El secreto del jefe

El secreto del jefeES

KissTS  En proceso
goodnovel16goodnovel
9.7
Reseñas insuficientes
14Capítulos
6.3Kleídos
Leer
Añadido
Resumen
Índice

Isabel abre la puerta a un desconocido que le da una de las noches más placenteras de su vida, sin saber que luego ese hombre sería su jefe, quién, guarda un secreto que si se descubre puede acabar con toda relación con Isabel.

Leer más
El secreto del jefe Novelas Online Descarga gratuita de PDF

Último capítulo

También te gustarán

Libros interesantes del mismo período

Comentarios Deje su reseña en la aplicación
No hay comentarios
14 chapters
Toque a la puerta
Muchas veces sentí que el amor jamás iba a tocar en mi puerta, todas las personas a mi alrededor eran felices con sus parejas, mientras yo seguía viendo los días pasar, soltera. Hasta que un día el amor tocó la puerta de mi casa, literalmente. Recién había llegado del centro de la ciudad, el día estuvo muy lluvioso y como no lleve paraguas, llegué empapada a mi casa, me metí a la ducha para darme un corto baño y no resfriarme, pero a mitad de este la puerta de mi casa siendo golpeada repetidas veces me hizo terminar mi corto baño y salir a ver quien era el o la pesada que golpeaban. —¡Ya voy! — grité para que quien estuviera detrás de la puerta dejara de tocar. Al abrir, lo primero que ví fue a un hombre muy alto, de unos 28 años o quizás un poco menos, vestía un traje formal color azul oscuro, corbata negro y estaba empapado. Me cubrí un poco con mi toalla, no esperaba
Leer más
No puede ser.
Capítulo 2: No puede ser.  La noche transcurrió con normalidad, de veces en cuando su cuerpo rozaba el mío y sentía fuegos artificiales en mi estómago, Jimmy se notaba mas relajado, decoramos el pastel con fresas y comimos. — Es el mejor pastel que he comido en mi vida — gimió con la cuchara aún en su boca. — Hicimos un gran trabajo — su sonrisa creció a medio lado, tocó mi frente con uno de sus dedos. — No tengo palabras para agradecerte esto, soy tan feliz en este momento, es que no creí que un simple pastel pudiera ser responsable de mi felicidad — sonreí con ternura — Bueno, no un simple pastel, el mejor pastel de la vida. — Gracias por el mejor sexo de toda mi vida — escupió un poquito del pastel y soltó una fuerte carcajada. — Es verdad, a
Leer más
Mi jefe
— ¿Te gusta? — pregunta Emilia. Mire toda la oficina, era muy amplia, con una muy buena mesa de trabajo, un computador de mesa, una silla de esas que parecía que jamás te iba a cansar la espalda y podrías hasta dormir allí. No tenía nada de decoración pero claro, de eso me encargaría yo, por el momento, así tal y como estaba la oficina me encantaba, no podía querer más, era incluso más de lo que me había imaginado. — Me encanta, esto es increíble. — comenté a Emilia, ella sonrió emocionada. — Me alegra mucho, así me haces pensar que te quedarás por mucho tiempo acá. <
Leer más
El almuerzo...
Nuestras manos se reconocieron de inmediato, las suyas recorrían mi cuerpo, mientras las mías comenzaban a sacar su camisa y soltar el nudo de la corbata. Nuestras bocas estaban locas la una por la otra, el sonido de nuestros besos se escuchaba por toda la sala. De pronto, en medio de muestra faena, el celular de Jimmy sonó, me separé rápidamente dándome cuenta de lo que casi hacemos. No quería irrespetar a la empresa de esa manera y menos el primer día y no me importaba que estuviera cometiendo un error con el jefe. Esto no podía volver a pasar por mucho que me exitara. Jimmy grño sobre mis labios escuchando el segundo tono de llamada, tomó su celular mientras dejaba pequeños besos en mis labios, de vez en cuando rozando su lengua con mi hinchado labio inferior. .— ¿Bueno? — respondió. Su frente se arrugó un poco mientras escuc
Leer más
Emilia
 Jimmy volvió mucho antes a la empresa de lo que Emilia y yo lo hicimos, y entonces aproveché para hacer preguntas random.  — ¿Alguno de ustedes está casado? — Emilia me miró con los ojos abiertos. — ¡Dios, no! — negó fervientemente con su cabeza — Sinceramente creo que todos nosotros somos como una especie de cápsula anti amor, ninguno de nosotros se salva de malas experiencias en ello.  >> Todos mis hermanos y yo tenemos diferentes historias, ninguna muy buena debo decir, pero ¿sabes qué? Aún así no nos rendimos, porque esperamos tener una relación como nuestros padres y estar con alguien que no comprenda cómo funciona nuestra
