A PESAR DEL TIEMPO

A PESAR DEL TIEMPO ES

Jeda Clavo  Completo
goodnovel18goodnovel
9.9
Reseñas insuficientes
50Capítulos
19.3Kleídos
Leer
Añadido
Denunciar
Resumen
Índice

Tabata es una mujer que a temprana edad creyendo que habia encontrado el amor, se embarca en una relación con un hombre mucho mayor que ella, el perfecto príncipe azul, sin embargo, no se imagina el infierno que vivirá, pero piensa que es muy tarde para dar marcha atrás y se resigna a vivir la vida que escogió. Un día cansada de los malos tratos e infidelidades de su esposo logra escapar, solo por una noche pensó, se va a un bar para tratar de vivir lo que nunca hizo, allí conoce a Donatto un hombre con el corazón maltrecho como consecuencia del abandono de su esposa, se cuentan sus penas y sucumben a la tentación, solo una noche pensaron, nunca nadie se enteraría, jamás imaginaron que ese día tendría consecuencias. Tabata se verá obligada a escoger entre sus hijos del matrimonio y el producto de su noche de infidelidad, ¿Tendrá alguna otra alternativa? ¿Será capaz de contarle a Donatto lo que produjo la noche de pasión? ¿Aceptará su esposo que se quede con el producto de su traición? ¿Algún día podrá librarse del yugo de ese infierno? Registrada en Safecreative bajo el número 2009145335129. Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción total o parcial de la presente obra por cualquier medio o su adaptación sin la autorización expresa de la autora. Esta novela es producto de mi imaginación, por lo cual es ficción, no está basado en hechos ni personas reales, si encuentra alguna similitud con un caso de la vida real es pura coincidencia. Los conflictos de los protagonistas o su forma de resolverlos no me define ni implica que yo avale sus métodos de solucionarlos. Estoy en contra de cualquier violencia psicológica, física, cibernética. Esta historia contendrá, escenas de sexo consentido y sin consentimiento, maltratos y traición.

