierno entonces— le miro con determinación y después de convencerme que no es un sueño sonrío —¿Por qué me miras así y sonríes? Pecador— agrando más mi so
Leer más
Capítulo 9
Los días pasan y verdaderamente es un infierno. Problemas en el campus con el idiota de mi profesor, enfrentamientos con Moisés, enojos con las chicas y cabreos con Lean. Maldita sea no me deja en paz, lo hace todo para fastidiarme la vida y ella lo sabe, sabe que odio verla sonreírle a alguien más, odio que mire a alguien más, odio que esté con alguien más.No he podido conocer al imbécil que la hizo suya por primera vez, y no puedo preguntárselo a ella porque se negará y además no me habla. ¿Por qué no me habla? Toda ella me confunde, toda ella me altera y toda ella me desequilibra y yo no puedo hacer nada contra eso. Por primera vez en mi puta vida no puedo hacer algo y se siente de la mierda.¿Canto puede aguantar un hombre con una confusión y una ira que no entiende? ¿Cómo puede un hombre evitar que la insolente mujer que lo vuelve loco salga de s
Leer más