Leer más
La fiesta
Al llegar a casa me metí a la ducha, estuve al menos una media hora bajo el chorro del agua, depilé mis piernas y me hice un mini Spa, al salir mi piel estaba muy suave y parecía que caminaba en algodón.Me dio un poco de sueño y lo único que quería era acostarme en mi cama sobre las suaves telas y ver alguna serie nueva en Netflix, me senté en la cama con muchísimas ganas de dormir, pero con todas mis fuerzas me levanté y busqué que debía ponerme.Mientras buscaba la ropa que usaría deje que mi cabello se secara al aire libre y luego pasaría la plancha, nada muy desarrollaba.Abrí mi closet y tiré a la cama todos los vestidos que tenía, comencé a mirarme al espejo de cuerpo completo que tenía en mi habitación, colocaba los vestidos por delante de mi cuerpo y miraba como podía quedarme.Comencé a descart
Leer más
Ilusa
 Ilusa era la palabra que mejor me quedaba en el momento, de hecho sentía que tenía un rótulo gigante con esa palabra en mi frente.  Ahora entendía a la perfección el porqué siempre estaba sola, la mayoría de las veces me ilusionaba demasiado rápido y como ya era usual, mi corazón terminaba roto y sin ganas de conocer a nadie más.  Jimmy tenía una prometida, Jimmy tenía una prometida.  Mi cabeza repetía esa frase una y otra vez mientras veía todo en cámara lenta, la despampanante castaña abrazando y llenando de besos a mi hombre, o al que creí serlo por fin. Pobre ilusa.  Bien se dice que el amor no nace de un día para otro y que ni toda una vida juntos se puede conocer del todo a la pareja y pues bueno, yo ni era pareja de Jimmy y ya me cre&ia
Leer más
Tres son multitud
El reloj sobre mi mesita de noche marcaba que eran las 3:44 de mañana y si, yo seguía con los ojos bien abiertos, después de la llamada de emilia traté de tranquilizarme viendo otro episodio más de the witcher, porque según yo, no había nada que me sacará de la cabeza a jimmy que ver a henry cavill siendo un sexy brujopero pasó todo lo contrario, me encontré buscando similitudes entre ellos dos, cavill y koch y haciendo una lista de pros que ambos tenían, físicamente hablando, al final la lista había acabado en qué jimmy no tenía que envidiarle absolutamente nada a mi guapísimo henry cavill, jimmy era un hombre de ensueño y lo mejor era que a jimmy ya me lo había cogido, cosa que dudaba poder hacer con henrypause el capítulo justo en una escena donde el brujo mostraba todo su pecho bien trabajado, cuando la puerta de mi casa sonó. no me extrañó para nada, seguramente era el conductor del auto que en efecto seguía afuera
Leer más
Ya no existes
|Capítulo 9: Ya no existes|   Si bien al principio de mi presentación no había reaccionado como debía, luego poco a poco me fui soltando y evitaba mirar a mi jefe a toda costa, terminé la presentación de la mejor manera posible y salí de la sala directa al baño con bastantes ganas de devolver todo el desayuno.    Me lavé la cara en el lavabo y respire profundo, tenía que buscar la manera de evitar ver a Jimmy, trabajamos en pisos diferentes, no creo que sea tan difícil hacerlo.    Salí del baño y decidí ir al cafetín por un vaso de agua, los nervios aún estaban causando estragos en mí y tenía la garganta seca, al llegar al pequeño cuarto saludé a mis compañeros.    — Lo hiciste muy bien Isa — me felicitó Sofía.    — Me paralice en el inicio, lo hice fatal pero gracias por hacerme sentir mejor — le sonreí sin tanta emoción, no me sentía muy orgullosa de lo que
Leer más
La promesa
  Si tan solo ella supiera la realidad de todo, si tan solo me diera unos minutos para explicarle la verdad, pero no, es tan terca que me encanta.    Me llené de celos al escuchar que otro hombre la invitaba a bailar, ¿Quién era? ¿Por qué carajos tenía que hablarle a mi Isa? Juro por Dios que la encontraré y golpeare al que se atreva a tocarla.    Salí de mi departamento con el teléfono pegado a la oreja, del otro lado tenía a mi guardaespaldas, había estado vigilando a Isa para que Carla no se le acercara y estuviera a salvo, ella aún no es consciente del peligro que corre al lado de esa loca.    Maldita la hora en que la vine a conocer y maldecía que volviera a aparecer justo cuando Isa llegó a mi vida.    —Dime dónde está, Ricki. — pedí al guardia, no respondió — ¿Hola?    —Señor Koch —, suspiré poniendo el celular contra mi frente. Que no
Leer más