Leer más

También te gustarán

Comentarios Deje su reseña en la aplicación
No hay comentarios
50 chapters
CAPÍTULO 1. AVVOCATI
Me levanté con entusiasmo, feliz porque ese sería mi primer día de trabajo como asistente en uno de los mejores bufetes de abogado del país “Studio Legale Avvocati Colombo”, no lo podía creer, yo Tabata Bellini tendría esa oportunidad.   Había realizado unas pasantías por un mes en dicho bufete, una vez concluí un curso de formación para asistentes, me encantó trabajar allí, el ambiente laboral, los conocimientos, todo. Mi gran ilusión era ingresar a una escuela de leyes en cualquiera de las universidades del país, soñaba un día en convertirme en una prestigiosa abogada. Por ello sin decirle a nadie, introduje el currículo en ese prestigioso bufete. Tal vez porque en el fondo creí no me seleccionarían, al no tener la experiencia laboral, aunado a mi edad, pues solo contaba con escasos dieciocho años.   Sin embargo, mi sorpresa fue mayúscula cuando dos semanas después de ingresar la hoja de vida, me llamaron a una entrevista laboral con la je
Leer más
CAPÍTULO 2. ASCENSO REPENTINO
Terminé el día de trabajo sin más contratiempos, sin embargo, no pude dejar de observar durante todo el día, para ver si aparecía nuevamente el abogado que me había ayudado con la máquina fotocopiadora. Cuando salí a almorzar, mientras iba al baño, al momento de llevar algunos documentos a otros abogados del departamento, mas no pude verlo.   Al parecer no estaba asignado allí, suspiré con impotencia al darme cuenta del gran deseo de volver a verlo. Esa voz me afectó más de lo imaginable. Todo en él parecía interesante, tenía un porte demasiado regio, era simpático, daba la impresión de ser un caballero, el príncipe azul tal y como los cuentos infantiles de mi niñez.    Cuando estaba recogiendo mis cosas, llamaron de la oficina Recursos Humanos, debía presentarme a la brevedad posible. No pude evitar sentirme nerviosa, comencé a temblar ¿Para qué me llamarían? ¿Se habrán dado cuenta de mi despilfarro de papel por un pequeño error? Realm
Leer más
CAPÍTULO 3. ¡TREMENDA IDIOTA!
Llegué a mi casa en un estado de completa excitación, durante todo el trayecto no había dejado de pensar en Ric, en ese momento pensé en que debí haber sido menos tímida, preguntarle de su vida, si estaba soltero, en cuál departamento trabajaba, pero tenerlo cerca causó, en un principio, parálisis porque no encontraba cómo reaccionar, después me dio por poner metros de distancia entre nosotros y salir huyendo como una niña asustada.   Busqué a mis padres en la cocina, pero como no los vi me fui a mi habitación y comencé a arreglar con premura el desastre dejado en la mañana.   No obstante, mis pensamientos estaban en ese hombre de cabello color ébano, trataba de pensar en otras cosas, pero no podía desviar mis pensamientos de él, estos insistían en permanecer allí. Suspiré con añoranza y justo en ese momento entró mi madre.   —¿Y ese suspiro? ¿Cómo te fue en el trabajo?—Giré mi rostro, extendí la vista a mi madre, q
Leer más
CAPÍTULO 4. CAÍDA PROVOCADA
Caminaba con premura, no quería me diera alcance. No podía creer como fui tan ingenua, pensaba había tenido un talento especial para lograr mi ascenso, cuando no era así, todo había sido una manipulación de Ric o mejor dicho de Enrico Colombo.   — ¡Por Dios! —exclamé en voz alta, mientras en mi mente se aglomeraban los recuerdos de las conversaciones con Ric en tono de complicidad. “Qué los jefes no se den cuenta”, ¡Qué horror! Lo supo solo el dueño de todo ese imperio.   Ahora entendía la rabia de la jefa de Recursos Humanos, seguro pensaba había obtenido ese puesto de presidencia a cambio de algún favor sexual al dueño, y yo inocente de lo sucedido, pero no quería someterme a las habladurías, solo subiría a buscar la cartera, me iría para nunca regresar. Había sido una tonta, seguro se burló de mí a carcajadas a mi espalda.   Llamé el ascensor, minutos después subí junto con otros trabajadores, al momento de comenzarse
Leer más
CAPÍTULO 5. ENCENDIDOS
Había visto a las mujeres ponerle el puntapié a Tabata, eso me molestó sobremanera, por eso estaba allí estaba pendiente de las respuestas de las mujeres mientras las miraba desafiante. Ellas solo se miraban entre sí con sus rostros pálidos imagino producto de la angustia ocasionada el haber sido descubiertas por mí, aunque de sus bocas no salía el mínimo ruido, al parecer la impresión de haber visto mi expresión de completo enfado, las hizo perder sus facultades vocales. Nuevamente les volví a exigir una explicación — ¿Entonces? ¿Cuántas horas vamos a pasar aquí esperando ustedes se dignen a responder una simple pregunta? La paciencia realmente no es una de mis virtudes. Después de un par de minutos, cuando vieron mi insistencia, e intención de no desistir al interrogatorio, no les quedó otra opci
