Libertad En Cautiverio

Libertad En CautiverioES

Melanie Fraser  En proceso
goodnovel16goodnovel
0.0
Reseñas insuficientes
27Capítulos
7.6Kleídos
Leer
Añadido
Resumen
Índice

¿Hasta dónde es capaz de llegar un hombre por su obsesión? Lucian Molcovick está enamorado de Azul Carter desde que eran niños, ella tras la separación de sus padres deja Rusia para irse a vivir a los Estados Unidos con su madre, y así alejándose de él. Lucían al crecer y volverse uno de los empresarios más influyentes en el mundo hotelero viaja a los Estados Unidos, ni en los mejores sueños imaginó que la encontraría, tan bella y perfecta como siempre, y esta vez no estaba dispuesto a dejarla ir... Ahora haría lo imposible por tenerla a su lado, enamorarla y no dejarla ir jamás. ¿Podrá el controlador encaminar a su obsesión en el único mundo lleno de placer que él conoce y con ello obtener lo que desea? Registrado por Safecreative 2006214487178.

Leer más
Libertad En Cautiverio Novelas Online Descarga gratuita de PDF

Último capítulo

También te gustarán

Libros interesantes del mismo período

Comentarios Deje su reseña en la aplicación
No hay comentarios
27 chapters
Prólogo
Flashback —¿Prometes no dejarme nunca?— Lucían sonrió después de su pregunta, aquellos ojos oscuros le hacía sentirse seguro, ella era su calma, su tranquilidad en medio de la tempestad.—Por supuesto que jamás lo haría, eres importante para mí— Azul sonrió de igual manera —¿Estás mejor?— preguntó mirándole el brazo, en el había un moretón, consecuencia de las tantas palizas que le daba su padre, él para no preocuparla asintió con una preciosa sonrisa.—Estoy bien, no debes preocuparte por mí— la tranquilizó. Aquellos niños de tan solo 10 años se habían criado desde niños, el padre de lucían era un hombre frio y duro, sin esposa y con muchas responsabilidades lo pagaba con su hijo que cada día pensaba en lo que hacía
Leer más
Capítulo 1
New York, un  mes despuésEl día para Azul iniciaba como cualquier otro, su primera llamada del día hecha, un desayuno con cereal, un baño espabilador y por supuesto pensar en su novio, estaba sentada en el sofá mirando Supernatural y lujuriando en su silencia al guapísimo Jesen Ackles “Dean Winchester” cuando la puerta suena sacándola de su morbo al ver aquella sonrisa de galán que tenía el actor. Apresurada y derramando el café al ponerlo en la mesa de centro va corriendo a la puerta, Azul no tenía malicia, ella lo hacía todo sin pensarlo. Abre la puerta rápidamente y al ver a Gregory se tira en sus brazos, este que siempre la había querido porque se dejaba dominar con facilidad y eso le daba la libertad de salir siempre que quería con sus amigos, pasa saliva con dificultad, por mucho que lo negara era su novia y la amaba, pero ya no podía estar con ella.—Cariñito— la emoción de Azul era la de siempre, lo amaba locamente —¿Por qué no me has llamado antes de venir? t
Leer más
Capítulo 2
Los días pasan y la vida de Azul cada día estaba más en las manos de Lucían y no lo sabía, en su ignorancia pensaba que eran cosas de la vida y que todo pasaría, pero realmente eso apenas estaba iniciando. Tras ese encuentro en el pasillo de la bodega Lucían era otro, cada vez estaba más desesperado por tenerla, cada día los celos y la posesividad lo mataban, él se negaba a esos sentimientos, siempre trataba de convencerse que eso eran las ganas de hacerla sufrir y nada más, pero a Rocco era el único al que no podía engañar, su amigo siempre se lo dejaba en claro, pero nunca lo escuchaba.Su plan estaba marchando a la perfección, solo daría un simple paso y ella caería ante él, se lo debería todo y ansiaba que llegara ese momento, pero aquel moreno que siempre estaba cerca de Azul lo ponía de los nervios, no había podido encargarse de él en toda la semana porque no se despegaba de su obsesión y no quería dañarla, aunque realmente se preguntaba por qué eso tenía que importarle, si
Leer más
Capítulo 3
Azul temblaba, luchaba para ayudar a su amigo, pero aquel hombre la tenía agarrada con fuerza, casi la asfixiaba, su amigo solo recibía golpes por donde fuera, se estaban ensañando con él porque lo veían débil, ese era el pensamiento de azul, siempre había una persona cruel que ofendía a su amigo por ser gay. —Por Dios déjenlo— gritó desesperada y al borde del llanto, le estaban dando una buena paliza, su amigo solo se quejaba con cada golpe —llévense todo pero déjenlo por favor… lo están matando— lloró al ver que su amigo ya no se quejaba —se los suplico ya basta— gritó con todas sus fuerzas, al parecer había funcionado lo habían dejado en paz, pero el que la sostenía le arrebató su bolso, ella sin importarle que eso le costaría después se acercó a su destrozado amigo, Cosy estaba casi inconsciente —cariño háblame por favor… dime algo— le pidió suplicante.—Aaiiss mi Diosa… me han dado duro, pero no como me hubiera gustado— bromeó provocando el llanto de su amiga —no ll
Leer más
Capítulo 4
La boca de Azul se sentía pastosa, pero en cambio su cuerpo estaba totalmente relajado, aquel lugar donde estaba acostada era como estar en una pomposa nube, se sentía relajante y gustoso, todo su placer terminó al recordar donde estaba, asustada se sentó en la cama y después de mirar a todos lados miró sus manos, pies y se fijó en si estaba vestida, acto seguido se llevó la mano a su sexo de manera temerosa, al sentir que no dolía dejó salir el aire aliviada, había sido un sueño como los otros, pensó en que este había sido más real porque había conocido al hombre que con esos besos y esas caricias se había metido en su mente, pero lo cierto es que Lucían despertó por una pesadilla y la vistió para probar suerte en que ella lo recordara como un sueño, así no se lo sacaría de la cabeza.Por la cabeza de Azul pasaban muchas cosas, aquel hombre que apareció de la nada y le ayudó en un momento indispensable le había propuesto algo muy indecente, ella en su vida solo había estado con
Leer más
Capítulo 5
Lucían al ver que soltaba las galletas y el color se iba de su rostro el corazón se le detuvo por una fracción de tiempo para después acelerarse con descontrol, no se veía bien, ¿Le podía dar un infarto a una persona de 28 años? cuando la respuesta que pensó fue si, se levantó rápidamente para ayudarle a recobrar el aire o lo que sea que debía recobrar, pero ella se alejaba cada vez que él daba un paso, el susto se le estaba volviendo enojo, era él quien debía alejarse por lo que ella había hecho.—¡Por una mierda Azul, respira de una maldita vez!— gritó asustado, eso le pasaba por sorprender de esa manera, al verla chillar soltó el aire —¿Creías que no me volverías a ver?— sonrió con disgusto por como ella reaccionó.—Lucían— susurró Azul temblando de pies a
Leer más
Capítulo 6
Su cuerpo duro rodeaba el de ella delgado y frágil, el calor que le trasmitía le quemaba la piel, aceleraba su respiración y mojaba su sexo de manera desconcertante, Lucían no se permitía tocarla y ella moría con cada pensamiento lujurioso que tenía hacia él, ella no era así, pero con él era distinto, lo deseaba de manera desesperada y solo quería ser suya, pero Lucían tenía sus planes, ella lo desearía hasta el punto de ser ella quien le pidiese ese sexo ardiente que él estaba dispuesto a darle.Su olor lo enloquecía, era como una droga de la cual dependía para sentirse bien, el contacto con su sedosa y aterciopelada piel le ponían como hiena en apareamiento, estaba deseoso, quería tenerla atada mirando su cuerpo retorcerse por las ganas de que él le diera dolor y placer a la vez, estaba martirizándose él mismo, estaba enlo
Leer más
Capítulo 7
Como todas las mañanas Azul despertó entre los brazos de Lucían, ya no lo soportaba más, había pasado el periodo y este la dejó con las hormonas disparadas, solo pensaba en sexo y lo quería, pero no sabía cómo pedirlo, o hacer que Lucían comprendiera que lo deseaba, no quería presionarlo, él aún no se confiaba de ella.Lucían por su parte moría, rogaba para que ella tomara la iniciativa, quería que ella estuviera tan deseosa de él hasta el punto de ser quien iniciara con todo, ya no lo soportaba más y aunque se acostó con una mujer las ganas de follarse a su obsesión no se aplacó ni un poco, seguía tan intensa como siempre.—Buenos días mi Ruso— casi gimió Azul, sentir la grandeza de Lucían hundida en su vientre le provocó mojarse —¿Qué tal has dormido?— si
Leer más
Capítulo 8
Los días pasaban y Azul se sentía extraña, Lucían parecía ese mismo que era años atrás con ella, no parecía que le ocultaba algo, pero esa conversación que ella escuchó no se la sacaría nunca de la cabeza, sin embargo se dejaba llevar por los cariños que él le brindaba y en el sexo sin pensarlo lo hacía cuantas veces él se lo pidiera o la sedujera, o eso trató, su sexo dolía tanto que le rogó a Lucían para que le diera un descanso, este se molestó debía irse al día siguiente y ella lo rechazaba como si tal cosa, ya descansaría los días que estaba fuera.Lucían quien siempre hace lo que se le apetece en medio de la madrugada se metió a la cama de Azul y la hizo suya con el mismo salvajismo de siempre, le fascinaba hacérselo duro, era una estupenda sumisa, ya le había mostrado la habitac
Leer más
Capítulo 9
Como siempre Lucían no soportó quedarse en su cama, extrañaba a su obsesión y esos días en los que no durmió con ella lo pasó mal, era increíble cómo se acostumbró a esa mujer nuevamente tan rápido. Con ganas de que lo abrazara la soltó y pegó su cuerpo desnudo al suyo, era cálida y delicada, le fascinaba el cuerpo de esa mujer, Azul quien dormía plácidamente por el cansancio se abrazó a él, lo que hizo que sonriera, Lucían besó su cabeza y se permitió dormir con su vida entre sus brazos. Ahora no quería irse, solo quería quedarse junto a ella, pero algo importante lo esperaba en Rusia y no lo podía retrasar más.—¿Mi Ruso?— susurró Azul al sentir su poderoso cuerpo cubrirla, al no recibir respuesta sonrió y besó sus labios para después quedarse nuevamente dor
Leer más