Leer más
CAPÍTULO 6. DESCUBIERTOS
Estaba feliz, sonreía complacido de haberla identificado, porque definitivamente Tabata era la mujer perfecta para mí, justo como la había imaginado, no podía haber escogido mejor, la quería en mi vida. No perdería oportunidad en  tenerla, porque yo lo deseado lo obtenía y esta mujer se me antojaba, así de simple. Ella era muy sensible a mis caricias, se derretía en mis brazos, como un cubo de hielo con lo caliente del sol.  Era ingenua, no obstante, a la vez es atrevida, esa combinación era enloquecedora. Quería más de Tabata, friccioné con mayor ímpetu mi sexo contra su pelvis, mientras ella mantenía los ojos cerrados, jadeando totalmente subyugada a mí, abierta a todos mis deseos, a todo cuanto quisiera hacerle.  Despegué un poco el torso de su cuerpo para observarla, divisé esos atractivos senos, vo
Leer más
CAPÍTULO 7. INFRAGANTI
No pude evitar observar a mi amigo con enfado, en ese momento entendí el contenido de la frase “La confianza da asco” en definitiva era así, porque eso estaba sucediendo  Quién carajo se creía, para venir a darme ultimátum a mí. Me importaba un carajo el enamoramiento de Becca para conmigo, ella servía de amante, jamás de esposa, estaba sub calificada para ese puesto, mi esposa debía ser una mujer como Tabata, eso estaba decidido, no admitía ninguna discusión. Así se lo dejé claro. —Déjame dejarte algo claro Jacco, aunque no tengo porque darte explicaciones lo haré solo por esta vez. No amo a tu hermana, si ella me ama es un sentimiento unilateral, solo de su parte, porque no tengo ningún otro interés en Becca, sino sexual, aunque si te soy sincero ya ni eso provoca. »Además no puedes llam
Leer más
CAPÍTULO 8. PROMESA DE FELICIDAD
Cuando escuchamos la voz de mi padre ambos dimos un brinco. Yo estaba demasiado nerviosa, mis piernas comenzaron a temblar, estuve a punto de desmayarme, si no es por los brazos de Enrico, quien me sujetó y susurró al oído, brindándome tranquilidad.    —Tranquila, no tengas miedo, déjame a mí hablar con tu padre para explicarle —pronunció en un tono de voz ronca, la cual me hizo sentir un hormigueo en todo el cuerpo.   Me quedé parada a un lado de Enrico, mientras este conversaba con mi padre.   —Buenas tardes, señor, mucho gusto, soy Enrico Colombo, el jefe de su hija —manifestó extendiendo su mano. Él se quedó viéndola como si se tratara de una alimaña venenosa, eso me hizo sentir un tanto avergonzada.   —No tengo el mínimo interés en conocerlo, solo quiero una explicación: ¿Qué hace con mi hija? Es usted un hombre hecho y derecho, en cambio Tabata es apenas una jovencita. No sé cuáles sean su
Leer más
CAPÍTULO 9. PASIÓN DESBORDADA
Con mi rodilla en el suelo, al mejor estilo romántico le pedí se casará conmigo, mientras ella me observaba con sus ojos abiertos de par en par por la sorpresa, estaba seguro de su respuesta, jamás se negaría a mi petición. Durante estas tres semanas la había aprendido a conocer, sé cuánto le encantaban esas tonterías románticas, era una chica ingenua aún creía en príncipes azules, en finales felices. Como ella me encantaba, estaba dispuesto a hacer todo eso para conquistarla. Tabata se levantó de su asiento, corrió a abrazarme. Yo me levanté del suelo, la alcé fundiéndome en un profundo beso, enseguida sentí mi pene erguirse deseoso por estar con ella, había aguantado demasiado, eran tres semanas de abstinencia intentado estar con un par de mis amantes, aunque, sus atributos no lograron ni siquiera excitarme, solo qu
Leer más
CAPÍTULO 10. ANILLO ARROJADO
CAPÍTULO 10. ANILLO ARROJADO La observaba, sin poder ocultar mi propósito con ella, estaba ardiendo de deseo, ya no quería contenerme, en un principio tenía intenciones de esperar hasta estar casados para poder disfrutar de las mieles de su cuerpo, pero la tentación había llegado a un punto del no retorno, no podía resistirme. Sin pérdida de tiempo, le solté el brasier dejando sus blanquecinos senos expuestos a mi vista, eran tan tentadores como lo habían sido la primera vez de verlos, tan igual a unas deliciosas y jugosas frutas maduras. De manera delicada y seductora, pasé la yema de mis dedos por sus aréolas, ella fijó su mirada en mí con ojos delirantes, su cuerpo temblaba, sus labios entre abiertos, a la expectativa, demostraban cuanto estaba siendo dominada por el intenso deseo sexual, me acerqué m&
Leer más